Almagro (Ciudad Real)

20 03 2017

Almagro es la capital histórica del Campo de Calatrava (Ciudad Real), situándose en una zona volcánica, cercana al cerro de la Yezosa.

Plaza Mayor

Su topónimo deriva del árabe “al-magra” (arcilla roja) haciendo alusión a la característica arcilla de la zona de color almagre, presente en los edificios de la población.

Panorámica de la Plaza Mayor

La villa de Almagro nació en un castillo árabe que se situaba en la actual Ermita de San Juan, tras la Batalla de las Navas de Tolosa (1212), y le fue otorgado fuero por fray Gonzalo Yáñez de Noboa, Maestre de la Orden de Calatrava, que confirmo en 1222, el rey Fernando III el Santo.

Panorámica de la Plaza Mayor

Con el rey Alfonso X el Sabio, alcanzó su esplendor, convocando Cortes en la villa, en el año 1273. La plaza medieval sufrió una importante transformación con la llegada de los Fúcar (castellanización de los Függer), banqueros súbditos de Carlos V, a quienes les habían arrendado las minas de Almadén.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es de planta rectangular irregular, levantándose en la parte este el Ayuntamiento. En los lados mayores de la plaza se levanta un conjunto armonioso de viviendas, que se disponen en dos alturas sobre soportales, siendo sostenidas por ochenta y cinco columnas de piedra de orden toscano, sobre las que descansan las vigas de madera pintadas de almagre.

En 1788 con motivo de la proclamación del rey Carlos IV, la pintura de almagre fue sustituida por el azul, dándole el aspecto actual a la plaza.

Callejón de Villar

Desde el Callejón de Villar se observa la estructura de las viviendas, muchas de ellas transformadas en locales gastronómicos y de artesanía local.

Corral de Comedias

En el antiguo Mesón del Toro de Almagro se ubica el Corral de Comedias (finales del S. XVI), sede del Festival Internacional de Teatro Clásico, que se celebra cada mes de julio.

Corral de Comedias

Se trata de un patio rodeado de 54 pies rectos de madera de color almagre que apoyan sobre basas de piedra. Posee dos pisos con aposentos y entre el patio y la puerta de la calle se encuentra un zaguán empedrado con la Cruz de Calatrava.

Teatro Municipal

En 1863 se levantó el Teatro Municipal, según un proyecto de Cirilo Vara y Soria, según los gustos de la burguesía decimonónica, de estilo neoclásico, con patio de butacas elíptica y tres alturas (platea, palco y gallinero).

Calle de Almagro

La Iglesia Madre de Dios se ubica en el antiguo Hospital de Nuestra Señora la Mayor, siendo de estilo gótico tardío de transición al Renacimiento. Responde al estilo de iglesia columnaria y de salón, modelo extendido por La Mancha.

En el Altar Mayor se venera la Virgen de las Nieves, patrona de Almagro. El templo es el de mayores dimensiones de la provincia de Ciudad Real.

 Iglesia Madre de Dios

La Iglesia de San Blas, originalmente de San Salvador, data del S. XVI, posee una bella inscripción latina en su exterior, relacionada con la llegada de los Függer a la ciudad.

Iglesia de San Blas

Muchas casas solariegas destacan en el casco histórico de Almagro, como el Palacio de los Marqueses de Torremejía, el Palacio de los Oviedo, el Palacio de los Condes de Valparaíso, el Palacio de los Medrano, el Palacio de los Villarreal-Robles o el Palacio de los Függer.

Palacio de los Függer

El Convento del Santísimo Sacramento de los Agustinos es otra de las joyas de Almagro, de estilo barroco y que sufrió la desamortización de Mendizábal, quedando la Iglesia de San Agustín con sus frescos.

Iglesia de San Agustín

La Iglesia de San Agustín de planta de cruz latina, destaca por las pinturas al temple de estilo barroco, con motivos alusivos al Santo Sacramento, San Agustín y la Virgen.

Cúpula de la iglesia de San Agustín

La gastronomía local es conocida por las famosas berenjenas de Almagro. Otros platos típicos son las migas, el tiznao, los duelos y quebrantos o el asadillo.

Los vinos con D. O. La Mancha, son los ideales para acompañar los platos típicos, sin olvidar el queso manchego. 

Anuncios




Cuacos de Yuste (Cáceres)

19 12 2015

En la Comarca de La Vera cacereña se encuentra Cuacos de Yuste, a los pies de la Sierra de Gredos, entre Garganta la Olla y Jarandilla de la Vera.

01.CY

Plaza Don Juan de Austria

Su casco histórico y su entorno, se relaciona con Carlos V el Emperador, que eligió esta localidad verata para retirarse tras abdicar en su hijo Felipe II.

2.cy

Plaza de la Fuente de los Chorros

Entre las casas solariegas de arquitectura verata, se abren plazuelas con fuentes, entre las que destacan la Fuente de los Chorros o la Fuente de la Higuera, próxima a la Casa de Don Juan de Austria.

3.cy

Plaza de España

La Plaza de España o Plaza Mayor, está presidida por el Ayuntamiento, siendo porticada en gran parte, con columnas de piedra traídas del Monasterio de San Jerónimo, tras la desamortización de la iglesia.

4cy

Cuacos de Yuste

La sede de la Mancomunidad de la Vera se sitúa en la casa donde vivió Don Juan de Austria, hijo del Emperador, conocido como “Jeromín”, general y almirante que al mando de la flota de su hermanastro Felipe II, derrotó a los turcos en la Batalla de Lepanto.

5.cy

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

En la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción destaca la sacristía del S. XVI, así como la bella puerta gótica de la fachada principal.

6.cy

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La Casa Rafael Castaño, antiguo escribano de la población en el S. XVI, es un bello ejemplo de gótico civil con influencias flamencas.

7cy

Monasterio de San Jerónimo

Sin lugar a dudas, la joya de Cuacos de Yuste es el Monasterio de San Jerónimo, donde pasó sus dos último años, el Emperador Carlos V, con una parte monasterio y otra palaciega, siendo la residencia del Emperador.

8.cy

Monasterio de San Jerónimo

El Monasterio cuenta con un patio gótico y otro nuevo o plateresco, destacando el dormitorio del rey al lado del coro de la iglesia, por lo que podía asistir a los oficios desde su alcoba.

9cy

Monasterio de San Jerónimo

La iglesia posee un retablo de Juan de Herrera y su coro tallado en madera es de gran belleza. Los jardines del monasterio destacan por sus olivos, y árboles frutales como los limoneros, los naranjos y las higueras.

10.cy

Monasterio de San Jerónimo

Desde Jarandilla de la Vera parte una ruta senderista denominada Ruta del Emperador, y que conmemora el viaje del Emperador (3 de febrero de 1557) desde Jarandilla pasando por Aldeanueva de la Vera hasta llegar al Monasterio de Yuste.

11.cy

Jardines del Monasterio

Muy cerca del Monasterio, se encuentra el Cementerio Alemán, lugar donde fueron trasladados los restos mortales de los combatientes alemanes de la I y II Guerra Mundial que llegaron a las costas y tierras españolas debido a naufragios, accidentes o al derribo de sus aviones.

12.cy

Cementerio Alemán

Entre los platos típicos de la zona destacan la caldereta verata, el cuchifrito, el cordero sansero o los torteruelos, acompañados del Vino de Pitarra extremeño.





Uclés (Cuenca)

22 02 2014

En las estribaciones de la Sierra de Altomira se levanta la villa conquense de Uclés, destacando en lo alto del cerro de la población, el Monasterio de Santiago.

164

Monasterio de la Orden de Santiago de Uclés

En el casco histórico se encuentran vestigios de las tres culturas, árabe, judía y cristiana. Las casas solariegas se intercalan por las estrechas calles, destacando el antiguo Pósito, sede del actual ayuntamiento.

165

Ayuntamiento

Entre las casas solariegas destacan las de Fernández y Contreras, la casa palacio de la Torre o la casa de Pareja y Cedillo, como ejemplo de la arquitectura civil manchega.

245

Plaza Mayor

La villa estaba amurallada, conservándose alguna puerta de la muralla, mientras que de la antigua fortaleza quedan tres torres, la Torre del Pontido unida por un puentecillo a la Torre del Palomar y la Torre Albarrana.

El primitivo castillo musulmán fue construido en el S. IX, pasando a manos cristianas en el año 1085, con la conquista de Toledo por el rey de Castilla, Alfonso VI. En el S. XII pasó a ser la sede de la Orden de Santiago.

166

Torre del Pontido y Torre del Palomar

En 1529 se inicia la construcción del Monasterio de Santiago de Uclés, durante el reinado de Carlos V y finaliza en 1735, bajo el reinado de Felipe V. El interior del monasterio se articula alrededor del claustro del S. XVII, cerrado por treinta y seis arcos.

168.Uclés (Cuenca)

Claustro del Monasterio de Santiago

El edificio destaca por su variedad de fachadas, siendo la fachada principal de estilo churrigeresco, obra de Pedro de Ribera, la fachada este de estilo plateresco, obra de Enrique Egas y las fachadas norte y oeste, de estilo herreriano.

175

Detalle de la fachada churrigeresca

En el centro del claustro destaca un bello brocal barroco del aljibe. Alrededor del claustro encontramos el refectorio, la sacrístia plateresca, la escalera regia y la iglesia herreriana.

182

Brocal barroco del aljibe

La fachada oriental es de estilo plateresco, siendo la primera del monasterio, destacando las ventanas con su rica decoración, adaptadas a su interior con la sacristía, refectorio e iglesia.

169

Fachada plateresca

Desde el claustro se accede al refectorio o comedor del monasterio, construido en el S. XVI. El artesonado labrado en madera de pino, está formado por treinta y seis casetones, con los caballeros de la Orden de Santiago, así como la figura del emperador Carlos V, impulsor del monasterio.

205

Figura del artesonado

En el artesonado hay una figura curiosa de medio esqueleto con corona de conde y manto sobre los huesos, con la leyenda “vosotros los que os tenéis en algo, deteneos ahora un poco, os ruego, y considerad mis palabras: No perdono a nadie”.

Se atribuye la frase y la representación a don Alvaro de Luna, condestable de Castilla y maestre de la Orden de Santiago. 

206

Figura de medio esqueleto

La fachada principal churrigeresca destaca por los motivos decorativos militares (yelmos, banderas, armaduras), siendo coronada por la figura de Santiago Apóstol. La puerta está tachonada de veneras sobre cruces de Santiago.

187

Detalle de la puerta de entrada al monasterio

En la Casa Palacio Villa de Uclés se pueden degustar los platos típicos conquenses (morteruelo, ajoarriero, zarajos) junto a platos más innovadores como cordero con mollejas y ciruelas, revuelto de morcilla de arroz con almendras o el rollito de lubina relleno de foie.

Buena ocasión para degustar los vinos conquenses con D. O. Ribera del Júcar, a base de tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah y bobal.