Baños de la Encina (Jaén)

12 02 2008

Entre un mar de olivos, en lo alto de una colina, se alza la villa de Baños de la Encina, destacando en el horizonte la Iglesia de San Mateo y el Castillo Califal de Bury Alhamma o de Burgalimar.

Este bello pueblo jienense fue declarado conjunto histórico artístico en 1967 sobresaliendo los monumentos de su pasado esplendor medieval.

La iglesia de San Mateo se inició en el S. XV siendo su nave gótica y la cúpula barroca. Su esbelta torre octogonal es gótica siendo rematada por elementos renacentistas. En el interior de la parroquia y en la capilla del sagrario encontramos una bella pintura atribuida a Murillo.

 Igl. San Mateo

Iglesia de San Mateo

El Castillo Califal de Bury Alhamma fue construido por orden del califa Al-Hakem II en el año 968. Consta de 14 torres que destacan sobre las murallas construidas con arcilla, cal, arena y piedras pequeñas (mezcla denominada tapial). Tras la conquista por Fernado III se levantó la torre gótica y cilíndrica del Homenaje denominada Almena Gorda.

 Castillo Baños Encina

Castillo de Bury Alhamma

La fortaleza es conocida también como la «Fortaleza de los siete reyes» ya que estuvieron en ella Alfonso VII, Alfonso VIII, Alfonso IX, Pedro II, Sancho VII, Fernando III y Fernando el Católico. 

Numerosas son las casas nobles de la población como la Casa Consistorial del S. XVI, la Casa Torreón de Poblaciones Dávalos, el Palacio de Priores, el Palacio de los Molina de la Cerda,el Palacio de los Guzmanes, las casas de los Galíndez, Salcedo, Salido o de los Herrera Cárdenas.

 Casa Salido

Casa Salido

En el Palacio Guzmanes encontramos una hospedería rural donde pasar un buen fin de semana en el ambiente medieval del palacio y su entorno.

La Hospedería Rural Palacio Guzmanes cuenta con servicio de restauración donde poder degustar la gastronomía de la comarca destacando el gazpacho andaluz, las migas, los «calandrajos de liebre», el «cucharro», las gachas y la carne de monte.

Palacio Guzmanes 

Palacio Guzmanes

En las inmediaciones de la villa encontramos la Ermita del Santo Cristo del Llano del S. XVIII, obra barroca con influencia árabe en la decoración de lacería. Muchas son las rutas de senderismo por la dehesa que se pueden realizar en sus alrededores.