Bermeo (Vizcaya)

11 10 2018

Bermeo posee una larga tradición pesquera y, durante siglos, los bermeotarras fueron famosos pescadores balleneros. Incluso a día de hoy la economía en Bermeo está fuertemente basada en la industria pesquera, lo que puede verse en el escudo de la localidad, el cual muestra un barco pescando una ballena.

Puerto de Bermeo

Bermeo se encuentra ubicado en el extremo oeste de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai, una zona protegida caracterizada por la belleza de sus paisajes naturales. La localidad de Mundaka está a tan solo 3 km al este y 8,5 km en la dirección opuesta se encuentra San Juan de Gaztelugatxe, lugar de visita obligada en el País Vasco.

Monumento a los pescadores

Es recomendable un paseo por su empinada parte antigua y, visitando el museo dedicado a las vidas de los arrantzales (pescadores vascos) situado en la Torre Ercilla.

Con el nombre de Badatoz! (ya vienen ! en euskera) encontramos el Monumento a los pescadores.

Torre Ercilla

La Torre Ercilla es una de las 30 torres que defendían Bermeo en la Edad Media y la única torre que queda en pie. Está situada estratégicamente sobre el puerto viejo y fue construida a finales del siglo XV. Es una casa-torre, el hogar de los Ercilla. De este linaje son famosos Fortún García de Ercilla y Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor de La Araucana. 

Puerta de San Juan

En el siglo XIV, época de mayor esplendor de Bermeo, la villa se amuralló para su defensa, contando con siete puertas de las que solo se conserva la de San Juan. 

Casco viejo

La exitosa carrera de la trainera de Urdaibai (en la que compiten habitantes de Elantxobe, Mundaka y Bermeo) o el ballenero Aita Guria forman parte de los espacios que atestiguan que Bermeo fue uno de los puertos más importantes de Euskadi.

Casas del puerto de Bermeo

Fundada en 1236, la villa ostentó el título de “Cabeza de Vizcaya” desde el año 1476 hasta 1602, siendo la principal población del Señorío de Vizcaya.

Es por ello por lo que Bermeo gozó de ciertos privilegios y por lo que gozaba de mayor relevancia frente al resto de villas en las Juntas Generales de Vizcaya. A esto cabe añadirle las juras que los reyes realizaban en la iglesia de Santa Eufemia cada vez que visitaban la provincia.

Paseo del Puerto

El Parque Lamera se encuentra situado al lado del agua, junto al Paseo del Puerto (“Kai Bidea” en euskera) y fue utilizado como zona de anclaje para barcos. Actualmente, se puede visitar un antiguo barco ballenero.

Casco viejo

Las luchas de los banderizos vizcaínos turbaron la vida de Bermeo durante el siglo XV y juntamente con los incendios que había sufrido en siglos anteriores arruinaron Bermeo e hicieron que su población disminuyera continuamente. Por otra parte, la fundación de la villa de Bilbao en el año 1300 contribuyó notablemente a la decadencia de Bermeo.

Más adelante, nuevos incendios, uno de ellos el del año 1504, afectando a toda la villa, asestaron buenos golpes de desdicha y desolación, haciendo peligrar incluso su propia supervivencia.

Iglesia de Santa María de la Asunción

A pesar de los padecimientos sufridos, Bermeo, durante el siglo XVI, mantuvo su prestigio, de lo que dan fe, por ejemplo, la ratificación de las Ordenanzas de la Cofradía de Pescadores el 7 de abril de 1527.

Casas del puerto bermeotarra

La Iglesia de Santa María de la Asunción fue terminada en 1858 por el arquitecto Silvestre Pérez. Sustituyó a la iglesia que se encontraba en ese mismo lugar con anterioridad, conocida como Iglesia de Santa María de la Tala.

La Iglesia de Santa María de la Asunción es uno de los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica en el País Vasco. La forma triangular de su fachada principal así como sus columnas hacen que esta iglesia sea única.

Panorámica del puerto de Bermeo

Frente a la Iglesia de Santa María de la Asunción, se encuentra  el Ayuntamiento, construido en 1732 en estilo neoclásico. El tercer piso fue añadido al edificio en 1928, siendo éste en estilo ecléctico, una mezcla de monumentalismo barroco y arquitectura rústica vasca.

Otro elemento a destacar del edificio es su interesante reloj solar situado en la esquina que une las fachadas este y sur.

Puerto Viejo

Entre los platos típicos de la gastronomía local destacan el cogote de merluza a la brasa, el bacalao a la vizcaína, la ventresca de bonito o marmitako.

Los vinos D. O. Bizkaiko Txacolina son ideales para estos platos típicos marineros de Bermeo.

Anuncios




Alhama de Granada (Granada)

19 08 2018

Alhama de Granada es conocida por sus baños termales árabes asentados sobre restos de los baños romanos, de los que procede su propio nombre, al-Hama, (“el baño”) y que darían lugar al actual Balneario, y por sus imponentes Tajos y barrancos situados dentro del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Alhama de Granada

El casco histórico está repleto de monumentos civiles y religiosos. Entre los religiosos destacan la iglesia de la Encarnación, la iglesia del Carmen y los restos del contiguo Convento de Carmelitas, el Convento de San Diego y la iglesia de las Angustias. 

Iglesia de la Encarnación

La Iglesia Mayor de la Encarnación, es una iglesia gótico-renacentista, levantada por orden de los Reyes Católicos en 1505 sobre la Mezquita Mayor, siendo la primera iglesia cristiana consagrada en el antiguo reino de Granada, tras su toma por los cristianos. Su portada es obra de Enrique Egas.

Torre de la Iglesia Mayor de la Encarnación

En el centro de la población se levanta el Castillo, de origen árabe y reconstruido a principios del siglo XX sobre lo que fuera la Alcazaba.

Castillo de Alhama de Granada

Junto a la Iglesia Mayor de la Encarnación, se localiza la Casa de la Inquisición, de estilo gótico isabelino, que solo conserva original la bella fachada.

Calle Baja Iglesia

Otros monumentos civiles son el Hospital de la Reina, renacentista, primer hospital de sangre, y edificado sobre la que fuera casa del cadí de Alhama; la fuente conocida como Caño Wamba, erigida en 1533, de estilo renacentista, y el Granero Comunal o Pósito, que fue construido sobre la sinagoga existente a la conquista.

Casa de la Inquisición

La evolución de Alhama comienza a partir del asentamiento romano ubicado en la zona del Balneario. Algunos historiadores consideran que pudo ser la ciudad que Plinio el Viejo denominó como Artigi, aunque no existe certeza sobre ello, quedan restos romanos de algunas “Villae” (Casas de campo).

De esta época datan las termas, que posteriormente reutilizadas por los árabes; y también, el denominado puente romano, y un trozo de antigua calzada.

Arco de la Iglesia Mayor

Desde finales del siglo IX tenemos ya constancia de la actual Alhama. En esta época la población se ubica ya en la loma que domina los tajos del río que protegen su flanco este. Se fortifican los lados más vulnerables y se erige la antigua alcazaba, hoy desaparecida. Alhama alcanzó su máxima trascendencia histórica durante el periodo de plaza fuerte del reino nazarí de Granada.

Vista de Alhama de Granada

Su toma por los ejércitos de los soberanos de la Corona de Castilla el 28 de febrero de 1482, en represalia por la toma nazarí de Zahara de la Sierra (Cádiz) en 1481, significó el inicio de la Guerra de Granada.

Durante la guerra, ya en manos castellanas, Alhama sufrió varios sitios por parte de las fuerzas nazaríes, todos sin éxito. Durante el tercero, entre 1484 y 1485, el alcaide de Alhama, Íñigo López de Mendoza y Quiñones, ordenó el uso de papel moneda.

Fuente de los Reyes Católicos

Tras la conquista cristiana por el Marqués de Cádiz, Rodrigo Ponce de León y Núñez, la plaza conservó su importancia estratégica y económica. En 1486 los Reyes Católicos nombraron a Hernán Pérez del Pulgar, por medio de una Real Cédula, Capitán General de Alhama, en premio a su valor al protagonizar una arriesgada operación en 1482 en la que logra eludir el cerco y llegar hasta Antequera para pedir auxilio, evitando la pérdida de Alhama, estratégicamente situada en el centro del antiguo Reino Nazarí.

Vista de Alhama de Granada

La “olla jameña” es el plato típico por excelencia y es debido a la calidad de sus legumbres entre las que destacan los garbanzos y las lentejas, junto a esto, los embutidos derivados del cerco, así como el choto, el cordero, el queso el vino y su variadísima repostería son ejemplo de su rica gastronomía.

Los vinos con D. O. Granada, acompañan a los platos típicos de esta bella localidad granadina.





Orbaneja del Castillo (Burgos)

22 07 2018

Orbaneja del Castillo está situada en el Valle de Sedano, nos descubre la belleza de sus calles y el precioso entorno natural que dibuja el Cañón del río Ebro, siendo declarada Conjunto Histórico Artístico.

Orbaneja del Castillo

Las aguas del arroyo que brota de la cercana Cueva del Agua recorre las calles del pueblo, antes de precipitarse en una cascada de gran belleza.

Las casas montañesas se abren a las escalonadas calles que aprovechan las terrazas tobáceas.

Cascada de Orbaneja del Castillo

Sus cristalinas aguas brotan en la base de la Cueva del Agua, caverna que se abre en el cantil rocoso que divide el pueblo en dos barriadas, la Villa y la Puebla.

Cascada de Orbaneja del Castillo

La Cueva del Agua forma parte del Complejo kárstico de Orbaneja, tienen su salida natural las aguas subterráneas provenientes de un enorme acuífero situado en el subsuelo del Páramo de Bricia. 

Casa montañesa

Antiguamente el caudal de la Cueva del Agua movía las piedras de unos cinco molinos harineros distribuidos a la vera de la cueva, de los que todavía hoy se conservan restos. Sus aguas se precipitan unos 20 metros hacia el Ebro deshaciéndose en espuma sobre Pozas de aguas cristalinas.

Poza 

Las casas montañesas poseen elegantes solanas de madera que se asoman a las viejas y estrechas calles del pueblo. Las casas apiñadas muestran los balcones suspendidos en el aire.

Casa montañesa

En Orbaneja del Castillo convivieron durante siglos mozárabes, cristianos y judíos, siendo famosa la aljama de estos últimos. Este lugar fue elegido por los Caballeros Templarios para levantar el Convento y Hospital de San Albín, encargado de ofrecer albergue y protección a los peregrinos del Camino de Santiago.

Estructuras calcáreas

La margen derecha del río Ebro aparece coronada por un descomunal conjunto de estructuras calcáreas naturales, frente a la población de Orbaneja del Castillo.

Conjunto natural calcáreo

Ese aspecto de las estructuras calcáreas rocosas en lo alto del cañón del río Ebro, recuerdan a un castillo en ruinas, que la imaginación ha perpetuado en el nombre del pueblo.

Cascada de Orbaneja del Castillo

En las Eras de Orbaneja del Castillo encontramos las chozas de piedra, de planta circular o cuadrada, que servían de granero y lugar de abrigo en caso de lluvia.

Orbaneja del Castillo

Entre sus edificios destacan la Casa Fuerte, la Casa de los Canes y la Casa de los Pobres, antiguo hospital en el siglo XVI.

Poza

La gastronomía de Orbaneja del Castillo es típicamente burgalesa: Lechazo, queso fresco y morcilla de Burgos.

Los vinos D. O. Ribera de Duero son imprescindibles en esta tierra al norte de Burgos.





Casu (Asturias)

19 06 2018

Sus primeras huellas se encuentran en la Edad del Bronce, que ha dejado restos, pero no de túmulos que sí se encontraron en otros tramos del río Nalón, aquí aparece como una de sus pocas huellas, un hacha de talón de una sola anilla.

Camino de los Arrudos

De la cultura castreña, hay unos restos de un poblado que es Sobrescobio, aunque existieron otros emplazamientos. Tampoco se puede descartar la ocupación en el periodo romano, ya que es una zona atravesada por una vía romana que cruzaba toda esta región por el puerto de Tarna, pero no tenemos restos de esta época aunque se cree que estuvo muy romanizada.

Parque Natural de Redes

En su término municipal se encuentra el Parque Natural de Redes. Fue declarado como tal en 1996 con la finalidad de proteger sus valores naturales y paisajísticos, así como al objeto de mejorar la calidad de vida de su población mediante la adopción de medidas de dinamización y desarrollo económico, dirigidas especialmente al mantenimiento de las formas de vida tradicionales.

Cascada de los Arrudos

La erosión de los ríos forma, cuando atraviesan sustratos menos resistentes como areniscas y pizarras, valles abiertos y zonas de vega (llanuras aluviales de gran importancia para la agricultura), como las que encontramos en el río Nalón entre los pueblos de Bezanes y Soto de Casu. Al atravesar calizas y cuarcitas, los ríos excavan estrechos y misteriosos desfiladeros como el de Los Arrudos o el del Alba.

Puente Romano

Entre el espesor del bosque encontramos algunas construcciones como el llamado Puente Romano, aunque en realidad es medieval.

Puente Romano

Lo más llamativo de la zona son las formaciones boscosas. Ocupan casi el 40% del territorio. Un 33% (12.663 ha.), es ocupado por bosques maduros, bien conservados, densos y escasamente fragmentados, lo que hace de Redes un lugar casi único. 

Embalse en Redes

Entre los árboles encontramos hayas, carbayos, arces, fresnos, alisos, robles o abedules. Las formaciones arbustivas son buenas indicadoras de la recuperación de zonas potencialmente boscosas en las que se han abandonado usos anteriores.

Entre las más ricas aparecen aquellas que están en zonas que corresponderían a bosques de hayas y robles y las que forman árboles como el avellano, varias especies del género Rosa sp., endrinos (Prunus spinosa), mostajos, escuernacabras (Rhamnus alpina) y agracejo (Berberis vulgaris supsp. cantabrica).

Los Arrudos

Redes es un enclave en el que habitan la mayoría de las especies propias de la Cordillera Cantábrica. Las condiciones geológicas, climáticas y biológicas de este lugar, y el buen estado de conservación de sus hábitats favorecen la presencia de una elevada diversidad faunística. Se encuentran 130 especies de aves, 50 de mamíferos, 10 de anfibios, 13 de reptiles, y 4 de peces, además de numerosos invertebrados.

Caleao

Dentro del grupo de los mamíferos, habitan en Redes cuatro especies protegidas: el oso pardo, la nutria, y dos especies de quirópteros, el murciélago de cueva y el murciélago de Geoffroy.

Entre las aves, es de gran interés la presencia de urogallo cantábrico (Tetrao urogallus), especie “en peligro de extinción” que habita en los extensos hayedos del Parque. 

Camino de los Arrudos

Entre los anfibios destaca la rana verde o rana común (Rana perezi), considerada como especie vulnerable. Es una rana estrictamente acuática que vive en todo tipo de cuerpos de agua, aunque casi siempre busca ambientes permanentes. 

Iglesia de Santa María

Además de gran variedad de culebras, como la lisa (Coronella girondica), la europea (Coronella austriaca) y la de collar o de agua (Natrix natrix), en esta zona caben destacar dos lacértidos, por ser endemismos ibéricos: lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) y la lagartija serrana (Lacerta monticola). Los machos del primero son muy llamativos en época de celo por el color azul fuerte de su cabeza.

Parque Natural de Redes

El producto más conocido del concejo es el queso Casín, es uno de los más antiguamente documentados en Asturias, ya que hay documentos del siglo XIII que lo mencionan. De elaboración compleja y prolongada, se hace a partir de leche de vaca. Es un queso con un gran contenido graso, mínimo del 55%, de gusto fuerte y picante. Presenta un color amarillo cremoso, con tonalidades blanquecinas y sin corteza.

Buen maridaje con una buena sidra del valle del Nalón.





Valdeverdeja (Toledo)

17 04 2018

Rodeada por el río Tajo, el término municipal de Valdeverdeja (Toledo) limita con la provincia de Cáceres (Extremadura), entre dehesas de encinas y campos de olivares.

Plaza de España

La Plaza de España es el centro neurálgico de la población. La Casa Consistorial es  un gran edificio de granito con soportales apoyados en columnas toscanas.

Calvario

En la parte más elevada de la población se levanta la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados (Siglo XVIII) a la que se accede a través de un precioso calvario de cruces de granito.

Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

Desde lo alto de la ermita se divisa la Sierra de las Villuercas y la comarca de los Ibores, con el Tajo de frontera entre Cáceres y Toledo.

Vista desde la ermita

La población se sitúa en el Valle del Tajo, entre canchales de granito, discurriendo el río Tajo encajonado, y a la vista de varios molinos de agua en desuso.

Cruces de granito

La Iglesia de San Blas del Siglo XVI, ampliada en el Siglo XVIII, destaca por la altura de las bóvedas y las cúpulas. De planta basilical, tiene una longitud de 50 metros, estando apilastrada con doble capitel.

Iglesia de San Blas

Se cubre con bóveda de cañón rebajada con lunetos. Posee un amplio crucero con cuatro arcos torales sobre los que descansa una espléndida cúpula de media naranja con pechinas con cuatro tondos en lienzo representando a los evangelistas.

El presbiterio con cúpula de medio cañón con lunetos y cabecero de nicho curvo es donde se aloja el altar mayor dedicado al titular de la parroquia y la magnífica talla de la Virgen del Rosario.

Interior de la Iglesia de San Blas

La fábrica es, en su mayor parte, de sillares graníticos. En el mobiliario litúrgico, destaca el púlpito hexagonal que apoya sobre una columna de remate gallonado, labrado todo en granito local y las dos pilas benditeras gallonadas también en granito verdejo. 

Casa del Arco

La flora es la típica de la región mediterránea, destacando especies silvestres como la encina, la retama, el tomillo, el cantueso, los chopos o los acebuches.

La encina es el árbol más abundante y característico de nuestras dehesas, son muchos los ejemplares centenarios y encontraremos en nuestros recorridos una gran mayoría de ellas de porte elevado.

Paisaje de Valdeverdeja

La menestra de cardillos. el potaje, la caldereta de cordero o el pollo de campo en pepitoria, son algunos de los platos gastronómicos de la villa.

Los platos pueden acompañarse con los vinos de pago toledanos de Dominio de Valdepusa.





Setenil de las Bodegas (Cádiz)

23 03 2018

Uno de los pueblos blancos más bellos de Cádiz es Setenil de las Bodegas, cuyo casco histórico se encuentra incrustado en el tajo del río Guadalporcún.

Setenil de las Bodegas

La toma de Setenil durante la Reconquista fue fundamental para la corona castellana en su avance hacia Granada. Desde los tiempos de Juan II de Castilla hasta el reinado de los Reyes Católicos, se produjeron siete sitios (de ahí el nombre de la ciudad, “Septem Nihil”), siendo el último, el de 21 de septiembre de 1484, el que condujo a la victoria definitiva.

Setenil de las Bodegas

En la parte baja de la villa, los vecinos aprovecharon el tajo creado en la roca por el río Guadalporcún para construir sus casas.

Se trata de un excepcional ejemplo de un tipo de vivienda denominado “abrigo bajo rocas” que, a diferencia de otras construcciones semitroglodíticas desarrolladas en Andalucía, no excava la roca, sino que se limita a cerrar la pared rocosa y desarrolla la vivienda de forma longitudinal.

Calle Cuevas del Sol

El Castillo de Setenil es una fortaleza nazarí (siglo XIII) que cuenta con Alcázar, Torre del Homenaje, Medina, Baños, Mezquita y Coracha-Mina.

La fortaleza posee toda su cerca con 530 m. de muralla y sus cerca de 40 torres, siendo una de las pocas fortalezas nazaríes que conservan todo su entramado urbano medieval.

Cuevas a la Sombra

Cerca del castillo y dominando la población, se levanta la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, de  estilo mudéjar y gótico (Siglo XV – Siglo XVII).

Castillo e Iglesia de la Encarnación

La Ermita de San Benito (Siglos XV – XVI), edificada sobre una mezquita del arrabal moro, cercana a una fuente. En 1502 tuvo varios pleitos con vecinos de la villa que pretendían quedarse con las fincas que le correspondieron en el repartimiento de los Reyes Católicos.

Es la sede de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad.

Casco histórico

La Antigua Casa Consistorial, antiguamente Torre Albarrana de acceso a la Fortaleza, Casa de la Harina y Casa Consistorial actual, siendo la sede de la Oficina de Turismo.

Calle del casco histórico

Entre todas las fiestas del pueblo de Setenil destaca la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía, que goza de gran arraigo popular y tradición cultural y en la que es singular la rivalidad entre las dos hermandades, la Santa Vera Cruz (los blancos) y Nuestro Padre Jesús (los negros), rivalidad que se tradujo en la llamada “guerra de las bandas”.

Calle Cuevas a la Sombra

Otra fiesta destacable es la Romería de San Isidro que se celebra en mayo en el Puerto del Monte donde las familias pasan el fin de semana, así como la Feria de Agosto.

Casco histórico

Recomendables los dos miradores panorámicos, el Mirador de la Villa (en la plaza de la iglesia) y el Mirador de Lizón (en la Torre del Homenaje).

Setenil de las Bodegas 

Desde Setenil de las Bodegas parten numerosas rutas de senderismo, siendo las más conocidas, la Ruta de los Molinos, la Ruta de los Bandoleros, la Ruta de la Cañada de Málaga o la Ruta del río Trejo.

Setenil de las Bodegas

Los productos típicos de gastronomía son las “sopas cortijeras” (pan, espárragos, aceite de oliva y huevo escalfado), el atún encebollado, las batatas con miel, el conejo a la serrana, o el revuelto de espárragos.

Para acompañar los platos, dejarse asesorar por los vinos de la tierra, y que se guardan en las bodegas de las casas cueva de la localidad.





Plasencia (Cáceres)

26 02 2018

Plasencia está a la entrada del Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres. Fue fundada como ciudad por el rey Alfonso VIII de Castilla en 1186. Su establecimiento en el lugar se debía a razones de estrategia militar propias de la Reconquista, pues cerca de la ciudad se hallaban las fronteras castellanas con el reino de León al oeste y con los musulmanes al sur.

Catedral Nueva de Plasencia

El conjunto histórico de la ciudad está declarado bien de interés cultural desde 1958, y en distintos momentos han sido incluidos a título individual en la lista de bienes de interés cultural tres monumentos placentinos: la catedral de Santa María, el palacio Carvajal-Girón y el palacio de Mirabel.

Catedral Nueva

Plasencia es la sede de la diócesis del mismo nombre y en el entramado urbano placentino existen dos catedrales: la catedral vieja y la catedral nueva. La primera fue construida entre los siglos XIII y XIV, de estilo románico y con arquitectos como Juan Francés, destacando en la misma su sala capitular.

La nueva, proyectada a finales de siglo XV y dirigida por arquitectos como Juan de Álava, Francisco de Colonia, Covarrubias, Diego de Siloé y Rodrigo Gil de Hontañón, pretendía en su origen sustituir a la catedral vieja pero por diversos problemas las obras se pararon en 1760. De esta catedral nueva destacan el coro de Rodrigo Alemán y el retablo mayor de Gregorio Fernández.

Catedral Vieja de Santa María

La catedral de Santa María es un templo católico de la ciudad española de Plasencia. Constituye una de las dos edificaciones que componen la catedral de Plasencia.

Comúnmente conocida como catedral antigua de Plasencia, actual Museo Catedralicio de Plasencia, es un edificio que supone un ejemplo interesante de transición del románico al gótico y constituye una de las edificaciones más notables de la localidad. Su construcción comenzó a principios del siglo XIII y las últimas aportaciones protogóticas se dieron en el siglo XV.

Catedral Vieja de Santa María

La portada principal es ejemplo depurado del románico, con arcos de medio punto con las clásicas arquivoltas sobre las cuales, en sencilla hornacina, se contempla un grupo escultórico tallado en piedra de la Anunciación de Nuestra Señora, que aparece también sobre el esplendido rosetón en una pequeña imagen y ante ella un ángel orante.

Actualmente también se puede acceder a través de la llamada puerta del oeste, mal llamada del perdón, que más bien correspondería con la desaparecida del transepto norte y que dataría de principios del siglo XIII.

Muralla urbana de Plasencia

La Catedral Nueva se empezó a construir en el año 1498 y finalizó en el año 1578, en el que las obras sufrieron una paralización. Más tarde fueron retomadas durante el siglo XVIII, quedando finalmente inacabada.

Intervinieron en su construcción varios arquitectos considerados como los mejores de su tiempo, como Juan de Álava, Francisco de Colonia o Enrique Egas, que se encargó de realizar los primeros planos de la futura catedral. También dejaron su huella otros arquitectos como Alonso de Covarrubias, Pedro de Ezquerra, Pedro de Ibarra, Rodrigo Gil de Hontañón y Diego de Siloé.

Puerta de Trujillo o Puerta de la Salud

La muralla de Plasencia protege el casco antiguo desde la época fundación de la ciudad, permitiendo el paso a dicho casco antiguo sólo a través de sus puertas: puerta de Trujillo, puerta de Coria, puerta de Berrozanas, puerta del Sol, puerta de Talavera, puerta del Clavero y postigo del Salvador.

Puerta del Sol

Por la Puerta de Berrozanas se accedía desde el barrio de San Julián, en las afueras de Plasencia, al barrio nobiliario de San Martín, comunicando pues la zona en la que residían los nobles placentinos y la cercana judería con el cementerio judío y el Puente de San Lázaro.

Puerta de Berrozanas

Dentro de la diócesis, el municipio cuenta con trece iglesias parroquiales, de las cuales en la ciudad hay once: Cristo Resucitado, El Salvador, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora del Pilar, San Esteban, San José, San Miguel Arcángel, San Pedro, Santa Elena, Santa María de la Esperanza y San Nicolás el Real.

A estas once hay que sumarles la iglesia de San Gil, en la localidad del mismo nombre y la iglesia de Nuestra Señora del Puerto en Pradochano.

Iglesia de San Nicolás el Real

A las iglesias y ermitas hay que añadir conventos como los de las Claras, las Dominicas, los Dominicos, San Vicente de Padres Dominicos, las Capuchinas, las Ildefonsas, las Carmelitas y los Franciscanos. El convento de los Dominicos destaca por albergar el Parador Nacional de Plasencia.

Iglesia de San Nicolás el Real

Como resultado de haber sido habitada en el pasado por diversas familias nobles, la ciudad conserva una importante cantidad de palacios y casas señoriales. De entre los palacios destacan el palacio del Marqués de Mirabel, el palacio municipal, el palacio de Monroy o casa de las Dos Torres, el palacio Almaraz, el palacio Carvajal-Girón y el palacio episcopal.

Las principales casas señoriales son la casa del Deán con su anexa casa del doctor Trujillo, la casa de las Infantas y la casa de las Argollas.

Convento de Santa Clara

El acueducto medieval de Plasencia fue construido en el siglo XVI sustituyendo a otra obra del siglo XII. Traía agua a la ciudad desde Cabezabellosa y El Torno. Se conservan 55 arcos, la mayoría de ellos en el barrio de San Antón, a los cuales se les conoce como arcos de San Antón. Otros arcos permanecen en pie en un merendero junto al hospital.

Casa del Doctor o de Arcediano de Trujillo

Una de las vías públicas más destacadas de la ciudad es la plaza Mayor. En ella se sitúa la casa consistorial de Plasencia y el autómata conocido popularmente como el Abuelo Mayorga.

Casa Consistorial

Otro lugar destacable es la plaza de la Cruz Dorada, cercana al río Jerte y enmarcada por el ábside de la Merced y el convento de San Francisco. En el centro de la plaza se halla un crucero que le da su nombre. Plasencia cuenta con su propia judería.

Casa de los Deán

Entre los platos típicos de la gastronomía local encontramos las patatas en escabeche, las judías verdes al estilo de Plasencia, el revuelto de criadillas, el lagarto en salsa verde y perejil, las sopas canas o el zorongollo.

Los vinos locales placentinos, acompañan bien a la gastronomía local, siendo muy típico el vino de pitarra.