Cifuentes (Guadalajara)

6 12 2007

En el capítulo V de su «Viaje a la Alcarria» D. Camilo José Cela llega a la villa de Cifuentes rica en manantiales y fértiles vegas donde los romanos dejaron su impronta como lo demuestra el miliario de Gárgoles de Arriba o el Puente de Murel en Carrascosa de Tajo.

Cifuentes perteneció a la Comunidad de Atienza hasta tiempos del rey Alfonso X en que se separó constituyendo su alfoz. En el año 1253 Alfonso X entregó la villa a Doña Mayor Guillén de Guzmán, siendo su hija Beatriz la futura reina de Portugal. Doña Mayor mandó construir la monumental iglesia del Salvador.

Edificada entre 1261 y 1268 es un ejemplo de un incipiente gótico con tres naves separadas por pilares cilíndricos. La puerta occidental de Santiago de tradición románica ya tiene influencia gótica. El arco de medio punto abocinado muestra ocho arquivoltas que descansan sobre capiteles historiados.

Portico salvador 

Pórtico de Santiago de la Iglesia del Salvador

La arquivolta interior representa a los doce apóstoles, tallados por parejas, y a los ángeles. La chambrana muestra un rico repertorio iconográfico contrastando el lado derecho con lances de la vida cristiana y el lado izquierdo con figuras de diablos cornudos atormentando a los pecadores en el infierno.

Iglesia Salvador de Cifuentes 

Iconografía de los diablos cornudos

Por encima del pórtico se abre un gran rosetón gótico de preciosa tracería. La torre de la iglesia se alza en el ángulo derecho del pórtico y consta de dos cuerpos.

Presidiendo la villa de Cifuentes destaca el Castillo del Infante Don Juan Manuel del S. XIV sobre unas ruinas árabes del S. XI – XII.

Castillo de Cifuentes 

Castillo de Cifuentes

Cifuentes  fue una villa medieval amurallada y tenía cinco puertas de acceso de las que sólo queda la Puerta Salinera, denominada así porque se abría al camino que conducía a Saelices de la Sal. En el interios de las murallas destacaba el barrio de la judería en las inmediaciones de la iglesia del Salvador.

Muralla Cifuentes 

Muralla de Cifuentes y Puerta Salinera

Otros monumentos destacados son los Conventos de Santo Domingo y San Francisco, así como el Hospital y Ermita del Remedio.

En 1540 nació en Cifuentes, Ana de Mendoza y de la Cerda, «Princesa de Éboli», una de las figuras enigmáticas del reinado de Felipe II.

La gastronomía de Cifuentes es tipicamente alcarreña con las carnes de caza, el cabrito o cordero asado, las truchas de los ríos, las verduras de la huerta cifontina y las setas de cardo.

Cerca de Cifuentes, en el suroeste de la provincia de Guadalajara, se produce el vino D. O. Mondéjar, con vinos blancos afrutados con uva malvar y macabeo y vinos tintos elaborados a partir de las variedades cencibel y cabernet sauvignon. La repostería se acompaña de la miel de la Alcarria. En el restaurante Los Parrales o en el Mesón San Roque el viajero puede degustar tan recia gastronomía.





Archidona (Málaga)

22 11 2007

Pese a tener un importante conjunto histórico artístico la villa malacitana de Archidona es injustamente eclipsada por la vecina Antequera y para más «cachondeito andaluz» se le asocia al famoso Cipote de Archidona del que Don Camilo José Cela dió buena cuenta con un soneto.

Los primeros pobladores fueron los túrdulos, herederos de los tartesos. Los fenicios la llamaron Escua, los romanos  Arx Domina y los árabes Medina Arxiduna.

Entre sus monumentos destaca la Plaza Ochavada edificada en el S. XVIII por los alarifes Antonio González y Francisco Astorga con un diseño octogonal de inspiración francesa. El interior de la plaza es como un enorme patio andaluz conjugando en sus fachadas el ladrillo rojo con la cal blanca de las paredes, exponente de la arquitectura local.

 Plaza Ochavada

Plaza Ochavada

Por una carretera estrecha y zigzagueante se llega a la vieja Archidona, señora de las alturas, donde se encuentran los restos romanos y árabes con la Ermita de la Virgen de Gracia en lo más alto del cerro.

El castillo árabe es un bastión protegido por tres cinturones de murallas y fue levantado sobre las primitivas murallas romanas. El castillo fue construido en el S. IX y ampliado en el S. XIII por Alhamar, primer rey nazarí. La Puerta del Sol es el torreón más emblemático del castillo.

La Ermita de la Virgen de Gracia se levanta sobre la antigua mezquita árabe y posee dos partes diferenciadas con unas naves orientadas al Este de orígen musulman y otras naves perpendiculares del S. XVII.

Ermita Virgen Gracia 

Ermita de la Virgen de Gracia

Otros monumentos de Archidona son la Casa del Pósito o Ayuntamiento del S. XVI conocido popularmente como la Cilla, la Iglesia de Jesús Nazareno (S. XVIII), la Iglesia y Convento de las Mínimas, la Iglesia de Santa Ana (S. XVI) y la Iglesia de la Victoria (S. XVI) en el centro neurálgico de la villa.

En el Bar Restaurante Central, cerca de la Plaza Ochavada, el viajero encontrará uno de los lugares con mayor variedad de tapas de Andalucía, destacando la cazuela de habas, el revuelto de morcilla, la porra archidonesa, la porrilla de setas, el gazpachuelo, la caldereta de borrego, las «papadujas» de bacalao, la cazuelilla moruna, las gachas al mosto o la sopa de maimones.

Para acompañar los platos recomiendo los vinos de la Sierra de Málaga y para los postres los vinos dulces y licorosos con sabor a pasa de la D. O. Málaga que acompañan al tocino del cielo, los roscos o el arroz con leche.

Como en todo pueblo andaluz la Semana Santa es excepcional y cabe destacar la entrada del trono del Santo Sepulcro en la Plaza Ochavada por uno de los tres arcos que dan acceso a su interior, a los compases del Adagio de Albinoni…ni que decir que la piel se eriza en tan sublime instante.