Molinaseca (León)

6 04 2021

La localidad berciana de Molinaseca es uno de los enclaves más importantes del Camino de Santiago, siendo declarada Conjunto Histórico Artístico en 1975, por su extraordinaria arquitectura medieval.

Iglesia de San Nicolás de Bari

La Calle Real es la principal arteria de Molinaseca y por la que transcurre el Camino de Santiago a su paso por la población, desde el Puente Romano hasta el Crucero del Santo Cristo.

El origen jacobeo de la ruta marca la distribución lineal en forma de lanza de la población.

Calle Real

En lo alto de una loma se levanta la Iglesia de San Nicolás de Bari que data de la segunda mitad del siglo XVII.

La portada barroca en el muro sur obra del maestro de cantería Juan de Collado es el acceso principal al templo. El interior tiene planta basilical de naves de bóvedas de arista separadas con arcos sobre pilastras y cúpula ciega en el crucero sobre pechinas. 

Interior de San Nicolás de Bari

Al este de Molinaseca se encuentra el Puente Romano o Puente de los Peregrinos.  Se trata de un puente de sillería con siete bóvedas de luces, de las cuales las tres primeras, con arcos de medio punto pertenecen a un puente más antiguo de origen romano y se encuentran semienterradas.

Formaba parte de la vía romana que seguía desde Ponferrada hasta Foncebadón.

Puente Romano o Puente de los Peregrinos

El Santuario de Nuestra Señora de las Angustias es el resultado de la reconstrucción interior y exterior llevada a cabo a finales del siglo XVII y principios del XVIII, sobre una capilla del siglo XI, siendo lugar de devoción y de honda tradición en el Camino de Santiago.

Santuario de Nuestra Señora de las Angustias

El Crucero del Santo Cristo se levanta sobre un pedestal de planta cuadrada y cuatro escalones de granito. La columna del crucero es octogonal y se ha añadido una hornacina de cristal con un crucifijo pequeño.

Crucero del Santo Cristo

La arquitectura popular Molinaseca se caracteriza por los corredores, galerías voladas de madera de castaño, escaleras exteriores de acceso a las viviendas, cubiertas de pizarra, junto con algunas casas solariegas con portadas de sillería y escudos nobiliarios.

Arquitectura popular

Entre las casas solariegas destacan la Casona de Don Pelegrín o Palacio de los Balboa, situada al principio de la calle Real, junto al Puente Romano, y el Palacio de Cangas de Pambley con su bella fachada enmarcada entre dos torres. 

Plaza García Rey

El desarrollo de Molinaseca como localidad, estaría vinculado al Puente de los Peregrinos sobre el río Meruelo, pudiendo considerarse como inicio del pueblo.

En la Edad Media, Molinaseca pasó a formar parte del Reino de León con Alfonso VI, siendo el primer señor de la villa el conde Ramiro Froilaz.

Río Meruelo

En el centro de la población se encuentra la Plaza del Rollo, epicentro de los numerosos bares y restaurantes donde degustar los productos bercianos de su gastronomía local.

Plaza del Rollo

Los platos más típicos son la cecina en canutillos con membrillo y foie, el salteado de pulpo con trigueros y langostinos sobre crema de garbanzos, el carpaccio de solomillo con vinagreta de reineta y virutas de parmesano, o el entrecot de vaca a la parrilla, sin olvidar el clásico botillo berciano.

Los vinos con D. O. Bierzo son los elegidos para el perfecto maridaje de los platos de Molinaseca.





Celanova (Ourense)

15 03 2021

Celanova es un municipio situado al suroeste de la provincia de Ourense que pertenece a la Comarca da Terra de Celanova. Se encuentra entre la capital de provincia, muy cerca de la Serra do Xurés y de la frontera portuguesa. 

Plaza Mayor

El monasterio de San Salvador es el monumento más importante de Celanova. El conjunto monacal los forman la iglesia de San Salvador, el Claustro de las Procesiones y el Claustro Nuevo, ya de de estilo neoclásico.

Este monasterio fue fundado por San Rosendo en el año 936 y se fue completando con el paso de los siglos, hasta convertirse en una obra representativa del barroco en Galicia.

Monasterio de Celanova

Las calles y plazas de Celanova conservan sus edificios típicos de arquitectura popular con sus miradores que captan la luz en estas tierras pocos soleadas.

Casas típicas en la Plaza Mayor

El Mercado de Celanova, fundado en 1933, es digno de visitar, observando la riqueza de sus productos y pudiendo disfrutar de muchos productos de la gastronomía gallega.

Mercado de Celanova

Al las afueras de la población encontramos Castromao, yacimiento arqueológico donde se puede contemplar un castro celta con más de 70 viviendas en lo alto de un cerro a 730 m. de altura.

Castromao

Castromao estuvo habitado desde el siglo VI a.C. hasta el siglo II d.C. por la tribu celta de los coelerni.

Originariamente habitado desde su cima aplanada, estaba rodeado por un cinturón amurallado de medio kilómetro de longitud. El descubrimiento de una tábula de hospitalidad en las excavaciones del castro, ha permitido identificar a Castromao con la civitas de los coelernos, Coeliobriga.

Castromao

Vilanova dos Infantes es una pequeña población de Celanova llena de encanto, donde el caserío se levanta en torno a la Torre medieval.

Torre de Vilanova dos Infantes

Parece ser que fue Ilduara, la madre de San Rosendo (el fundador del monasterio de Celanova), quien fundó aquí previamente otro monasterio femenino en torno al año 940.

Cruz de granito de Vilanova dos Infantes

A mediados del siglo XV el monasterio fue reducto de los Condes de Monterrei, que tuvieron que luchar con los de Lemos por su posesión. Pero en 1474 llegaron las “revueltas irmandiñas”, que luchaban contra los señores feudales, destruyendo gran parte de lo ya convertido en Castillo. 

Hórreos gallegos

En Celanova encontramos la casa del poeta Manuel Curros Enríquez, edificio de características arquitectónicas típicas de una construcción de la Galicia del siglo XIX, que se unió en el momento de su construcción (1850), a través de un patio interior, con una vivienda de tipología más rural, de la que se conserva una hermosa “lareira” o cocina tradicional gallega.

El pulpo á feira, el lacón con grelos o la pata de ternera o “pata dos poetas” son algunos de los platos típicos de la gastronomía de Celanova.

Los vinos con D. O. Ribeiro, acompañan a los platos celanovenses, destacando las uvas blancas como Treixadura, Godello, Loureira, Albariño o Albillo.





Librilla (Murcia)

14 02 2021

La historia de la Villa de Librilla se remonta al año 1154, en el que el geógrafo árabe Al-Hidrissi la denonima Hissan o Lymbraya, que significa “Barranco de los Espectros”. La villa está situada en las proximidades de la rambla de Algeciras y es atravesada por el río Orón.

Villa de Librilla

En el año 1243 llega a Murcia el rey Alfonso X, acompañado de Pelay Peres de Correa, entregándole el rey moro Ibn Hud la ciudad y el reino.

En tiempos de Alfonso XI, D. Juan Manuel, hijo del Infante D. Manuel y adelantado del rey de Castilla en el Reino de Murcia, hereda este lugar dentro de los señoríos que pertenecían a su padre en el Reino de Murcia.

Bad Lands de Librilla

Librilla se encuentra bajo la sombra de la Sierra de Carrascos y a las faldas de El Castellar, en pleno Valle del Guadalentín, siendo su principal atractivo los barrancos, ramblas y riachuelos que cruzan su término municipal semidesértico.

Chimeneas de Hadas

Entre los lugares más espectaculares figuran la Rambla de Librilla y el Barranco del Infierno, repletas de “Chimeneas de Hadas”, que son grandes columnas naturales constituidas a base de rocas débiles, generalmente sedimentarias, cuya cima es de roca más resistente que la protege de los efectos de la erosión.

Rambla de Librilla

En la Rambla de Librilla se observa una profunda erosión de las lutitas rojas continentales que han dado lugar a una espectacular chimenea de agua, en forma de cuerno de rinoceronte.

Barranco del Infierno

El Barranco del Infierno corta a los yesos messinienses creando un estrecho desfiladero de gran belleza, destacando las láminas de los yesos.

Desfiladero del Barranco del Infierno

En los alrededores del embalse de Algeciras, encontramos los Barrancos de Gebas, un paisaje de Bad Lands entre aguas turquesas, y que son visibles desde el Mirador de Librilla.

Barrancos de Gebas y embalse de Algecriras

Los Barrancos de Gebas son el contrapunto de los contrastes ambientales del sureste peninsular. Pocos lugares presentan tan cerca un bosque tan denso como el de Sierra Espuña, frente a un paisaje subdesértico como el de Gebas.

A pesar es esta apariencia, el espacio alberga comunidades de fauna y flora muy interesantes por sus adaptaciones para vivir en unas condiciones muy difíciles como la escasez de lluvias y alta insolación.

Barrancos de Gebas

Los Barrancos de Gebas son “Bad Lands” compuestos por cárcavas, cañones y barrancos que les proporciona un aspecto que recuerda a un paisaje lunar, entre Alhama de Murcia y Librilla.

Rambla de Librilla

En la gastronomía local destaca el arroz con conejo y caracoles, los michirones (habas secas cocinadas con jamón y chorizo), las gachas migas, el conejo al ajillo, y la olla de chato murciano.

Los vinos de la vecina zona con D. O. Bullas, acompañan a estos platos del Valle del Guadalentín.





Ampudia (Palencia)

16 01 2021

Al sur de la provincia de Palencia, limitando con la de Valladolid, en plena Tierra de Campos, encontramos la villa medieval de Ampudia.

Casa medieval

Su historia se remonta a la Alta Edad Media y va ligada a los Rojas desde Sancho a Francisco de Sandoval y Rojas con el que se crea el Condado de Ampudia.

Sancho de Rojas dona a su sobrino Pedro García de Herrera, Señor de Salvatierra el feudo de Fuent Pudia, a principio del siglo XV. Este consiguió de Juan II privilegio para instituir mayorazgo con la villa.

Torre de la Colegiata

La Colegiata de San Miguel comenzó a construirse en el siglo XII, culminando en el XVI. De estilo gótico renacentista, se compone de un templo y una torre, conocida como la “Giralda de Campos” por su espectacular altura y belleza.

Calle Corredera

Las dos calles principales, Corredera y Ontiveros son porticadas reposando en rústicos troncos de árboles o columnas de piedra formando una estructura de soportales que se mantienen en pie desde el siglo XVII, aunque algunos postes datan del siglo XIII.

Estos soportales servían para resguardarse del frío y las inclemencias del tiempo.

Museo de Arte Sacro

El Museo de Arte Sacro está ubicado en el Antiguo Convento de San Francisco, fundado en el siglo XVII por el Duque de Lerma, Valido del rey Felipe III.

De su construcción queda la Iglesia, del renacimiento tardío y decoración mudéjar. Posee planta de cruz latina con bóveda semicircular en el cuerpo y rebajada en el transepto.

Los arcos de ladrillo de medio punto, daban acceso al claustro hoy desaparecido, huerta, campo santo y dependencias conventuales.

Nuestra Señora de la Alconada

El Castillo de Ampudia fue construido entre los siglos XIII y XV, siendo declarado monumento nacional el 3 de julio de 1931.

De arquitectura gótica, presenta una planta trapezoidal que cuenta con tres torres cuadradas en las esquinas, la mayor de las cuales se corresponde con la llamada Torre del Homenaje.
En este castillo se firmó el documento por el cual se produjo el cambio de capitalidad de Valladolid a Madrid.

Castillo de Ampudia

La población cuenta con muchos palomares de origen romano. Su estructura suele ser de planta circular, aunque a veces es cuadrada, rectangular o poligonal. Sus muros son de adobe o tapial, cubiertos a una vertiente de teja con puerta de acceso simple al mediodía. Su finalidad era y es la cría de pichones.

Soportales de la Calle Corredera

Los chozos son construcciones de una sola planta, circulares y con forma cónica realizados en piedra y se hayan situados en torno a lo que se llamaban cañadas, veredas o cordeles, donde servían como refugio e incluso vivienda a los pastores.

Ermita de Santiago

La Ermita De Santiago fue construida entre los siglos XVI y XVII. Adscrita al castillo, sirvió en su día para los actos religiosos en caso de asedio. Después, hacia 1851, pasó a ser dependiente de la parroquia y se reedificó gracias a D. Manuel de Tariego, canónigo de Sevilla.

Casas con soportales

El Hospital de Nuestra Señora de Clemencia fue fundado por el Mariscal de Castilla, Pedro García de Herrera y otorgado el 3 de enero de 1455.

En un principio fue un hospital para los pobres del pueblo y los alrededores que funcionó hasta el año 1946. Ofrecía un servicio llamado “Socorro Domiciliario”, que consistía en ofrecer a los pobres y enfermos alimentos y medicinas.

Lo regía la fundación Nuestra Señora de Clemencia, que estaba formada por el sacerdote, el alcalde y dos hombres buenos del pueblo.

Calle Corredera

La gastronomía local destaca por los productos derivados de la matanza, la caza, las sopas de ajo y el lechazo churro. Son típicos los “picones” que son una especie de rosquilla en forma de pico, elaborados con vino y aceite, y el “pan de mosto”, dulce ampudiano por excelencia.

Los vinos cercanos con D. O. Cigales, acompañan a la contundente gastronomía ampudiana.





Quesada (Jaén)

16 12 2020

La localidad jienense de Quesada se encuentra en el Alto Guadalquivir, formando parte del Parque Natural de Cazorla, Segura y La Villas.

Iglesia De San Pedro y San Pablo

Las evidencias más antiguas sitúan a Quesada en el III milenio a.C. La cultura argárica se instala en la zona en el II milenio a.C.

En sus tierras hubieron luchas entre carthagineses y romanos, y de la cultura romana destacan la calzada romana que pasa por el término, así como diversas villas romanas, entre ellas la de Bruñel.

Arco de los Santos

La Iglesia De San Pedro y San Pablo, del siglo XV, fue construida sobre los restos de una mezquita, si bien se apoya sobre los restos de un alcázar.

Es de cruz latina con tres naves y bóveda cubierta de lunetos, mientras que la cúpula está decorada con motivos neoclásicos.

Calle de Quesada

El Arco de los Santos, también denominado del Señor, por estar decorado con un cuadro del Santo Rostro de Jaén, es una puerta estrecha que daba entrada al recinto amurallado en el Siglo XIV.

El exterior muestra un arco apuntado de cantería, con dovelas, cuya jamba derecha es una estela funeraria romana del siglo III d.C. reutilizada. 

Calle de Quesada

En su término municipal se encuentra el Castillo de Tíscar, junto a la Cueva del Agua, verdadero monumento natural que cuenta con una impresionante cascada en su interior, salvo en épocas de sequía.

La leyenda sitúa en esta cueva la aparición de la Virgen de Tíscar, patrona de Quesada, al rey de Tíscar, Mohamed Abdón, en el siglo XIV. 

Cueva del Agua

La construcción del Santuario actual data del siglo XX, conservando elementos arquitectónicos más antiguos, de hasta el siglo XIV.

Interior del Santuario

En su término municipal se encuentra el Nacimiento del Río Guadalquivir y el Valle de los Tejos Milenarios, dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

Tejo milenario

En el Barranco de la Cañada de las Fuentes podréis disfrutar de los árboles más viejos de toda España y Europa. 

El tejo más famoso es un ejemplar de 2.000 años (foto), el más viejo de toda Europa y su inmenso tronco le da todo el crédito. 

Vista de Tíscar

El Museo Zabaleta alberga cuadros de Rafael Zabaleta y sus amigos, como, entre otros, Picasso, Miró, Manolo Hugué, Solana o Canogar.

Arco de los Santos

El plato típico de Quesada son los “talarines”, pariente próximo del gazpacho manchego y de los andrajos consistente en un guiso de carne, verduras y setas en el que se cuecen obleas  de masa que quedan hechas pedazos.

Los vinos D. O. Montilla – Moriles, pueden acompañar los platos serranos de Quesada.





Castril (Granada)

19 11 2020

La localidad de Castril se ubica en la falda de una escarpada peña, junto al Parque Natural de Cazorla, Segura y La Villas. Se caracteriza por su espectacular relieve y la abundancia de agua y grutas.

Castril

Fueron los romanos los primeros que utilizaron su famosa Peña como protección para un campamento militar que luego se convertiría en Villa. De hecho, su nombre podría derivarse del término latino “Castrum”.

Casco de Castril

Castril fue sede de industrias artesanas como la fabricación de cucharas de palo, esparteñas, tejas árabes, calderas de cobre, jarapas o destilerías de aguardiente.

Iglesia de Nª Sra. de los Angeles

La Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles data del Siglo XVI y se ubica junto a la Peña de Castril, siendo de estilo renacentista.

Destacan la Puerta del Sol de estilo plateresco y la Puerta de la Lonja de 1612.

Cerrada de Castril

El sendero de la Cerrada del Río Castril es un paseo espectacular que transcurre sobre una pasarela de madera anclada en la roca, donde se disfruta del agua a través de sus cascadas.

Castril

La casa de Castril es un Palacio Renacentista que perteneció a la familia de Hernando de Zafra, construido en 1539 por Sebastián de Alcántara, discípulo de Diego de Siloé.

Calle de Castril

La Peña de Castril es una formación geológica que se asienta en la margen izquierda del Río de Castril, con restos del castillo almohade del Siglo XIII.

Cerrada de Castril

El Arco de la Villa era la puerta de entrada de la muralla que protegía a la población, entre las calles Villa Alta y Villa Baja.

Cerrada de Castril

Con el avance cristiano por Fernando III el Santo, Castril se convierte en una zona clave para la Encomienda de Segura y el Adelantamiento de Cazorla, lo que obligó a Muhammad I, rey nazarí de Granada, a reforzar la defensa ante los cristianos.

Calle de Castril

Entre las recetas gastronómicas típicas, debemos de mencionar a los maimones, las gachas, los tallarines con liebre o con perdiz, la pepitoria de boda, los bollos con conejo, el potaje de garbanzos con acelgas en cuaresma, el pimentón de patas, el “guisaíllo” de arroz o de fideos, y las migas de pastor.

Los vinos D. O. Granada son ideales para acompañar los platos típicos de la zona.





Peñalba de Santiago (León)

17 10 2020

Peñalba de Santiago se encuentra en la comarca de Valdueza, a una altitud de 1.100 metros, próximo al Pico Morredero y al Pico Cabeza de la Yegua, en pleno corazón de El Bierzo leonés.

Peñalba de Santiago

El conjunto urbano es un ejemplo de la arquitectura rural de El Bierzo en buen estado de conservación, por lo que su conjunto histórico – artístico, hace que sea uno de los pueblos más bonitos del país.

Iglesia de Santiago

La Iglesia de Santiago de Peñalba es una joya de la arquitectura mozárabe del Siglo X.

Fue construida por el abad Salomón, concretamente en el reinado de Ramiro II que hizo múltiples donaciones a la iglesia y al monasterio de la localidad. Entre ellas estuvo la llamada Cruz de Peñalba, actualmente símbolo de la comarca de El Bierzo.

Arcos mozárabes de la entrada

Se trata de una iglesia con planta en cruz latina, con dos capillas en los brazos de la cruz, y dos ábsides, en la cabecera y en el pie de la cruz. 

Destacan los bellos arcos en herradura de la puerta de entrada, de estilo mozárabe.

Arquitectura popular

Las casas de Peñalba de Santiago, construidas con piedra pizarra, suelen ser de planta rectangular resultante de la evolución de la vivienda castreña. 

Iglesia de Peñalba de Santiago

El conjunto de Peñalba de Santiago es un conjunto de casas apiñadas alrededor de la iglesia, en el centro de un paraje natural y silencioso que todo lo envuelve, ya que estamos en en Valle del Silencio.

Valle del Silencio

Las casas tienen dos plantas, la inferior, para cuadras, bodega y almacén de aperos de labranza, y la superior, dedicada a vivienda. Un elemento en esta segunda planta es la solana o corredor, siempre de madera y en voladizo.

Arquitectura popular

Destaca  la “Casa de los Diezmos” donde era guardada la décima parte de las cosechas con la que cada vecino debía contribuir al sostenimiento de la iglesia de Astorga.

Arquitectura popular

Cerca de la población se encuentra la Cueva de San Genadio, donde el obispo de Astorga, tras renunciar a su cargo se retiró para continuar su ascetismo hasta su muerte en pleno Valle del Silencio.

Valle del Silencio

La gastronomía local se basa en los productos de la comarca con la manzana reineta, las castañas, los pimientos asados, la pera conferencia y en especial, el botillo.

Los vinos con D. O. El Bierzo, con la tinta mencía y la blanca modelo, maridan con la gastronomía local.





O Saviñao (Lugo)

27 09 2020

En el Concello de O Saviñao (Lugo), en la comarca de Terra de Lemos, se encuentran dos joyas del arte románico de la Ribeira Sacra, las iglesias de San Paio de Diamondi y de Santo Estevo de Ribas de Miño.

Iglesia de San Paio de Diamondi

San Paio de Diamondi es la iglesia de un antiguo monasterio benedictino, siendo construida en el Siglo XII. La iglesia de una sola nave y cabecera con ábside de semitambor es un claro ejemplo del románico gallego.

La iconografía de los capiteles de la puerta principal es muy rica, con repertorio de sagitarios, aves o cuadrúpedos con cabeza humana.

Puerta principal

El tímpano es liso y está sostenido por dos cabezas de lobos, dando acceso al interior de la iglesia.

Detalle de los capiteles

En el interior se observa que la nave no se abovedó sino que se dispuso de armaduras de madera a dos aguas sostenida por arcos transversales que emergen a modo de columnas.

Interior de San Paio de Diamondi

En el centro del muro meridional se encuentra otra pequeña puerta con una arquivolta plana rodeada de cenefa taqueada y un tímpano liso sostenido por dos mochetas con cabeza de bóvidos.

Puerta lateral de San Paio de Diamondi

La iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño data del Siglo XII, según consta en el inventario de la Mitra de Lugo, siendo donación de Doña Urraca Fernández.

Iglesia de Santo Estevo de Ribas de Miño

La iglesia se tuvo que amoldar al terreno, siendo necesario rebajar la ladera y construir una cripta para sostener el templo.

La única nave se articula en cuatro tramos con sus ventanas y cubierta de madera.

Interior de Santo Estevo de Ribas de Miño

La puerta principal se enriquece de capiteles con ejes perlados, motivos vegetales y puntos trepanados, destacando el mármol de las columnas, a diferencia del granito del resto de la iglesia.

Detalle de las columnas y capiteles

La arquivolta exterior común en los tres vanos representa piñas o uva, según autores, mientras que la arquivolta interior sigue el modelo del Pórtico de la Gloria del maestro Mateo, evocando la orquesta celestial por los instrumentos musicales que llevan las figuras.

Dos de las figuras llevan el sol y la luna, como referencia al mundo terrenal.

Puerta principal de Santo Estevo de Ribas de Miño

En el interior destaca la Epifanía, encontrada tras varias excavaciones y remodelaciones, donde el primero de los Reyes Magos se lleva la mano a la cabeza, en genuflexión, como muestra de respeto.

Epifanía

En la zona se puede degustar las ricas empanadas gallegas (congrio, bacalao, zamburiñas, atún), el pulpo á feira o el caldo gallego.

Los vinos D.O Ribeira Sacra, con variedades Godello y Mencía son ideales para acompañar los platos lucenses.





Castro Caldelas (Ourense)

30 08 2020

Castro Caldelas se sitúa entre las sierras de Queixa y San Mamede, en plena Ribeira Sacra de Ourense, siendo el río Sil la frontera de separación con la vecina provincia de Lugo.

IMG_8761

Cima de Vila de Castro Caldelas

Castro Caldelas se sitúa en una colina que domina la ribera del río Edo. 

Destaca la zona antigua conocida como Cima de Vila, con calles empedradas que suben al Castillo Medieval construido por orden de Pedro Fernández de Castro, VII Conde de Lemos, en el siglo XIV. 

IMG_8766

Castillo de Castro Caldelas

Del Castillo destacan la Torre del Homenaje, la Torre del Reloj y el Patio de Armas, al que se accede por las Calles del Sol y Grande, de la Cima de Vila.

IMG_8763

Casa típica de Cima de Vila De Castro Caldelas

Se considera que estas tierras ya estaban habitadas hace 4500 años. De la Edad de Bronce encontraremos en la Veiga de Sas una roca grabada con petroglifos en forma de cueva.

En la Edad del Hierro se desarrolla la Cultura Castrexa. Hallándose restos en Castro de Paradela, O Castriño da Cerca (Sierra de Mazaira) o Outeiro da Torre (San Martiño).

IMG_8769

Panorámica de Castro Caldelas

La romanización llegó a estas zonas entre el 137 a.c y el 19 a. C., pasando la Vía Nueva de Braga a Astorga.

En la aldea de Burgo se situaría la “Mansio Praesidium”, parada de los viajeros que recorrían dicho camino. 

IMG_8765

Torre del Reloj del Castillo

Después de que los suevos conquistaran estas tierras, se cambió el modo de vida. En el año 585 fueron sustituidos por los visigodos, que trajeron la cristianización a la zona.

En la Edad Media, concretamente en el siglo IX, se hallan las primeras referencias con el nombre actual.

IMG_8782

Mirador de casa típica de Castro Caldelas

En el siglo XII se convirtió en villa gracias a los fueros que le concedieron en 1172 Fernando II y en 1228 Alfonso IX.

En el siglo XIV pasó a manos de don Pedro Fernández de Castro por donación del rey Alfonso XI, aunque pronto pasaría a manos de los Condes de Lemos.

IMG_8778

Cima de Vila De Castro Caldela

El Castillo fue testigo de episodios históricos tales como las Revueltas Irmandiñas, entre las que la tradición oral sitúa al propio mariscal Pero Pardo de Cela, así como del asentamiento de una importante colonia judía.

IMG_8760

Iglesia de los Remedios

El último episodio militar que protagonizó el castillo fue durante la Guerra de la Independencia, el ataque dirigido por los caldelaos al 15º regimiento de la división del general Marchand, quien como represalia mando incendiar la villa y el castillo.

IMG_8772

Torre del Reloj

El “Irrio Peliqueiro” es una máscara que representa la faz de un hombre mayor, llevando el resto de la cabeza cubierto con un paño rojo. Esta máscara derivó del carnaval a la fiesta de la patrona de la villa, por tanto pasó de una fiesta pagana a otra religiosa.

Por eso, solo la veremos en la calle en septiembre, en las fiestas de la Virxe dos Remedios.

IMG_8773

El Irrio Peliqueiro

De la gastronomía destaca el churrasco gallego, los lacones, los chorizos o el pulpo á feira, sin olvidarnos de su afamado dulce, la “bica” de Castro Caldelas.

Los vinos con D.O. Ribeira Sacra, con sus uvas mencía y godello, son ideales para acompañar los platos de la zona.





Xàbia (Alicante)

22 07 2020

En la comarca alicantina de la Marina Alta, a los pies del Macizo del Montgó, se encuentra la villa de Xàbia, a caballo entre el Cap de la Nau y el Cap de Sant Antoni.

Isla del Portixol

En 1244 Dènia capitula a favor del rey Jaime I el Conquistador, y Pere Eiximén Carrot, que dirigió la conquista de la Marina, llevará a cabo el repartimiento de esta zona costera. 

Las primeras noticias documentales que nos hablan de Xàbia parten del rey Jaime II, fruto de la necesidad de reforzar las tierras del sur, ya que el siglo XIV comienza marcado por dos conflictos: la Guerra con Castilla desde el 1296 y las “razzias” de los granadinos (1304-1308), con la ayuda de la población morisca del reino.

Iglesia de San Bartolomé

Los frecuentes ataques de los piratas hicieron a los naturales de la villa adentrarse dos kilómetros de la costa y amurallarse en un recinto que se mantuvo hasta 1877.

Este recinto constituye el actual núcleo histórico que, en torno a la iglesia gótica de San Bartolomé, caracteriza hoy a Xàbia con sus casas encaladas, enrejados de hierro y dinteles labrados en una porosa tierra dorada llamada “tosca”.

Faro del Cap de la Nau

La costa de Xàbia está repleta de calas y playas, destacando la Playa del Arenal, la Playa de la Grava, la Cala Ambolo, la Cala Sardinera, la Cala Portitxol o Barraca, la Cala Blanca y la preciosa Cala Granadella.

Cap de la Fontana

El término municipal de Xàbia es un paraíso del senderismo, pudiendo realizar rutas al emblemático Parque Natural del Montgó, con su macizo calizo de 753 metros de altura, o bien a través de la costa con la “Ruta de los 15 miradores de Xàbia”: El Molins, Cap de Sant Antoni, Punta del Arenal, Séquia de la Noria, Cala Blanca, Caletes, Creu del Portixol, L’Illa, La Falzia, Cap Negre, Cap de la Nau, Pesqueres, Ambolo, Castell de la Granadella y Granadella.

Playa del Arenal y Macizo del Montgó

La riqueza natural de Xàbia se plasma en un Parque Natural del Montgó, una Reserva Marina del Cap de Sant Antoni y 6 microreservas vegetales en su término municipal, llenas de especies botánicas, algunas de ellas autóctonas, y una rica fauna silvestre.

Playa del Arenal

La playa más famosa y epicentro turístico es la del Arenal, situándose en un extremo de la misma, el Parador Nacional de Turismo. Su paseo marítimo está repleto de locales donde degustar la rica gastronomía marinera de la localidad alicantina.

Arroz de pulpo y gamba roja

Muchas son las fiestas y tradiciones de Xàbia, destacando la “Fira i porrat de Sant Antoni”, los Carnavales, las Fiestas en honor a Jesús Nazareno, “les Fogueres de Sant Joan” y las Fiestas de Moros y Cristianos.

Isla del Portitxol

En el centro de la villa se levanta la Iglesia de San Bartolomé, del Siglos XIV al XVI, bello ejemplo del gótico isabelino. En esta misma plaza podemos observar dos bellos ejemplos de casas palaciegas como son el Palau dels Sapena (Siglo XV) o la Casa dels Bolufer (Siglo XVIII).

A ambos lados de la Iglesia se hallan el Mercado Municipal de Abastos y el Ajuntament (Siglo XVIII).

Creu del Portixol

Por el Carrer Major encontramos la Casa de Tena (1867) actualmente Sala de Exposiciones C. A. Lambert, y a pocos metros, en el Carrer d´Avall, está la Capella de Santa Anna, y a continuación el Convent de les Agustines.

Isla del Descubridor

La gastronomía es rica en arroces pudiendo elegir entre el arroz “a banda”, a la Marinera, al horno, paella con boquerón y espinacas, arroz con “fesols i naps”, el arroz negro, el arroz con pulpo y gamba roja y los arroces melosos con bogavante y langosta.

Los pescados permiten preparar sabrosos platos como el “Suc roig”o el “Cruet de peix”.

De los guisos destacan el “Putxero”, el “Polp amb penca”, el “Madroc”, la “Borreta” y la “Fava pelada”.

Los vinos blancos de la D. O. Alicante, son los ideales para acompañar la gastronomía marinera de Xàbia.