Biar (Alicante)

31 12 2017

En las estribaciones de la Sierra Mariola se encuentra la villa alicantina de Biar, en plena comarca del Alto Vinalopó, destacando su imponente castillo de origen musulmán.

1.Biar (Alicante)

Biar

Asignado este lugar fronterizo a la Corona de Aragón por el tratado de Almizra de marzo de 1244, la fecha que algunos consideran como de su rendición es la de 1245, mientras que otros la retrasan al 1253.

Fue la última ciudad del antiguo Reino de Valencia que sitió Jaime I, acampando ante sus puertas durante cinco meses antes de que la ciudad se rindiera con buenas condiciones.

2.Biar (Alicante) - Castillo

Castillo de Biar

El castillo fue construido en piedra mediante mampostería y tapial, que se utilizó para la torre del homenaje.

El edificio está compuesto por dos partes. Por un lado, un recinto con cuatro torres semicirculares en las esquinas del mismo, y por el otro, un espacio con cuatro estructuras cúbicas y la Torre del Homenaje.

3.Castillo de Biar

Castillo de Biar

La Torre del Homenaje con 17 metros de altura (Siglo XII) es la parte más destacada del conjunto arquitectónico. Su planta es de forma cuadrangular y consta de tres pisos, adquiriendo estos una enorme importancia.

En la planta inferior se utiliza la denominada vuelta de cañón y en el resto de los niveles, segundo y tercero, se utiliza la bóveda nervada almohade que, junto a las del vecino castillo de Villena, son unas de las más antiguas de España.

4.Biar - Iglesia

Iglesia de la Asunción

La Iglesia de la Asunción es un edificio religioso construido entre el siglo XV y el XVI de estilo gótico tardío, y sobre todo renacentista que fue ampliado con la Capilla de la Comunión y el presbiterio a finales del siglo XVII en estilo barroco.

5.Biar (Alicante) - Ayuntamiento

Casa Consistorial

El Ayuntamiento o Casa Consistorial, de estilo neoclásico contemporáneo, data del año 1793 y sus planos fueron obra del arquitecto Vicente Gascó i Massot.

6.Biar (Alicante) - Arco de Jesús o de Castilla

Puerta de Castilla o Arco de Jesús

De las cinco puertas medievales de la ciudad amurallada se conservan la Puerta de Castilla o Arco de Jesús y la Puerta de Xàtiva o Arco de San Roque.

7.Biar (Alicante) - Arco de San Roque o de Xàtiva

Puerta de Xàtiva o Arco de San Roque

Del Siglo XV es el Acueducto Ojival que fue utilizado para proveer de agua a la ciudad durante la Edad Media.

9.Biar (Alicante) - Acueducto Ojival

Acueducto Ojival

Las estrechas calles del casco histórico se encaraman hacía el castillo, a través de empinadas cuestas o escalones de múltiples peldaños, que tanto caracterizan a la villa medieval.

8.Carrer de Biar

Calle típica de Biar

Múltiples son las ermitas de su término municipal, como las de San Roque, de la Virgen de Loreto, de Santa Lucía o de San Ramón, destacando la de los Santos de la Piedra, mandada construir por Jaime I el Conquistador en el Siglo XIII.

10.Castillo de Biar (Alicante)

Castillo de Biar

Las Fiestas de Moros y Cristianos se celebran del 10 al 13 de mayo de cada año, siendo una de las más antiguas del Levante valenciano y están dedicadas a la patrona, la Virgen de Gracia.

11.Vista de Biar desde el castillo

Iglesia de la Asunción

Los platos gastronómicos más típicos son el arroz con conejo, los gazpachos y la típica “olleta d’arrós”. En repostería, destacan las pastas como las coquetes, los almendros, rollos de vino y las rosquillas de anís, llamadas también “rollets de la Mahoma”.

Los vinos con D. O. Alicante de la zona son los adecuados para esta rica gastronomía.

Anuncios




Pujerra (Málaga)

26 11 2017

La localidad de Pujerra se encuentra en el Valle del Alto Genal, formando parte de la amplia Serranía de Ronda, en la provincia andaluza de Málaga.

Vista de Pujerra

Entre el manto del inmenso bosque de castaños de la comarca, emergen los pequeños pueblos blancos del Alto Genal, como Cartajima, Igualeja, Júzcar, Parauta, Alpendeire, y Pujerra.

Bosque de Cobre

Durante el otoño el paisaje es espectacular, ya que con la caída de las hojas de los castaños, los árboles muestran tonos amarillos, rojos, naranjas y ocres, por lo que el inmenso bosque se le conoce como el “Bosque de Cobre”.

Camino del Bosque de Cobre

La mejor época para visitar este paisaje otoñal es durante el mes de noviembre, cuando el bosque con su suelo cubierto de castañas, manifiesta la belleza otoñal.

Bosque de Cobre

El Bosque de Cobre es de una gran riqueza forestal de considerable importancia ecológica, cultural y económica de la Serranía de Ronda.

Castañas

Con el fin de la recogida de la castaña, en noviembre, se celebran los populares “tostones”, donde se asan castañas acompañándolas con anís, licores y aguardientes del valle del Alto Genal.

Castañar de Pujerra

Muchas de las zonas del Bosque de Cobre están acotadas por sus dueños, pero gracias a la importante red de caminos y sendas que comunican los pequeños pueblos, el viajero puede disfrutar del paisaje otoñal, siendo una de las zonas más bonitas, la senda que bordea el río Genal entre Pujerra e Igualeja.

Castaño

Según una antigua tradición, en Pujerra nació el rey visigodo Wamba, sucesor del rey Recesvinto, reinando entre el 672 y el 680, siendo el último rey que dio esplendor a los godos.

Ruta entre Pujerra e Igualeja

Las calles tortuosas y estrechas de Pujerra, evidencian su origen morisco. Entre sus calles encontramos la Iglesia del Espíritu Santo, la Ermita de San Antonio y el monumento al rey Wamba.

Tras la expulsión de los árabes en 1501, el valle fue repoblado por cristianos, entrando en una fase de depresión, hasta el Siglo XVIII con la explotación mineral, la fábrica de aguardiente y los molinos harineros y de aceite.

Iglesia del Espíritu Santo

Por su heroica participación en la Guerra de la Independencia contra los franceses, Pujerra consigue su carta de villazgo de manos del rey Fernando VII. 

Todavía se oye una coplilla de la época que dice así: “Napoleón, Napoleón, conquistaste a toda España, pero no pudiste entrar en la tierra de las castañas”.

Castaño centenario

Entre los platos de la gastronomía local destacan el gazpacho caliente (durante los meses fríos), la olla pujerreña y los guisos con tagarninas, collejas, hinojos o espárragos trigueros.  De postre: los roscos caseros y los tostones.

Los vinos de la D.O. Sierra de Málaga acompañan estos platos, con sus tintos y sus vinos dulces para los postres.





Pals (Girona)

21 10 2017

En la comarca del Baix Empordà, a los pies del macizo de Begur, se encuentra la preciosa villa medieval de Pals, rodeada de sus murallas y con sus laberínticas calles repletas de edificios góticos.

Vista de Pals

Dominando la villa de Pals, se alza la esbelta torre románica (Siglos X – XI) denominada “Torre de les Hores” de 15 metros de altura, encontrando alrededor de la base varias tumbas visigóticas.

Torre de les Hores

Cerca de la Torre de les Hores se encuentra el mirador de Josep Pla, en honor al escritor de Palafrugell, desde donde se divisa el paisaje ampurdanés y el Mediterráneo con las Islas Medas, que tantas referencias tienen en la obra del escritor catalán.

Vila de Pals

En la Casa de la Cultura Ca la Pruna, casa fortificada del S. XV, se encuentra el Museo de Arqueología Submarina junto a una exposición amplia de vinos y cavas de Girona.

Carrer Major

Del castillo del S. IX, sólo quedan restos, ya que sus piedras se utilizaron para construir la iglesia en el siglo XV, quedando solamente la Torre del Homenaje y algunas dependencias reconvertidas en casa privada.

Casa de la Vila

De la muralla quedan cuatro torres de planta rectangular, cubiertas por bóveda de cañón o por arcos apuntados, algunas de las cuales dan acceso a la zona de extramuros.

Castillo de Pals

En la Plaça Major se encuentra el arco gótico que da salida al recinto amurallado y la actual ayuntamiento, la Casa de la Vila.

Torre de les Hores

La iglesia de Sant Pere data del S. X, con posteriores modificaciones, de hay que podamos encontrar una base románica, un ábside gótico y una portada y campanario barroco del S. XVIII.

Iglesia de Sant Pere

En la gastronomía de Pals no puede faltar el plato estrella, el “arroz de Pals a la cazuela”, sin olvidar la gamba roja de Palamós, la butifarra dulce o las manitas de cerdo con gambas.

Los vinos con D.O. Empordà acompañan perfectamente a los platos de la gastronomía de mar y montaña de Pals.





Cervatos (Cantabria)

19 09 2017

En el municipio de Campoo de Enmedio (Cantabria) se encuentra la pequeña localidad de Cervatos, famosa por su Colegiata de San Pedro, rica en canecillos y capiteles de “arte románico erótico”.

Colegiata de San Pedro de Cervatos

Se supone que a finales del Siglo IX, los reyes asturianos en su expansión hacia las tierras altocampurrianas, levantarán un primer cenobio en este lugar próximo al paso natural de Pozazal, camino de tierras palentinas.

Canecillos de San Pedro

Los canecillos se caracterizan por su carácter iconográfico erótico y pecaminoso, lo que dan el nombre a la Colegiata de la “Catedral del Románico Erótico”.

Canecillo erótico

En Cervatos no solamente hay canecillos eróticos, sino también mascarones grotescos, danzarinas, músicos o momstruos, aunque lo más llamativo es la proliferación de representaciones lujuriosas.

Capiteles eróticos

Tanto en los canecillos, como en algunos capiteles,  hay representaciones sexuales, como coitos, figuras desnudas mostrando sus genitales, posturas sexuales, falos en erección, etc.

Ábside de San Pedro

El conjunto supone un carnaval en la piedra del Siglo XII, lleno de vida, de libertad absoluta según la mayoría de autores, mientras que otros ven en esta representación el “pecado de la carne”. 

Canecillos del ábside

En el lado meridional se abre la portada principal, destacando el tímpano, abrazado por seis arquivoltas de columnas rematadas por capiteles figurados.

El tímpano, a modo de celosía, es de gran belleza con motivo vegetales, mientras que el dintel sobresale por la representación de parejas de leones enfrentados.

Portada meridional

El interior destaca por su impresionante ábside con una preciosa galería de arcos de medio punto, con preciosos capiteles donde reposan los arquillos ciegos.

La capilla bautismal y la sacristía, son de finales del Siglo XIII, con bóvedas de cañón apuntadas.

Interior del ábside

La torre campanario, de tres tramos, destaca por el tramo ciego y el tercero con campanas, siendo los últimos más tardíos del Siglo XIII.

En el interior sobresalen tallas barrocas, como una Inmaculada y un Cristo, atribuidos al taller de Gregorio Fernández.

Capitel del interior del ábside

Fue en el S. XII, cuando los reyes Alfonso VII y Urraca, donaron cuantiosas heredades a la primitiva abadía, siendo en 1129 cuando se inició el grueso de la planta de la magnífica Colegiata.

Colegiata de San Pedro de Cervatos

La gastronomía de la zona se caracteriza por la carne de caza (venado, corzo y jabalí), los chuletones de vaca Tudanca, el cocido campurriano, así como las famosas “pantortillas” de postre.

Aunque poco conocidos, los vinos de Cantabria, acompañan los platos de la gastronomía de Cervatos y alrededores.





Aínsa (Huesca)

28 08 2017

En la comarca de Sobrarbe oscense, a los pies de los Pirineos ,y en la confluencia de los ríos Ara y Cinca, se encuentra la villa de Aínsa, sobre un promontorio.

Plaza Mayor

La villa está conformada por dos calles ascendentes, casi paralelas, la calle Mayor y la Calle Santa Cruz, que confluyen en la preciosa Plaza Mayor, encontrándose el Castillo a continuación de la misma.

Río Ara

El Castillo de Aínsa (Siglo XI), construido sobre los restos de uno árabe, formaba parte de la línea defensiva de los territorios cristianos.

El rey Alfonso I El Batallador en 1124 otorgó la Carta Puebla a la villa, bajo los beneficios del fuero de Jaca.

Plaza Mayor

En el Castillo se conservan pocos restos del pasado románico, siendo lo más destacable la Torre del Tenente (pentagonal), el gran Patio de Armas y el Portalón que da acceso a la Plaza Mayor.

El aspecto actual responde a la fortificación de Felipe II (Siglo XVII), siguiendo los criterios de la Ciudadela de Jaca.

Iglesia de Santa María

En el centro del casco histórico se encuentra la Iglesia de Santa María, románica, de los Siglos XI y XII, con una sencilla puerta de acceso de cuatro arquivoltas. Lo más destacable es la torre campanario con diseño de fortaleza con sus saeteras defensivas.

Calle Mayor

La arquitectura popular destaca por sus casas de piedra, destacando algunas de ellas, del Siglo XVI como la Casa Arnal o la Casa de Bielsa.

A las afueras de la villa se encuentra la Cruz Cubierta (1655), encontrándose en su interior la carrasca coronada con la cruz que conmemora la reconquista de Aínsa, en el lugar donde según la leyenda de “La Morisma” se libró la batalla.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de planta trapezoidal, se caracteriza por sus porches laterales, con sus arcos de medio punto y ojivales, en perfecta armonía, pese a ser cada uno diferente al otro.

Plaza Mayor

Bajo los soportales hay dos prensas comunales de vino que utilizaban los vecinos del pueblo para obtener el mosto de las cosechas de uvas.

Iglesia de Santa María y Plaza Mayor

Entre los platos típicos de Aínsa destacamos la ensalada de patata, cebolla y arenques, los productos de la matanza (longaniza y chorizo), la caracolada, el cordero a la brasa o los productos micológicos en temporada otoñal. 

Se pueden degustar los vinos locales del Sobrarbe, sobre todo en las fiestas del Punchacubas.





Maderuelo (Segovia)

2 08 2017

Sobre una colina, en pleno embalse de Linares, en aguas del río Riaza, se alza la villa medieval segoviana de Maderuelo, limitando con las provincias de Burgos y Soria.

Maderuelo

Maderuelo es uno de los municipios que conserva el título de Villa y Tierra, como cabeza de una comunidad que se fundó por los condes castellanos en la frontera del Duero.

Embalse de Linares y río Riaza

Anteriormente el territorio tuvo asentamientos de las tribus celtas arévacas, latifundistas hispanorromanos y visigodos, hasta la llegada de los musulmanes.

Maderuelo

Por la Puerta de la Villa, se accede al conjunto histórico artístico, una de las puertas que se conservan de la antigua muralla, junto con la Puerta del Barrio, además de conservar restos del castillo.

Puerta de la Villa

En el Siglo X la villa fue repoblada por el conde castellano Fernán González, siendo saqueada por los ejércitos de Almanzor.

Posteriormente con la llegada de gente burgalesa se construyó el Castro Maderolum, construyéndose las murallas, cuyos restos contemplamos en la actualidad.

Puerta de la Villa

Las casas nobles, de sus estrechas calles, conservan mucha simbología templaria en sus piedras, además de los blasones de las familias nobles de la Edad Media.

Cruz de la Iglesia de San Miguel

Tras cruzar la Puerta de la Villa, nos encontramos la Iglesia de San Miguel, románica, con un sencillo ábside con saetera y una decoración profusa de canecillos.

Iglesia de San Miguel

La ermita de la Vera Cruz, extramuros, contenía una colección de pinturas románicas en su cabecera, que fueron trasladadas al Museo del Prado de Madrid en 1947.

Calle de Maderuelo

La Iglesia de Santa María cuenta con restos de origen románico, como su portada sur, con molduras de diente de sierra, mientras que en la portada norte destacan los arcos mudéjares. Una esbelta espadaña con campanas sobresale entre los tejados de las casas.

Iglesia de Santa María

En las cercanías de Maderuelo, se encuentra la población de Fuentemizarra, conocida por la Iglesia de Nuestra Señora del Ejido, con una bella galería románica porticada, de finales del Siglo XII.

Iglesia de Nuestra Señora del Ejido

El lechazo es el producto gastronómico por excelencia, sin olvidar el chorizo de matanza, que se pueden acompañar de los tintos con D.O. Ribera del Duero.





Peñafiel (Valladolid)

15 07 2017

En el centro de la Ribera del Duero, famosa por sus vinos, se alza la villa de Peñafiel, a los pies de su impresionante castillo roquero, una de las fortificaciones más bellas del medievo.

Castillo de Peñafiel

Desde la prehistoria, la zona estaba dominada por los vacceos, pero no es hasta el S. X, durante la Reconquista, cuando se asienta un núcleo urbano a los pies del cerro que domina el castillo, denominándose Penna Fidele.

Entrada al Castillo de Peñafiel

La fortaleza del Siglo X, en tiempos del rey León Ramiro II, fue conquistada por Almanzor en el año 983, siendo reconquistada por el conde castellano Sancho García en 1013, pronunciando la célebre frase “desde hoy en adelante esta será la peña más fiel de Castilla”.

Torre del Homenaje

El Castillo de Peñafiel, de planta alargada, tiene una longitud de 210 m. y una anchura máxima de 35 m., constando de 28 cubos almenados y la imponente Torre del Homenaje. Actualmente alberga en su interior el Museo Provincial del Vino.

Panorámica de Peñafiel

Desde el Castillo de Peñafiel la vista de 360º impacta al viajero, con vistas a la población, los campos de cereales, las dehesas de pinos, las viñas de la Ribera del Duero y sus famosas bodegas.

Plaza del Coso

Otro de los más conocidos de Peñafiel, es la Plaza del Coso, llamada popularmente “El Corro”, donde se celebran festejos taurinos y encierros en el mes de agosto, durante las Fiestas de San Roque.

Arquitectura de la Plaza del Coso

La suelta de toros está documentada en 1433, siendo una de las plazas medievales de toros más antiguas, construyéndose para fines lúdicos, pues anteriormente ya se celebraban justas y torneos medievales.

Vista del Castillo desde la Plaza del Coso

La Iglesia de San Miguel de Reoyo es del Siglo XVI, en estilo Herreriano. La Capilla Bautismal alberga la antigua cabecera de la iglesia románica del Siglo XII.

Iglesia de San Miguel de Reoyo

Sobre los restos del Alcázar de Alfonso X, se levanta el Convento de San Pablo, del Siglo XIII, en estilo gótico mudéjar. En el Altar Mayor se conservan los restos del infante Don Juan Manuel, autor de “El Conde de Lucanor”.

Convento de San Pablo

El exterior destaca por los arcos en ladrillo rojo, de estilo gótico mudéjar, mientras que el interior es célebre por la capilla funeraria de los Manuel, de estilo plateresco, atribuida a Juan de Badajoz (1536).

Convento de San Pablo

La Torre del Reloj de la Villa de Peñafiel da las horas a los vecinos, formando parte de la desaparecida iglesia de San Esteban, de estilo románico, que se levantaba en la parte más antigua de la villa medieval.

Convento de San Pablo

El lechazo asado en horno de leña es el plato estrella de la gastronomía de Peñafiel, sin olvidar los guisos de caza (liebre, perdiz, pichón o conejo), las sopas de ajos o los quesos de Esgueva.

Los vinos D. O. Ribera del Duero, son el alma mater de todos los platos de la villa de Peñafiel.