Molinaseca (León)

6 04 2021

La localidad berciana de Molinaseca es uno de los enclaves más importantes del Camino de Santiago, siendo declarada Conjunto Histórico Artístico en 1975, por su extraordinaria arquitectura medieval.

Iglesia de San Nicolás de Bari

La Calle Real es la principal arteria de Molinaseca y por la que transcurre el Camino de Santiago a su paso por la población, desde el Puente Romano hasta el Crucero del Santo Cristo.

El origen jacobeo de la ruta marca la distribución lineal en forma de lanza de la población.

Calle Real

En lo alto de una loma se levanta la Iglesia de San Nicolás de Bari que data de la segunda mitad del siglo XVII.

La portada barroca en el muro sur obra del maestro de cantería Juan de Collado es el acceso principal al templo. El interior tiene planta basilical de naves de bóvedas de arista separadas con arcos sobre pilastras y cúpula ciega en el crucero sobre pechinas. 

Interior de San Nicolás de Bari

Al este de Molinaseca se encuentra el Puente Romano o Puente de los Peregrinos.  Se trata de un puente de sillería con siete bóvedas de luces, de las cuales las tres primeras, con arcos de medio punto pertenecen a un puente más antiguo de origen romano y se encuentran semienterradas.

Formaba parte de la vía romana que seguía desde Ponferrada hasta Foncebadón.

Puente Romano o Puente de los Peregrinos

El Santuario de Nuestra Señora de las Angustias es el resultado de la reconstrucción interior y exterior llevada a cabo a finales del siglo XVII y principios del XVIII, sobre una capilla del siglo XI, siendo lugar de devoción y de honda tradición en el Camino de Santiago.

Santuario de Nuestra Señora de las Angustias

El Crucero del Santo Cristo se levanta sobre un pedestal de planta cuadrada y cuatro escalones de granito. La columna del crucero es octogonal y se ha añadido una hornacina de cristal con un crucifijo pequeño.

Crucero del Santo Cristo

La arquitectura popular Molinaseca se caracteriza por los corredores, galerías voladas de madera de castaño, escaleras exteriores de acceso a las viviendas, cubiertas de pizarra, junto con algunas casas solariegas con portadas de sillería y escudos nobiliarios.

Arquitectura popular

Entre las casas solariegas destacan la Casona de Don Pelegrín o Palacio de los Balboa, situada al principio de la calle Real, junto al Puente Romano, y el Palacio de Cangas de Pambley con su bella fachada enmarcada entre dos torres. 

Plaza García Rey

El desarrollo de Molinaseca como localidad, estaría vinculado al Puente de los Peregrinos sobre el río Meruelo, pudiendo considerarse como inicio del pueblo.

En la Edad Media, Molinaseca pasó a formar parte del Reino de León con Alfonso VI, siendo el primer señor de la villa el conde Ramiro Froilaz.

Río Meruelo

En el centro de la población se encuentra la Plaza del Rollo, epicentro de los numerosos bares y restaurantes donde degustar los productos bercianos de su gastronomía local.

Plaza del Rollo

Los platos más típicos son la cecina en canutillos con membrillo y foie, el salteado de pulpo con trigueros y langostinos sobre crema de garbanzos, el carpaccio de solomillo con vinagreta de reineta y virutas de parmesano, o el entrecot de vaca a la parrilla, sin olvidar el clásico botillo berciano.

Los vinos con D. O. Bierzo son los elegidos para el perfecto maridaje de los platos de Molinaseca.





Ampudia (Palencia)

16 01 2021

Al sur de la provincia de Palencia, limitando con la de Valladolid, en plena Tierra de Campos, encontramos la villa medieval de Ampudia.

Casa medieval

Su historia se remonta a la Alta Edad Media y va ligada a los Rojas desde Sancho a Francisco de Sandoval y Rojas con el que se crea el Condado de Ampudia.

Sancho de Rojas dona a su sobrino Pedro García de Herrera, Señor de Salvatierra el feudo de Fuent Pudia, a principio del siglo XV. Este consiguió de Juan II privilegio para instituir mayorazgo con la villa.

Torre de la Colegiata

La Colegiata de San Miguel comenzó a construirse en el siglo XII, culminando en el XVI. De estilo gótico renacentista, se compone de un templo y una torre, conocida como la “Giralda de Campos” por su espectacular altura y belleza.

Calle Corredera

Las dos calles principales, Corredera y Ontiveros son porticadas reposando en rústicos troncos de árboles o columnas de piedra formando una estructura de soportales que se mantienen en pie desde el siglo XVII, aunque algunos postes datan del siglo XIII.

Estos soportales servían para resguardarse del frío y las inclemencias del tiempo.

Museo de Arte Sacro

El Museo de Arte Sacro está ubicado en el Antiguo Convento de San Francisco, fundado en el siglo XVII por el Duque de Lerma, Valido del rey Felipe III.

De su construcción queda la Iglesia, del renacimiento tardío y decoración mudéjar. Posee planta de cruz latina con bóveda semicircular en el cuerpo y rebajada en el transepto.

Los arcos de ladrillo de medio punto, daban acceso al claustro hoy desaparecido, huerta, campo santo y dependencias conventuales.

Nuestra Señora de la Alconada

El Castillo de Ampudia fue construido entre los siglos XIII y XV, siendo declarado monumento nacional el 3 de julio de 1931.

De arquitectura gótica, presenta una planta trapezoidal que cuenta con tres torres cuadradas en las esquinas, la mayor de las cuales se corresponde con la llamada Torre del Homenaje.
En este castillo se firmó el documento por el cual se produjo el cambio de capitalidad de Valladolid a Madrid.

Castillo de Ampudia

La población cuenta con muchos palomares de origen romano. Su estructura suele ser de planta circular, aunque a veces es cuadrada, rectangular o poligonal. Sus muros son de adobe o tapial, cubiertos a una vertiente de teja con puerta de acceso simple al mediodía. Su finalidad era y es la cría de pichones.

Soportales de la Calle Corredera

Los chozos son construcciones de una sola planta, circulares y con forma cónica realizados en piedra y se hayan situados en torno a lo que se llamaban cañadas, veredas o cordeles, donde servían como refugio e incluso vivienda a los pastores.

Ermita de Santiago

La Ermita De Santiago fue construida entre los siglos XVI y XVII. Adscrita al castillo, sirvió en su día para los actos religiosos en caso de asedio. Después, hacia 1851, pasó a ser dependiente de la parroquia y se reedificó gracias a D. Manuel de Tariego, canónigo de Sevilla.

Casas con soportales

El Hospital de Nuestra Señora de Clemencia fue fundado por el Mariscal de Castilla, Pedro García de Herrera y otorgado el 3 de enero de 1455.

En un principio fue un hospital para los pobres del pueblo y los alrededores que funcionó hasta el año 1946. Ofrecía un servicio llamado “Socorro Domiciliario”, que consistía en ofrecer a los pobres y enfermos alimentos y medicinas.

Lo regía la fundación Nuestra Señora de Clemencia, que estaba formada por el sacerdote, el alcalde y dos hombres buenos del pueblo.

Calle Corredera

La gastronomía local destaca por los productos derivados de la matanza, la caza, las sopas de ajo y el lechazo churro. Son típicos los “picones” que son una especie de rosquilla en forma de pico, elaborados con vino y aceite, y el “pan de mosto”, dulce ampudiano por excelencia.

Los vinos cercanos con D. O. Cigales, acompañan a la contundente gastronomía ampudiana.





Peñalba de Santiago (León)

17 10 2020

Peñalba de Santiago se encuentra en la comarca de Valdueza, a una altitud de 1.100 metros, próximo al Pico Morredero y al Pico Cabeza de la Yegua, en pleno corazón de El Bierzo leonés.

Peñalba de Santiago

El conjunto urbano es un ejemplo de la arquitectura rural de El Bierzo en buen estado de conservación, por lo que su conjunto histórico – artístico, hace que sea uno de los pueblos más bonitos del país.

Iglesia de Santiago

La Iglesia de Santiago de Peñalba es una joya de la arquitectura mozárabe del Siglo X.

Fue construida por el abad Salomón, concretamente en el reinado de Ramiro II que hizo múltiples donaciones a la iglesia y al monasterio de la localidad. Entre ellas estuvo la llamada Cruz de Peñalba, actualmente símbolo de la comarca de El Bierzo.

Arcos mozárabes de la entrada

Se trata de una iglesia con planta en cruz latina, con dos capillas en los brazos de la cruz, y dos ábsides, en la cabecera y en el pie de la cruz. 

Destacan los bellos arcos en herradura de la puerta de entrada, de estilo mozárabe.

Arquitectura popular

Las casas de Peñalba de Santiago, construidas con piedra pizarra, suelen ser de planta rectangular resultante de la evolución de la vivienda castreña. 

Iglesia de Peñalba de Santiago

El conjunto de Peñalba de Santiago es un conjunto de casas apiñadas alrededor de la iglesia, en el centro de un paraje natural y silencioso que todo lo envuelve, ya que estamos en en Valle del Silencio.

Valle del Silencio

Las casas tienen dos plantas, la inferior, para cuadras, bodega y almacén de aperos de labranza, y la superior, dedicada a vivienda. Un elemento en esta segunda planta es la solana o corredor, siempre de madera y en voladizo.

Arquitectura popular

Destaca  la “Casa de los Diezmos” donde era guardada la décima parte de las cosechas con la que cada vecino debía contribuir al sostenimiento de la iglesia de Astorga.

Arquitectura popular

Cerca de la población se encuentra la Cueva de San Genadio, donde el obispo de Astorga, tras renunciar a su cargo se retiró para continuar su ascetismo hasta su muerte en pleno Valle del Silencio.

Valle del Silencio

La gastronomía local se basa en los productos de la comarca con la manzana reineta, las castañas, los pimientos asados, la pera conferencia y en especial, el botillo.

Los vinos con D. O. El Bierzo, con la tinta mencía y la blanca modelo, maridan con la gastronomía local.





Espinosa de los Monteros (Burgos)

16 12 2019

En la Comarca de las Merindades de Burgos se encuentra Espinosa de los Monteros, siendo fundada por los cántabros, posiblemente los coniscos, 800 años a. C.

Torre de los Velasco

Recibió el nombre de Velliga y estaba situada en torno al término de San Martín, extendiéndose en dirección al Monte Edilla. La conquista que los romanos hicieron de la Península Ibérica, encontró fuerte resistencia en el pueblo cántabro que presentó batalla durante tres siglos.

Torre de los Monteros

Bajo las murallas de Velliga tuvo lugar una delas últimas batallas que se libraron entre ambos pueblos y la dificultad para vencer fue tan grande, que el mismo emperador Octavio César Augusto tuvo que dirigir en persona las operaciones para la conquista del norte de Hispania. 

La derrota fue absoluta para los cántabros, y Velliga fue tomada y destruida pasando a ser de dominación romana.

Palacio de los Fernández Villa

Durante su estancia, los romanos construyeron sobre las ruinas de Velliga una fortaleza bien amurallada, a la que denominaron Barrutha.

La invasión visigoda desemboca, en tiempos del rey Atanagildo (año 554), en una terrible batalla con el ejército romano, con derrota de estos últimos, y posterior destrucción de todo vestigio de construcciones de la etapa romana.

Torre de Valanto

En Val Espinosa, los musulmanes son atacados pero, gracias a la ayuda que reciben de los árabes residentes en Medina de Pomar, renuevan fuerzas y plantan cara dificultando especialmente la victoria.

Fue tal el arrojo de los primitivos Espinosiegos, que tras la victoria sobre los árabes, tomaron por armas un escudo de oro y en él un espino verde con majuelas coloradas y tronco pardillo, que añadieron al castillo que antes tenían.

Palacio de los Zorrilla o de los Marqueses de Chiloeches

En pleno periodo de reconquista, tiempos del Conde Sancho García (año 1006), acontece el hecho de mayor trascendencia para esta villa, cuyo acontecer, mezcla leyenda y hecho histórico.

Se crea el Cuerpo de Monteros de Espinosa, en agradecimiento del Conde Don Sancho al nobilísimo proceder de su escudero y mayordomo a quien debía no ya la vida, sino la integridad del Condado.

Torre de los Velasco

La villa está repleta de Palacios y Torres defensivas, destacando la Torre de los Velasco, la Torre de Cantimplor, la Torre de los Azulejos, la Torre de los Monteros, la Torre de las Herradores, la Torre Pumarejo, el Palacio de los Cuevas Velasco, el Palacio de Zorrilla o de los Marqueses de Chiloeches o la Casa de los Sainz de Baranda.

Torre de los Herradores

La Torre de los Velasco es un ejemplo de Torre medieval defensiva formada por dos cuerpos rectangulares unidos: una esbelta torre y una construcción secundaria, que en su día cumplió las funciones de caballeriza.

Torre de los Velasco

La Torre de Cantimplor fue construida en el siglo XIII, y se encuentra en el barrio de Berrueza. Esta desmochada, se dice que poseía una planta más alta y almenas. La torre perteneció a los abades de Vivanco. 

Torre de Cantimplor

La Torre de los Azulejos es un edificio de planta cuadrada con cubrición a cuatro aguas, rodeado por una muralla de más de dos metros de altura con puerta de acceso flanqueada por dos pilares cuadrados con remates y un interesante trabajo de herrería en la verja.

Torre de los Azulejos

Profundizando en la Heráldica del Palacio de los Zorilla o de los Marqueses de Chiloeches, vemos como la fachada principal presenta un conjunto armónico formado por un cuerpo central flanqueado por dos torres cuadrangulares que sobresalen de la portada principal. El cuerpo central se cobija bajo un enorme arco rebajado con casetones en su intradós.

Escudo heráldico del Palacio de Zorrilla

La gastronomía espinosiega conserva todo el sabor de antaño. Como derivados de la leche, destacan productos como la mantequilla, elaborada a partir de los mismos métodos naturales de fabricación famosos desde el siglo XVII, la leche y una amplia gama de quesos, los cuales han sido premiados en múltiples ocasiones.

También destacan los productos derivados del cerdo, como son los embutidos y morcillas; y, los derivados del pato criado en libertad, como el foie gras, paté y confitados.

Se puede degustar una buena carne de ternera de leche y de vaca, carne de excelente calidad con elevada proporción de grasa intramuscular y muy poco superficial. 

Para maridar los platos gastronómicos, los vinos burgaleses con D. O. Arlanza.





Orbaneja del Castillo (Burgos)

22 07 2018

Orbaneja del Castillo está situada en el Valle de Sedano, nos descubre la belleza de sus calles y el precioso entorno natural que dibuja el Cañón del río Ebro, siendo declarada Conjunto Histórico Artístico.

Orbaneja del Castillo

Las aguas del arroyo que brota de la cercana Cueva del Agua recorre las calles del pueblo, antes de precipitarse en una cascada de gran belleza.

Las casas montañesas se abren a las escalonadas calles que aprovechan las terrazas tobáceas.

Cascada de Orbaneja del Castillo

Sus cristalinas aguas brotan en la base de la Cueva del Agua, caverna que se abre en el cantil rocoso que divide el pueblo en dos barriadas, la Villa y la Puebla.

Cascada de Orbaneja del Castillo

La Cueva del Agua forma parte del Complejo kárstico de Orbaneja, tienen su salida natural las aguas subterráneas provenientes de un enorme acuífero situado en el subsuelo del Páramo de Bricia. 

Casa montañesa

Antiguamente el caudal de la Cueva del Agua movía las piedras de unos cinco molinos harineros distribuidos a la vera de la cueva, de los que todavía hoy se conservan restos. Sus aguas se precipitan unos 20 metros hacia el Ebro deshaciéndose en espuma sobre Pozas de aguas cristalinas.

Poza 

Las casas montañesas poseen elegantes solanas de madera que se asoman a las viejas y estrechas calles del pueblo. Las casas apiñadas muestran los balcones suspendidos en el aire.

Casa montañesa

En Orbaneja del Castillo convivieron durante siglos mozárabes, cristianos y judíos, siendo famosa la aljama de estos últimos. Este lugar fue elegido por los Caballeros Templarios para levantar el Convento y Hospital de San Albín, encargado de ofrecer albergue y protección a los peregrinos del Camino de Santiago.

Estructuras calcáreas

La margen derecha del río Ebro aparece coronada por un descomunal conjunto de estructuras calcáreas naturales, frente a la población de Orbaneja del Castillo.

Conjunto natural calcáreo

Ese aspecto de las estructuras calcáreas rocosas en lo alto del cañón del río Ebro, recuerdan a un castillo en ruinas, que la imaginación ha perpetuado en el nombre del pueblo.

Cascada de Orbaneja del Castillo

En las Eras de Orbaneja del Castillo encontramos las chozas de piedra, de planta circular o cuadrada, que servían de granero y lugar de abrigo en caso de lluvia.

Orbaneja del Castillo

Entre sus edificios destacan la Casa Fuerte, la Casa de los Canes y la Casa de los Pobres, antiguo hospital en el siglo XVI.

Poza

La gastronomía de Orbaneja del Castillo es típicamente burgalesa: Lechazo, queso fresco y morcilla de Burgos.

Los vinos D. O. Ribera de Duero son imprescindibles en esta tierra al norte de Burgos.





Maderuelo (Segovia)

2 08 2017

Sobre una colina, en pleno embalse de Linares, en aguas del río Riaza, se alza la villa medieval segoviana de Maderuelo, limitando con las provincias de Burgos y Soria.

Maderuelo

Maderuelo es uno de los municipios que conserva el título de Villa y Tierra, como cabeza de una comunidad que se fundó por los condes castellanos en la frontera del Duero.

Embalse de Linares y río Riaza

Anteriormente el territorio tuvo asentamientos de las tribus celtas arévacas, latifundistas hispanorromanos y visigodos, hasta la llegada de los musulmanes.

Maderuelo

Por la Puerta de la Villa, se accede al conjunto histórico artístico, una de las puertas que se conservan de la antigua muralla, junto con la Puerta del Barrio, además de conservar restos del castillo.

Puerta de la Villa

En el Siglo X la villa fue repoblada por el conde castellano Fernán González, siendo saqueada por los ejércitos de Almanzor.

Posteriormente con la llegada de gente burgalesa se construyó el Castro Maderolum, construyéndose las murallas, cuyos restos contemplamos en la actualidad.

Puerta de la Villa

Las casas nobles, de sus estrechas calles, conservan mucha simbología templaria en sus piedras, además de los blasones de las familias nobles de la Edad Media.

Cruz de la Iglesia de San Miguel

Tras cruzar la Puerta de la Villa, nos encontramos la Iglesia de San Miguel, románica, con un sencillo ábside con saetera y una decoración profusa de canecillos.

Iglesia de San Miguel

La ermita de la Vera Cruz, extramuros, contenía una colección de pinturas románicas en su cabecera, que fueron trasladadas al Museo del Prado de Madrid en 1947.

Calle de Maderuelo

La Iglesia de Santa María cuenta con restos de origen románico, como su portada sur, con molduras de diente de sierra, mientras que en la portada norte destacan los arcos mudéjares. Una esbelta espadaña con campanas sobresale entre los tejados de las casas.

Iglesia de Santa María

En las cercanías de Maderuelo, se encuentra la población de Fuentemizarra, conocida por la Iglesia de Nuestra Señora del Ejido, con una bella galería románica porticada, de finales del Siglo XII.

Iglesia de Nuestra Señora del Ejido

El lechazo es el producto gastronómico por excelencia, sin olvidar el chorizo de matanza, que se pueden acompañar de los tintos con D.O. Ribera del Duero.





Peñafiel (Valladolid)

15 07 2017

En el centro de la Ribera del Duero, famosa por sus vinos, se alza la villa de Peñafiel, a los pies de su impresionante castillo roquero, una de las fortificaciones más bellas del medievo.

Castillo de Peñafiel

Desde la prehistoria, la zona estaba dominada por los vacceos, pero no es hasta el S. X, durante la Reconquista, cuando se asienta un núcleo urbano a los pies del cerro que domina el castillo, denominándose Penna Fidele.

Entrada al Castillo de Peñafiel

La fortaleza del Siglo X, en tiempos del rey León Ramiro II, fue conquistada por Almanzor en el año 983, siendo reconquistada por el conde castellano Sancho García en 1013, pronunciando la célebre frase “desde hoy en adelante esta será la peña más fiel de Castilla”.

Torre del Homenaje

El Castillo de Peñafiel, de planta alargada, tiene una longitud de 210 m. y una anchura máxima de 35 m., constando de 28 cubos almenados y la imponente Torre del Homenaje. Actualmente alberga en su interior el Museo Provincial del Vino.

Panorámica de Peñafiel

Desde el Castillo de Peñafiel la vista de 360º impacta al viajero, con vistas a la población, los campos de cereales, las dehesas de pinos, las viñas de la Ribera del Duero y sus famosas bodegas.

Plaza del Coso

Otro de los más conocidos de Peñafiel, es la Plaza del Coso, llamada popularmente “El Corro”, donde se celebran festejos taurinos y encierros en el mes de agosto, durante las Fiestas de San Roque.

Arquitectura de la Plaza del Coso

La suelta de toros está documentada en 1433, siendo una de las plazas medievales de toros más antiguas, construyéndose para fines lúdicos, pues anteriormente ya se celebraban justas y torneos medievales.

Vista del Castillo desde la Plaza del Coso

La Iglesia de San Miguel de Reoyo es del Siglo XVI, en estilo Herreriano. La Capilla Bautismal alberga la antigua cabecera de la iglesia románica del Siglo XII.

Iglesia de San Miguel de Reoyo

Sobre los restos del Alcázar de Alfonso X, se levanta el Convento de San Pablo, del Siglo XIII, en estilo gótico mudéjar. En el Altar Mayor se conservan los restos del infante Don Juan Manuel, autor de “El Conde de Lucanor”.

Convento de San Pablo

El exterior destaca por los arcos en ladrillo rojo, de estilo gótico mudéjar, mientras que el interior es célebre por la capilla funeraria de los Manuel, de estilo plateresco, atribuida a Juan de Badajoz (1536).

Convento de San Pablo

La Torre del Reloj de la Villa de Peñafiel da las horas a los vecinos, formando parte de la desaparecida iglesia de San Esteban, de estilo románico, que se levantaba en la parte más antigua de la villa medieval.

Convento de San Pablo

El lechazo asado en horno de leña es el plato estrella de la gastronomía de Peñafiel, sin olvidar los guisos de caza (liebre, perdiz, pichón o conejo), las sopas de ajos o los quesos de Esgueva.

Los vinos D. O. Ribera del Duero, son el alma mater de todos los platos de la villa de Peñafiel.





Aguilar de Campoo (Palencia)

23 06 2017

En el Camino de Santiago del Norte (Ruta del Besaya) se encuentra esta bella localidad palentina, a orillas del río Pisuerga y famosa por la industria de las galletas.

Iglesia de Santa Cecilia y Castillo

La Iglesia de Santa Cecilia, románica de los Siglos XII y XIII, se levanta a los pies del Castillo Medieval, siendo de planta rectangular y bella torre campanario.

En su interior destacan los capiteles vegetales e historiados que narran pasajes bíblicos, siendo de una joya del románico el capitel de “la matanza de los inocentes”.

Capitel de “la matanza de los inocentes”

A 970 m. sobre el nivel del mar se levanta sobre un peñasco el Castillo Medieval, del Siglo XII, levantado sobre una fortaleza de los siglos anteriores.

Castillo de Aguilar de Campoo

Presidiendo la Plaza Mayor, la Colegiata de San Miguel se levanta majestuosa entre las viviendas con miradores y soportales, típicas de la arquitectura popular del norte palentino.

Colegiata de San Miguel

La puerta principal de la Colegiata de San Miguel es de estilo románico en transición al gótico (Siglo XIII), ampliada en el Siglo XIV hasta llegar a la inmensa torre campanario de estilo herreriano del Siglo XVI.

Colegiata de San Miguel

La villa de Aguilar de Campoo ostenta el título de villa realenga desde Alfonso X El Sabio (1255). En 1482, los Reyes Católicos conceden el Marquesado de Aguilar a los Manrique de Lara, siendo el I Marqués de Aguilar, Don Graci Fernández Manrique de Lara.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es el centro neurálgico de la antigua villa amurallada, conservándose seis puertas de la antigua muralla: Puerta de Reinosa, Puerta de la Tobalina, Puerto del Paseo Real, Puerta del Hospital, Puerta del Paseo de Cascajera y Puerta de San Roque.

Puerta del Paseo Real

Una de las más bellas es la Puerta del Paseo Real que da acceso al Monasterio de Santa María la Real.  Junto a esta puerta se localiza la barbacana del tramo más largo y conservado de la muralla medieval.

Plaza Mayor

Alrededor de la Plaza Mayor encontramos los palacios y casas nobles del pasado esplendor de la villa palentina, entre los que destacan, el Palacio de los Marqueses de Aguilar, el Palacio de los Villalobos-Solórzano, la Casa de los Velarde, la Casa de los Zorrilla o el Palacio de los Villatorre.

Anochecer en la Plaza Mayor

El Monasterio de Santa María la Real, de origen románico (Siglo XII) fue habitado por monjes premonstratenses hasta la desamortización de Mendizábal.

Monasterio de Santa María la Real

El claustro cisterciense (Siglos XII y XIII) y la iglesia forman parte del Centro de Estudios del Románico y de la Fundación de Santa María la Real.

Claustro de Santa María la Real

La carne de ternera de la Montaña Palentina y los lechazos son los puntos fuertes de la gastronomía local, además de los cangrejos de río y los productos de la matanza del cerdo. La leche frita, los hojaldres y las galletas artesanas son el complemento dulce de la gastronomía local.

Los vinos de D. O. Cigales, cercanos a la zona, maridan con los platos típicos de Aguilar de Campoo.





Peñaranda de Duero (Burgos)

18 05 2017

A orillas del río Arandilla, cerca de la Sierra de la Demanda, se ubica esta pequeña y bella villa medieval burgalesa de Peñaranda de Duero.

Plaza Mayor de Peñaranda de Duero

La Plaza Mayor es una de las más bonitas de Castilla y León, con casas de soportales del S. XVI, estando flaqueada por el Palacio de los Condes de Miranda o Palacio de Avellaneda y la Colegiata de Santa Ana, sin olvidar el Rollo de Justicia.

Desde la plaza se puede admirar el imponente Castillo con su grandiosa Torre del Homenaje, visible desde gran parte de la vega del Arandilla.

Castillo de Peñaranda de Duero

El Castillo de Peñaranda de Duero data del Siglo X, a raíz de la repoblación de Fernán González, siendo ampliado en el Siglo XV. La villa medieval estaba amurallada, conservándose algunas de sus puertas, como el “Arco de las Monjas”.

Arco de las Monjas

La villa conserva lienzos de muralla, con acceso a la Plaza Mayor a través del “Arco de la Plaza”, así como la muralla con sus puertas de acceso al Palacio de los Conde de Miranda o Palacio de Avellaneda.

Muralla del Palacio de los Condes de Miranda

La villa perteneció al alfoz de Clunia, hasta que Fernando IV la entregó a Fernán Ruiz de Amaya, quien a su vez la venderá en 1311, al infante don Pedro, hijo de Sancho IV.

En tiempos de Alfonso XI, quedaría vinculada a la familia Avellaneda, Condes de Miranda.

Castillo y Casa Consistorial

Las casas típicas están construidas con adobe y entramado de madera, con poca profundidad y de dos plantas y buhardilla.

La planta baja se destinaba a lagar y otros menesteres, mientras que la parte superior se destinaba a la cocina y dormitorios.

Palacio de los Condes de Miranda o Palacio de Avellaneda

El Palacio de los Condes de Miranda o Palacio de Avellaneda fue construido en el Siglo XVI, siendo atribuido a Nicolás de Vergara.

Destaca su fachada plateresca, el patío de arquería doble y sus salones con ricos artesonados gótico mudéjares y yeserías, siendo una de las joyas del plateresco español.

Patio del Palacio de los Condes de Miranda

El escudo de los Zúñiga entre tenantes, preside la portada del Palacio de Avellaneda, frente a la Colegiata de Santa Ana y el Rollo de Justicia, de estilo gótico flamígero, de una gran elegancia y esbeltez.

Rollo de Justicia

La Colegiata Abacial de Santa Ana, por Bula Pontificia de Paulo V (1605) preside el lado opuesto de la Plaza Mayor. Su construcción fue financiada por doña María Enríquez de Cárdenas, viuda de Francisco de Zúñiga.

Colegiata Abacial de Santa Ana

Su trazado se atribuye a Rodrigo Gil de Hontañón y a Pedro de Resines, mientras que la portada de estilo barroco clasicista fue diseñada por fray Pedro Martínez, a semejanza de un retablo con la figura de Santa Ana y los escudos de los Zúñiga y Avellaneda.

Colegiata Abacial de Santa Ana

El Monasterio de las Madres Franciscanas Concepcionistas, cuya primera abadesa fue Sor Ana de Zúñiga y Avellaneda, destaca por el artesonado mudéjar de la iglesia y el patio renacentista.

Plaza Mayor y Rollo de Justicia

Los tres productos típicos gastronómicos de Peñaranda de Duero son el queso de Burgos, la morcilla de Burgos y el lechazo.

Los vinos D. O. Ribera de Duero, de la subzona de Burgos, acompañan a los ricos manjares de Peñaranda de Duero.





Puebla de Sanabria (Zamora)

13 09 2016

En el noroeste de la provincia de Zamora, a orilla de los ríos Tera y Castro, se encuentra el municipio de Puebla de Sanabria.

01

Puebla de Sanabria

Desde tiempos medievales, al ser una tierra de frontera con Portugal, fue villa aforada, fortificada y amurallada, presidiendo la ciudad el Castillo de los Condes de Benavente.

03

Castillo de los Condes de Benavente

El castillo fue construido en el Siglo XV por Rodrigo Alonso Pimentel, IV Conde de Benavente, sobre el promontorio que domina la ciudad.

De plata cuadrangular es custodiado por cubos semicilíndricos en granito, destacando la Torre del Homenaje.

04

Castillo de los Condes de Benavente

El castillo se sitúa junto a la Ermita de San Cayetano y la Iglesia de Santa María del Azogue, dominando el fértil valle del Tera.

05

Torre del Homenaje

La consolidación de la villa como núcleo de la comarca sanabresa se produjo durante el reinado de Alfonso VII de León (Siglo XII), contando la villa con su castillo.

02

Torre de la Iglesia de Santa María del Azogue

El recinto urbano está claramente diferenciado entre la Villa y el Arrabal, separadas por una vaguada natural.

En la parte norte se localizan los monumentos que simbolizan el poder eclesiástico, civil y militar.

06

Calle Costanilla

La arquitectura popular sanabresa se basa en el uso de la piedra de granito para los muros, la madera en puertas, corredores y ventanas, y la pizarra en las cubiertas.

07

Puebla de Sanabria

Los alrededores de la Plaza Mayor constituyen el centro del casco histórico, repleto de casas señoriales con sus blasones, con sus balcones decorados con plantas y flores.

08

Calle Costanilla

El Ayuntamiento de planta rectangular y dos alturas se localiza en la Plaza Mayor. La fachada posee un porche con tres arcos de medio punto y columnas dóricas, y sobre él una galería porticada de cuatro arcos.

09

Ayuntamiento de Puebla de Sanabria

La Iglesia de Santa María del Azogue, data del Siglo XII, de estilo románico, aunque con notables transformaciones entre el Siglo XVI y XVIII.

La puerta meridional, bajo un porche, posee tres arquivoltas de medio punto abocinadas sobre jambas.

10

Iglesia de Santa María del Azogue

La puerta occidental está formada por cuatro arquivoltas apuntadas con sus columnas y estatuas adosadas, realizadas en piedra pizarrosa. Sobre su clave destaca la cabeza empotrada de un caballero barbado.

11

Puerta Occidental

La Ermita de San Cayetano es de estilo barroco, situándose entre el Castillo de los Condes de Benavente y la Iglesia de Santa María del Azogue, frente al Ayuntamiento.

12

Ermita de San Cayetano

Desde el cerro que domina el Castillo de los Condes de Benavente se divisa el Arrabal y la vega del río Tera, especialmente bello tras una tormenta y la visión del arco iris.

13

Arrabal

Entre las tradiciones de la villa, cabe destacar los gigantes y cabezudos, que durante las fiestas danzan al compás de gaiteros y tamborileros.

14

Plaza Mayor

De su gastronomía destaca la olla sanabresa, el caldo de berzas, la trucha del río Tera, el bacalao, las setas como el Boletus Edulis o las carnes de vacuno.

Los platos se pueden acompañar de Sidra Sanabresa o con Vinos del Valle de Benavente, con variedades como el Prieto Picudo, la Tempranillo o la Mencía.