Ontinyent (Valencia)

27 05 2010

Al sur de la provincia de Valencia, a orillas del río Clariano, se encuentra la ciudad de Ontinyent, siendo la capital de la comarca de la Vall d’Albaida.

Aunque existen restos de poblamiento de la Edad de Bronce en su término municipal, no es hasta la época andalusí, cuando el núcleo urbano de La Vila es citado en el S. XI.

Iglesia de Santa María

En el año 1244 fue reconquistada por Jaume I e incorporada al antiguo Reino de Valencia. Sobre la mezquita islámica se levanto el templo de Santa María, destacando la Torre del Campanario, visible en varios kilómetros a la redonda.

El centro neurálgico de la ciudad es la Plaza Mayor, donde se levanta la Casa del Consell del S. XVI.

Casa del Consell o de la Sala

A finales del S. XVI se añadió a la Casa del Consell la denominada Llotgeta de Mostassaf, en la subida al barrio antiguo de La Vila.

Llotgeta de Mostasaff

Al barrio de La Vila se accede por la subida denominada Pujada del Fossaret o por el Portal de Sant Roc.

Portal de Sant Roc

Por el Portal de Sant Roc se llega al Palau de la Vila o de la Duquesa de Almodóvar, construido sobre el Alcázar islámico, siendo de estilo gótico catalán.

Portal de Sant Roc

Actualmente el Palau de la Vila está en estado de restauración, tras el abandono sufrido en los últimos años.

Palau de la Vila

La Iglesia de San Francesc es el único resto del antiguo convento franciscano, fundado en 1573.

Iglesia de Sant Francesc

El Convento de las Monjas Carmelitas se ubica en el antiguo camino de Biar, y data del S. XVI. Otros edificios religiosos de Ontinyent son la iglesia de Sant Carles Borromeu, la iglesia de Sant Miquel del Raval y la ermita de Sant Esteve.

Convento de las monjas carmelitas

El barrio de La Vila y el barrio de Sant Rafael, están separados por el cauce del río Clariano.

El puente viejo que cruza el río, denominado Pont Vell, fue construido en el S. XVI, y comunica el Raval y la Canterería.

Pont Vell

Otro puente, el Pont de Santa María, une los barrios soportando todo el tráfico rodado de la ciudad.

Pont de Santa María

A finales de agosto se celebrán las Fiestas de Moros y Cristianos, recordando los tiempos revueltos del S. XIII. Además la ciudad celebra sus fiestas patronales en honor a la Purísima.

Muchas son las rutas de senderismo que parten de Ontinyent, destacando el Camí a Bocairent, pasando por el Pou Clar, o la senda de Agullent.

La gastronomía local se basa en el arroz al horno (“cassola”), la paella negra de alcachofas y pelotas de carne, la morcilla de cebolla (“botifarra de ceba”) y como postre las “Monjàvines”.

El vino de la comarca se enmarca en la subzona Clariano, dentro de los vinos D.O. Valencia.





Tembleque (Toledo)

1 05 2010

La Villa de Tembleque se sitúa entre las últimas estribaciones de los Montes de Toledo y las llanuras de La Mancha, siendo su Plaza Mayor uno de los rincones, llenos de encanto, más fotografiados de Castilla La Mancha.

Plaza Mayor de Tembleque

De origen íbero, soportó la romanización en tierras carpetanas y la invasión musulmana, dependiendo del Castillo de Consuegra. Con la toma de Toledo por parte de Alfonso VI en 1085 pasó a ser dominio cristiano. En 1186 el rey Alfonso VIII dona la villa a la Orden de San Juan de Jerusalén.

Pórtico de la Plaza Mayor

Tras la Batalla de las Navas de Tolosa, el prior de la Orden de San Juan otorga carta puebla a Tembleque, siendo en 1509 cuando la reina Juana I de Castilla concede la condición de Villa.

Con la trashumancia y la venta de lana la villa alcanzó su esplendor, siendo de esa época la mayoría de sus monumentos que componen el casco histórico.

Puerta norte de la plaza

La Plaza Mayor de Tembleque constituye un claro ejemplo de plaza manchega, de planta cuadrada con pórtico de columnas toscanas de granito que soportan dos plantas de corredores abiertos. En los antepechos aparece la Cruz de Malta o de la Orden de San Juan de Jerusalén.

Columnas toscanas de granito

En su cara sur la entrada a la plaza está presidida por un torreón, mientras que en lado norte, rompiendo las galerías, se levanta el Ayuntamiento de estilo barroco que comenzó a construirse en 1650.

Ayuntamiento de Tembleque

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción data del S. XVI, de estilo gótico de una sola nave con cabecera ochavada, teniendo adosada dos capillas, la de la Virgen del Rosario y la de Jesús Nazareno. Su portada principal destaca por el arco carpanel, típico del gótico isabelino.

Portada de la iglesia parroquial

El Palacio de los Fernández-Alejo es denominado popularmente como Casa de las Torres, y constituye una de las últimas obras del barroco español. Es de planta cuadrada con tres pisos, con su fachada enmarcada por dos torres, destacando la rejería y sus motivos ornamentales.

Palacio de los Fernández-Alejo o Casa de las Torres

La Ermita de la Vera Cruz tiene la característica de tener una planta octogonal, siendo construida en 1792. Actualmente contiene el archivo municipal y hace sus funciones de biblioteca.

Ermita de la Vera Cruz

La Ermita de la Purísima Concepción es de una sola nave con crucero, teniendo adosada una capilla pentagonal.

Ermita de la Purísima Concepción

En el plaza de la Concepción, destaca la Picota o Rollo Jurisdiccional con forma de columna sobre graderío.

Picota o Rollo

Los dos cuerpos de estrías y columnillas están separados por una inscripción que dice “Reinando Ysavel II en nuestra restauración política. Año 1835”.

Inscripción de la Picota

En plena Plaza Mayor ese encuentra el Mesón Venta de Tiembles, donde degustar la cocina típica manchega: migas, gachas con magra, perdiz estofada o en escabeche, duelos y quebrantos, y auténtico queso manchego artesano, acompañado por los vinos con D. O. La Mancha.