Almagro (Ciudad Real)

20 03 2017

Almagro es la capital histórica del Campo de Calatrava (Ciudad Real), situándose en una zona volcánica, cercana al cerro de la Yezosa.

Plaza Mayor

Su topónimo deriva del árabe “al-magra” (arcilla roja) haciendo alusión a la característica arcilla de la zona de color almagre, presente en los edificios de la población.

Panorámica de la Plaza Mayor

La villa de Almagro nació en un castillo árabe que se situaba en la actual Ermita de San Juan, tras la Batalla de las Navas de Tolosa (1212), y le fue otorgado fuero por fray Gonzalo Yáñez de Noboa, Maestre de la Orden de Calatrava, que confirmo en 1222, el rey Fernando III el Santo.

Panorámica de la Plaza Mayor

Con el rey Alfonso X el Sabio, alcanzó su esplendor, convocando Cortes en la villa, en el año 1273. La plaza medieval sufrió una importante transformación con la llegada de los Fúcar (castellanización de los Függer), banqueros súbditos de Carlos V, a quienes les habían arrendado las minas de Almadén.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es de planta rectangular irregular, levantándose en la parte este el Ayuntamiento. En los lados mayores de la plaza se levanta un conjunto armonioso de viviendas, que se disponen en dos alturas sobre soportales, siendo sostenidas por ochenta y cinco columnas de piedra de orden toscano, sobre las que descansan las vigas de madera pintadas de almagre.

En 1788 con motivo de la proclamación del rey Carlos IV, la pintura de almagre fue sustituida por el azul, dándole el aspecto actual a la plaza.

Callejón de Villar

Desde el Callejón de Villar se observa la estructura de las viviendas, muchas de ellas transformadas en locales gastronómicos y de artesanía local.

Corral de Comedias

En el antiguo Mesón del Toro de Almagro se ubica el Corral de Comedias (finales del S. XVI), sede del Festival Internacional de Teatro Clásico, que se celebra cada mes de julio.

Corral de Comedias

Se trata de un patio rodeado de 54 pies rectos de madera de color almagre que apoyan sobre basas de piedra. Posee dos pisos con aposentos y entre el patio y la puerta de la calle se encuentra un zaguán empedrado con la Cruz de Calatrava.

Teatro Municipal

En 1863 se levantó el Teatro Municipal, según un proyecto de Cirilo Vara y Soria, según los gustos de la burguesía decimonónica, de estilo neoclásico, con patio de butacas elíptica y tres alturas (platea, palco y gallinero).

Calle de Almagro

La Iglesia Madre de Dios se ubica en el antiguo Hospital de Nuestra Señora la Mayor, siendo de estilo gótico tardío de transición al Renacimiento. Responde al estilo de iglesia columnaria y de salón, modelo extendido por La Mancha.

En el Altar Mayor se venera la Virgen de las Nieves, patrona de Almagro. El templo es el de mayores dimensiones de la provincia de Ciudad Real.

 Iglesia Madre de Dios

La Iglesia de San Blas, originalmente de San Salvador, data del S. XVI, posee una bella inscripción latina en su exterior, relacionada con la llegada de los Függer a la ciudad.

Iglesia de San Blas

Muchas casas solariegas destacan en el casco histórico de Almagro, como el Palacio de los Marqueses de Torremejía, el Palacio de los Oviedo, el Palacio de los Condes de Valparaíso, el Palacio de los Medrano, el Palacio de los Villarreal-Robles o el Palacio de los Függer.

Palacio de los Függer

El Convento del Santísimo Sacramento de los Agustinos es otra de las joyas de Almagro, de estilo barroco y que sufrió la desamortización de Mendizábal, quedando la Iglesia de San Agustín con sus frescos.

Iglesia de San Agustín

La Iglesia de San Agustín de planta de cruz latina, destaca por las pinturas al temple de estilo barroco, con motivos alusivos al Santo Sacramento, San Agustín y la Virgen.

Cúpula de la iglesia de San Agustín

La gastronomía local es conocida por las famosas berenjenas de Almagro. Otros platos típicos son las migas, el tiznao, los duelos y quebrantos o el asadillo.

Los vinos con D. O. La Mancha, son los ideales para acompañar los platos típicos, sin olvidar el queso manchego. 





El Puerto de Santa María (Cádiz)

28 03 2012

En la desembocadura del río Guadalete se encuentra la ciudad gaditana de El Puerto de Santa María, que según la leyenda fue fundada por el rey ateniense Menesteo tras la Batalla de Troya.

Río Guadalete

En el año 711 los musulmanes derrotaron a los visigodos en la “Batalla del Guadalete”, siendo el punto de entrada de los árabes en la Península Ibérica. En el año 1260, el rey Alfonso X conquistó la ciudad a los musulmanes, cambiándole el nombre de Alcanatif por el de Santa María del Puerto.

Castillo de San Marcos

Sobre la antigua mezquita se construye una iglesia fortificada, que se amplía con cuatro torres con sus murallas, hasta dar el aspecto actual del Castillo de San Marcos, con su aíre almohade.

En el centro de la población se levanta la Iglesia Mayor Prioral construida en 1486, siendo fomentada por los Duques de Medinaceli.

Iglesia Mayor Prioral

La iglesia se construye con piedra arenisca, por el primer maestro de obras, Alonso Rodríguez, que tambín construyó el Monasterio de la Victoria. Junto a la puerta principal se levanta la Torre del Reloj con cinco campanas.

Entrada principal de la Iglesia Mayor Prioral 

Fruto del comercio con el Nuevo Mundo, la ciudad poseía muchas casas nobiliarias, de ahí que fuese conocida como la “Ciudad de los Cien Palacios”, aunque hoy en día muchos han desaparecido. Entre sus palacios destacan el de los Duques de Medinaceli, el Palacio de las Cadenas o de Vizarrón, el Palacio de Santa Cruz y el Palacio de Araníbar.

Palacio de los Duques de Medinaceli

El Palacio de Araníbar del S. XVII, destaca por su artesonado geométrico mudéjar, siguiendo el mismo esquema que el Palacio de Santa Cruz.

Palacio Araníbar

El casco histórico está plagado de monumentos religiosos, como los conventos de San Francisco, de San Agustín, de la Concepción, de las Carmelitas, de las Capuchinas, de Santo Domingo o del Espíritu Santo.

Convento de la Concepción (S.XVI-SXVIII)

Del S.XVII data el Hospital de San Juan de Dios, situado en la ribera del Guadalete, frente a la Aduana Ducal, aunque dicha ribera es conocida en tiempos modernos por la “Ribera del Marisco”.

Hospital de San Juan de Dios

Cada 8 de septiembre la ciudad se engalana con motivo de la Virgen de los Milagros, con sus calles alfombradas con sal y serrín de colores, por donde procesiona la imagen de la patrona.

Alfombra de la Virgen de los Milagros

En la ribera del Guadalete encontramos la Fuente de las Galeras construida en 1735 para abastecer de agua a la flota Real.

Fuente de las Galeras Reales

Extramuros se encuentra el Monasterio de la Victoria, del S. XVI, de gran belleza gótica, que ha sido restaurado tras dejar de ser el famoso “Penal del Puerto”, donde fueron recluidos famosos políticos tras la Guerra Civil Española.

Monasterio de la Victoria

Entre sus rejas estuvieron presos políticos como Ramón Rubial, Presidente del PSOE o Lluís Companys, Presidente de la Generalitat Catalana, así como personajes famosos como Eleuterio Sánchez, el “Lute”.

Fachada gótica del Monasterio de la Victoria

La gastronomía se basa en los frutos del mar que se pueden degustar en la “Ribera del Marisco”, destacando las coquinas, las tortillitas de camarones, las ortiguillas, la raya al pan frito, los malarmaos a la sal, los ostiones o la melva canutera. Los vinos con D. O. Jerez de la localidad maridan perfectamente con la amplia variedad de mariscos de la zona.

Un lugar con encanto para comer es el Restaurante Aponiente, donde degustar las delicias elaboradas por Ángel León, el “chef del mar”.





Niebla (Huelva)

30 09 2009

En la comarca del Condado de Huelva se asienta la histórica ciudad de Niebla, rodeada por su impresionante recinto amurallado almorávide. Los orígenes se remontan al Neolítico siendo fundada la ciudad por los fenicios o los turdetanos con el nombre de Ilipula.

Niebla - Puente romano

Puente Romano

Tras la conquista romana por Publio Cornelio Escipión, la ciudad se denominó Ilipla, conservándose el Puente Romano sobre el río Tinto. En época visigoda pasó a ser sede episcopal de la Bética, siendo denominada Electa.

muralla

Muralla almorávide de Niebla

El máximo esplendor lo alcanzó durante la dominación musulmana, siendo citada por los árabes como Lebla Al-Hamra.

Lo que llama la atención al viajero es la muralla construida por los almorávides con un perímetro de 2 Km., con 48 torres cuadradas de planta rectangular, 2 torres octogonales al este de la villa y 5 torres rectangulares que contienen las puertas del recinto: Puerta del Socorro, Puerta de Sevilla (con vestigios romanos), Puerta del Embarcadero y las puertas de estilo almohade-mudéjar del Buey y del Agua.

puerta del buey

Puerta del Buey o del Río

La Puerta del Buey o del Río se sitúa frente al Tinto, y dice la leyenda que por ella salió un buey cebado durante el asedio de las tropas cristianas de Alfonso X el Sabio, para hacer pensar que la ciudad contaba con alimentos pero la estrategia Aben-Mafot, último rey de Niebla, no funcionó y la ciudad fue conquistada por las tropas cristianas.

puerta socorro

Puerta del Socorro

La Puerta del Socorro recibe el nombre de la pintura al fresco de una de sus paredes interiores con la imagen de la Virgen del Socorro del S. XVI y por ella entró victorioso el rey Alfonso X el Sabio en 1262.

castillo guzmanes

Castillo de los Guzmanes

En el interior de la muralla se levanta el Castillo de Niebla de origen romano, que fue convertido en Alcázar por los árabes. Tras la reconquista Alfonso X el Sabio lo cedió a su hija Beatriz y posteriormente pasó a manos de Pedro I el Cruel. A la muerte de este el primer Trastámara dio el Condado de Huelva a los Guzmanes, de ahí la denominación de Castillo de los Guzmanes.

igl. granada

Torre de la Iglesia de Santa María de la Granada

En el centro de la población encontramos la Iglesia de Santa María de la Granada, una joya gótico-mudéjar asentada sobre la mezquita mayor árabe. Conserva columnas romanas, la silla episcopal en piedra y la tabla ornamental de la época visigoda y el mihrab en el muro de la quibla de la etapa árabe.

iglesia granada2

Iglesia de Santa María de la Granada

Junto a la Puerta del Socorro, se levantan los restos de la Iglesia de San Martín sobre lo que fue la mezquita menor de Niebla. Se conserva el ábside gótico-mudéjar del S. XV de planta dodecagonal y la portada del S. XIV.

san martin

Iglesia de San Martín

Anexa a la iglesia se encuentra la Capilla del Señor de la Columna, cuya imagen del S. XIV es venerada por los iliplenses.

El Hospital de Nª Sra. de los Ángeles se construyó entre los S. XIV y XVIII, de ahí los contrastes entre su fachada gótica-isabelina y la espadaña barroca.

san martin 2

Portada y ábside de la Iglesia de San Martín

Tras la invasión napoleónica la ciudad se halló en una situación precaria pasando a ser un núcleo rural frente a las pujantes ciudades de Ayamonte, Huelva o Moguer.

Afortunadamente fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982 y sin embargo esta bella ciudad es poco conocida.

En los alrededores se puede hacer senderismo bordeando el río Tinto o en el Pantano de San Walabonso.

rio tinto

Río Tinto

La gastronomía local cuenta con platos como las habas con poleo o habas “enzapatás”, las tagarninas “esparragás”, el potaje de gurumelos, la caldereta de cordero o los revoltillos con tomate.

Los vinos con D. O. Condado de Huelva acompañan a estos platos, desde los blancos afrutados hasta los vinos generosos.