Combarro (Pontevedra)

22 05 2009

El viajero que visita Galicia no puede dejar de ver este pequeño pueblo marinero lleno de encanto perteneciente al municipio de Poio, a orillas de la ría de Pontevedra.

El conjunto histórico artístico se caracteriza por tres elementos esenciales: los hórreos, los cruceiros y las casas mariñeiras.

combarro1

Hórreo de Combarro

La peculariedad de los hórreos de Combarro es su ubicación a orillas de la mar sirviendo de despensa para los alimentos, fundamentalmente maíz y patatas.

Estas construcciones de arquitectura popular, al igual que las casas mariñeiras,  son del S. XVIII. A orillas de la playa de Padrón se alinean una treintena de hórreos que configuran la estampa marinera.

combarro2

Alineamiento de hórreos frente a la playa

En torno a la calle principal, denominada “A Rúa”, se agolpan las casas mariñeiras en las que la planta baja se destina para almacén de utensilios de pesca y agricultura, e incluso en algunas encontramos lagares donde se elabora el vino de las Rías Baixas.

Los cruceiros de Combarro tienen una peculariedad que los diferencia del resto de los cruceiros gallegos, y es que la figura de Cristo mira hacia tierra mientras que la figura de la Virgen está siempre dirigida a la mar.

cruceiro

Cruceiro combarrese

La iglesia parroquial de San Roque del S. XVIII preside el centro del casco histórico junto al cruceiro de San Roque con la imagen del santo y su perro “San Roquiño”.

No se conoce bien el origen de Combarro pero los documentos históricos atestiguan que el pueblo y la isla de Tambo fueron donados por Doña Urraca al Monasterio de Poio en el S. XII.

El Monasterio de San Juan de Poio fue fundado según la tradición en el S. VII por San Fructuoso, y en todo caso ya existía en el año 942.

Poio-San juan

Monasterio de San Juan de Poio

Por la ley de desamortización de Mendizábal el monasterio fue abandonado por los benedictinos en 1835. Actualmente es la residencia de los religiosos de la Orden de la Merced desde 1890.

En su interior destaca el Claustro de las Procesiones, del S. XVI, del maestro Mateo López.

combarro3

A orillas de la ría de Pontevedra

Galicia es tierra de marisco y en el Restaurante Combarro encontramos los manjares de la ría como nécoras, ostras, percebes, santiagüiños, camarones, centollos, cigalas o almejas, además de los pescados de la mar como el rodaballo, la merluza de pincho o el pulpo “a feira”.

Los vinos con D. O. Rías Baixas son ideales para acompañar una buena mariscada a orillas del Atlántico.

Anuncios




Montblanc (Tarragona)

4 05 2009

En el interior de la provincia de Tarragona se encuentra la villa medieval de Montblanc, capital de la comarca de la Conca de Barberà.

En la confluencia de los ríos Francolí y Anguera se creó en 1080 el primer núcleo de población denominado Duesaigües.

En 1155 Ramón Berenguer IV cede la carta puebla a Pere Berenguer de Vilafranca. Posteriormente la población se traslada a la colina del Pla de Santa Barberà para evitar inundaciones recibiendo la nueva carta puebla de Alfons I. La villa pasó a denominarse Montblanc por la inexistencia de vegetación en la colina.

 

montblanc-muralla1

Muralla de Montblanc

Entre los monumentos del conjunto histórico artístistico de Montblanc destaca el recinto amurallado del S. XIV que rodea la villa con un perímetro de 1.500 metros y una treintena de torres.

Por orden de Pere III el Cerimoniós se fortificó la ciudad a causa de la guerra con Pedro I el Cruel de Castilla.

Los portales de acceso a la villa se situaban en los puntos cardinales: Portal de Sant Jordi, el Portal de Bové, el Portal de Sant Francesc y el Portal de Sant Antoni. Las torres defensivas tienen una base rectangular, a excepcional de una de ellas que es pentagonal, la llamada Torre dels Cinc Cantons.

En la cima de la villa se alza la Iglesia de Santa María la Mayor sobre una primitiva iglesia románica. Su gran fachada gótica fue destruida durante la Guerra dels Segadors y fue restaurada en estilo barroco en el S. XVIII.

montblanc1

Iglesia de Santa María la Mayor

El interior es de una sola nave con bóveda de cañón destacando la imagen gótica de la Verge del Cor y los retablos de Sant Bernabé y Sant Bernat.

montblanc2

Detalle de la portada de Santa María la Mayor

Otros monumentos religiosos dignos de visitar son los conventos de la Mercé y Serra y las iglesias de Sant Francesc, Sant Miquel y Sant Marçal.

Las calles estrechas y tortuosas guardan viejas casonas medievales como ocurre en la Calle de los Judíos o en la Plaza Mayor, destacando la Casa Desclergue, la Casa de los Josa o el Palacio Real.

montblanc

Casa de los Josa

La Casa de los Josa, situada cerca del ábside de Santa María, es la sede actual del Museo Comarcal de la Conca de Barberà. Se comenzó a construir en el S. XIII conservándose de esa epoca dos arcadas y un arco apuntado. En sus principios formaba parte de las Escribanías Reales.

La gastronomía tradicional fusionada con la cocina contemporánea se puede degustar en El Call de Montblanc. Entre los platos destacan los “farcellets” medievales rellenos de cangrejo del río Francolí, el bacalao a la miel, la milhojas de berenjena a la tempura rellena de brandada de bacalao con trufa y miel o las brochetas de pulpo con queso y chips.

Un buen maridaje hacen los vinos de D. O. Conca de Barberà. Esta zona viticultora tradicionalmente elabora vinos blancos destinados a la elaboración de cava, a partir de las variedades Macabeu y Parellada.

Sin embargo los vinos tintos van tomando terreno elaborándose unos caldos de prestigio a partir de las variedades Ull de Llebre (Tempranillo) y Garnatxa, introduciéndose en los últimos años variedades extranjeras como el Syrah, el Cabernet Sauvignon, el Merlot o el Pinot Noir.