Mazarrón (Murcia)

15 03 2013

En plena Costa Cálida, a los pies de la Sierra de Almenara, se encuentra Mazarrón, uno de los pueblos más antiguos del Mediterráneo, siendo explotadas sus minas por fenicios, cartagineses y romanos.

1.Mazarron

Atardecer en Punta Vela

En su costa encontramos yacimientos fenicios como el de la Punta de los Gavilanes, del S. IV a. C., siendo además descubiertos dos barcos fenicios en la playa de La Isla. De la época romana destaca una factoría de salazones, la calzada romana y la villa de El Alamillo.

2.Mazarrón (Murcia) - Yacimiento fenicio de la Punta de los Gavilanes

Punta de los Gavilanes

El Ayuntamiento de Mazarrón preside el centro de la villa, siendo edificado en el S. XIX, siendo de estilo modernista. De tres plantas es rematado por un bello templete.

3.Ayuntamiento de Mazarrón

Ayuntamiento de Mazarrón

Sobre una colina se levantan los restos del Castillo de los Vélez, del S. XV. Su emplazamiento denota un carácter defensivo militar, con grandes muros y aspilleras. En otro cerro se levanta la Torre del Molinete o de los Reyes Católicos.

4.Mazarrón (Murcia) - Castillo de los Vélez

Castillo de los Vélez

La Iglesia de San Andrés, del S. XVI, fue remodelada en el S. XVIII con el añadido de un crucero y la Capilla Mayor, destacando en su interior el Retablo Mayor.

5.Iglesia de San Andrés

Iglesia de San Andrés

La Iglesia del Convento de la Purísima esta asociada a un hecho significativo en este municipio, conocido como el Milagro de Mazarrón: según la leyenda, narrada en el interior del tempo, el 17 de noviembre de 1585 la intersección de Nuestra Señora de la Concepción malogró las intenciones de tres naves corsarias que desembarcaron en la costa de Mazarrón con intención de hacer incursiones de piratería en la villa.

6.Mazarrón (Murcia) - Iglesia del Convento de la Purísima

Iglesia del Convento de la Purísima

En su interior destaca la decoración del Camarín de la Virgen, patrona de Mazarrón. Su orígen como ermita se remonta al S. XVI.

7.Nave de la iglesia

Interior de la Iglesia del Convento de la Purísima

La Iglesia de San Antonio de Padua se construyó en el S. XVI. Durante la Guerra Civil, se destruyó el retablo barroco y algunos altares. Destaca la decoración de las pechinas de la cúpula del crucero, con pinturas de santos.

8.Mazarrón (Murcia) - Iglesia de San Antonio de Padua

Iglesia de San Antonio de Padua

Para defenderse de los ataques berberiscos se construyeron torres vigías en el litoral de Mazarrón, como la Torre de los Caballos y la Torre de la Cumbre.

La Torre de los Caballos es del S. XVI, a la que se añadió una ermita en el S. XX. En ella se instaló un centro de interpretación de las torres vigía del Mediterráneo.

9.Mazarron

Torre de los Caballos

La Torre de la Cumbre es de planta circular y cuerpo ligeramente troncocónico y su interior se distribuye en dos cuerpos abovedados, siendo cosntruida en el S. XVI.

10.Torre Nueva- Mazarrón

Torre de la Cumbre

En primera línea de playa se levantan las Gredas de Bolnuevo.  Se trata de formaciones de un material arcilloso conocido como greda, material que esta formado por sílice y aluminio. La erosión del aire, muchas veces acompañado de partículas de arena y agua, han modelado los curiosos perfiles de estas Gredas, dando forma a lo que también ha sido conocido como el “Paisaje Encantado de Bolnuevo”.

12.Playa Nares

Playa de Nares

Muchas son las playas con encanto del término de Mazarrón destacando las de Punta Vela, Bolnuevo, Nares, el Alamillo o la Isla.

La gastronomía de Mazarrón es rica en pescado y mariscos, destacando el arroz con bogavante, el rape a la mazarronera, el mero a la cazuela o la moraga de sardinas. También destacan los productos de la tierra, como el tomate y los michirones, o las carnes, como el conejo al ajo cabañil y el cabrito al horno.

Para acompañar los platos típicos están los Vinos del Campo de Cartagena.

Anuncios




Baños de la Encina (Jaén)

12 02 2008

Entre un mar de olivos, en lo alto de una colina, se alza la villa de Baños de la Encina, destacando en el horizonte la Iglesia de San Mateo y el Castillo Califal de Bury Alhamma o de Burgalimar.

Este bello pueblo jienense fue declarado conjunto histórico artístico en 1967 sobresaliendo los monumentos de su pasado esplendor medieval.

La iglesia de San Mateo se inició en el S. XV siendo su nave gótica y la cúpula barroca. Su esbelta torre octogonal es gótica siendo rematada por elementos renacentistas. En el interior de la parroquia y en la capilla del sagrario encontramos una bella pintura atribuida a Murillo.

 Igl. San Mateo

Iglesia de San Mateo

El Castillo Califal de Bury Alhamma fue construido por orden del califa Al-Hakem II en el año 968. Consta de 14 torres que destacan sobre las murallas construidas con arcilla, cal, arena y piedras pequeñas (mezcla denominada tapial). Tras la conquista por Fernado III se levantó la torre gótica y cilíndrica del Homenaje denominada Almena Gorda.

 Castillo Baños Encina

Castillo de Bury Alhamma

La fortaleza es conocida también como la “Fortaleza de los siete reyes” ya que estuvieron en ella Alfonso VII, Alfonso VIII, Alfonso IX, Pedro II, Sancho VII, Fernando III y Fernando el Católico. 

Numerosas son las casas nobles de la población como la Casa Consistorial del S. XVI, la Casa Torreón de Poblaciones Dávalos, el Palacio de Priores, el Palacio de los Molina de la Cerda,el Palacio de los Guzmanes, las casas de los Galíndez, Salcedo, Salido o de los Herrera Cárdenas.

 Casa Salido

Casa Salido

En el Palacio Guzmanes encontramos una hospedería rural donde pasar un buen fin de semana en el ambiente medieval del palacio y su entorno.

La Hospedería Rural Palacio Guzmanes cuenta con servicio de restauración donde poder degustar la gastronomía de la comarca destacando el gazpacho andaluz, las migas, los “calandrajos de liebre”, el “cucharro”, las gachas y la carne de monte.

Palacio Guzmanes 

Palacio Guzmanes

En las inmediaciones de la villa encontramos la Ermita del Santo Cristo del Llano del S. XVIII, obra barroca con influencia árabe en la decoración de lacería. Muchas son las rutas de senderismo por la dehesa que se pueden realizar en sus alrededores.





Buitrago del Lozoya (Madrid)

24 01 2008

Con las prisas de nuestro tiempo el viajero del S. XXI se desplaza rápidamente por autovías y autopistas dejando en la cuneta pueblos hermosos como este de Buitrago del Lozoya junto a la A-1 entre Madrid y Burgos.

Buitrago del Lozoya se situa al norte de la Comunidad de Madrid y está circundado por el río Lozoya. La población está rodeada por una muralla de origen musulmán que cuenta con catorce torres conservando la coracha y parte de la barbacana.

En el S. XIV se construyó el Castillo o Alcázar de estilo mudéjar. En la Edad Media fue residencia del Marqués de Santillana y en él residió la reina Juana de Portugal y su hija Juana la Beltraneja.

 Buitrago

Buitrago del Lozoya

Antes de los árabes estuvieron los romanos tras la conquista por Cayo Flaminio en al año 190 a. C. llamándose el lugar “Licabrum”.

El nombre de Buitrago aparece por primera vez en 1076 en el llamado Fuero de Sepúlveda del rey Alfonso VI.

Pasear por las calles de Buitrago del Lozoya es volver al medievo con sus calles estrechas, su castillo y sus murallas. En el interior del recinto encontramos la Iglesia de Santa María del S. XIV que cuenta con un precioso artesonado mudéjar.

Murallas Buitrago 

Murallas de Buitrago del Lozoya

La población cuenta con un Museo Picasso con obras de la colección de Eugenio Arias, natural de la población madrileña, y que fue barbero y amigo íntimo del genial pintor malacitano.

Muchas son las rutas de senderismo que se pueden realizar desde la localidad en las inmediaciones de Somosierra.

En el Asador Las Murallas se puede degustar el lechazo asado en horno de leña, el chuletón o entrecot de la sierra o una buena sopa castellana acompañados por los pujantes vinos con D.O. Madrid.





Urueña (Valladolid)

14 01 2008

En la Tierra de Campos de Valladolid se alza la villa medieval de Urueña sobre las estribaciones de los Montes Torozos. Ya los romanos cruzaron estas tierras entre Palencia y Zamora a través de la vía de la Toresana. Con el rey Sancho II de Castilla la villa fue cabeza del Infantado de Valladolid.

La villa de Urueña está amurallada casi en su totalidad conservando dos de sus puertas, el Arco de la Villa y la Puerta del Azogue.

Muralla Urueña 

Murallas de Urueña y Torreón de Doña Urraca

La muralla comenzó a edificarse en tiempos de Doña Sancha, hermana de Alfonso VII, y data de finales del S. XII. El Arco de la Villa es apuntado y se abría al páramo mientras la Puerta del Azogue constituía la principal entrada a la villa estando flaqueado el arco de medio punto por dos torres cúbicas.

El castillo de Urueña es anterior a las murallas siendo edificado en 1060 en tiempos de Fernando I. Tiene forma rectangular con cubos semicirculares en su perímetro y en él destaca la Torre del Homenaje.

En la unión de la muralla con el castillo se levanta el Torreón de Doña Urraca o Peinador de la Reina.

Castillo Urueña 

Castillo de Urueña

En el interior del recinto de la villa se encuentra la Iglesia de Santa María del Azogue, de estilo renacentista aunque levantada sobre una iglesia gótica. En su interior destaca un Cristo crucificado del S. XIV y el Cristo atado a la columna de la escuela de Gregorio Fernández.

 Iglesia Urueña

Iglesia de Santa María del Azogue

Extramuros se levanta la Ermita de Nuestra Señora de la Anunciada, la joya de la villa de Urueña. Se trata de la única obra de estilo románico catalán en tierras de Castilla y León y se edificó sobre la iglesia de un monasterio mozárabe del S. X.

El exterior de la ermita llama la atención con sus arquillos ciegos y bandas lombardas. En su interior destaca un retablo del S. XVI y el altar mayor del S. XVII con la imágen románica de La Anunciada.

Ermita Urueña 

Ermita de Nuestra Señora de la Anunciada 

Tan singular villa vallisoletana se ha convertido con un proyecto cultural ambicioso en la primera Villa del Libro de España.

En Los Lagares de Urueña la comida casera colmará el apetito del viajero tras la visita por las calles y plazas del medioevo. La sopa de ajo con setas, el potaje benedictino, las patatas cortesanas, los pichones o las lentejas son los platos típicos de la villa, acompañados por vinos claretes de la zona. De postre recomiendo los canutillos de monjas o el queso de Villalón con miel.





Letur (Albacete)

2 01 2008

Al sur de la provincia de Albacete, en plena Sierra del Segura, se situa el pueblo de Letur colgado de un peñasco con su trazado árabe . El viajero tras pasar el Arco de las Moreras se situa en la Plaza Mayor, antigua plaza de armas del desaparecido castillo de la villa. En dicha plaza se encuentra la iglesia de Santa María de la Asunción.

Iglesia Letur 

Iglesia de Santa María de la Asunción

La iglesia parroquial fue edificada en el S. XVI de planta gótica, a excepción de la portada renacentista. Se compone de una planta única con una cabecera de cinco paños y dos capillas laterales. En su interior se conservan seis tablas del Maestro de Albacete del S. XVI.

El pueblo es de una belleza extraordinaria con sus calles estrechas y encaramadas camino del barranco con sus balcones repletos de macetas llenas de color sobre todo en primavera.

 Barrio Letur

Casco histórico de Letur

Una peculariedad de Letur son los numerosos pasajes arqueados o “portalicos”, como dicen los lugareños, que aprovechan los restos de muralla o del castillo como ocurre con la Puerta del Sol al norte de la población.

Desde Letur parten numerosas rutas de senderismo que nos llevan a parajes naturales inolvidables como el Charco Pataco, los Cantalares o el Mirador de la Molatica.

Portalico Letur 

“Portalico” de Letur

Camino de una de sus aldeas, La Dehesa de Letur, nos encontramos un complejo turístico donde podemos disfrutar de la naturaleza serrana, la llamada “La Quebrada del Molino Viejo”.

En el se puede degustar el gazpacho manchego, las carnes de caza, los andrajos o las truchas. Todo ello se puede acompañar con vinos de la cercana zona albaceteña de D. O. “Manchuela“. De postre recomiendo los suspiros y sobre todo las “toñas” de Letur, dulce típico a base de tortas cubiertas de frutos secos, sobre todo nueces, y miel.

En agosto se celebran las fiestas en honor a la Virgen de la Asunción donde los encierros son los protagonistas.





Vélez-Blanco (Almería)

12 12 2007

Se asocia Almería a tierras áridas y desérticas desconociendo que la provincia posee zonas montañosas como La Alpujarra almeriense, la sierra de Los Filabres o la Sierra de María donde se ubica el precioso pueblo de Vélez-Blanco.

 Vélez Balnco

Vélez-Blanco

En el término municipal se encuentra la Cueva de los Letreros, en la falda del Maimón, donde fue descubierta una pintura rupestre del neolítico tardío que se ha convertido en el simbolo de Almería, el Indalo.

El Indalo representa una figura humana con los brazos extendidos y un arco sobre sus manos. La palabra Indalo podría tener un origen íbero: “indal eccius” mensajero de los dioses aunque otros piensan que el nombre es un homenaje a San Indalecio, patrón de la ciudad de Almería.

Dominando el pueblo se levanta el Castillo de Vélez-Blanco  mandado construir por D.Pedro Fajardo, primer Marqués de Los Vélez, en 1506. Es una de las mejores obras renacentistas de nuestro país atribuida a Francisco Florentin. El castillo tiene planta hexagonal asentándose sobre el macizo rocoso que corona la villa. El Patio de Honor realizado en mármol blanco de Macael fue vendido y se encuentra en el Museo Metropolitano de Nueva York.

La iglesia de la Magdalena, junto al castillo, se levantó sobre la mezquita árabe en el S. XV. La iglesia y convento de San Luis fueron fundados por D.Luis Fajardo, segundo Marqués de Los Vélez, en 1572.

 La Magdalena - Velez Blanco

Iglesia de la Magdalena

El templo más importante es la iglesia de Santiago que data de 1515, con mezcla de elementos góticos y mudéjares, siendo construida bajo las instrucciones del alarife morisco Zunzuñegui.

Iglesia Santiago - Vélez Blanco

Iglesia de Santiago desde el Castillo

Desde el Castillo el viajero puede perderse por las estrechas calles de casas encaladas respirando el aíre puro de la Sierra de María – Los Vélez para despertar el apetito antes de probar la gastronomía de la comarca.

Castillo Vélez - Blanco

Castillo de Vélez-Blanco

En el Mesón el Molino, popularmente conocido como “Casa El Porchas”, podemos degustar las especialidades serranas como la paletilla de cabrito, el chuletón de buey a la brasa, las perdides en salsa de almedras, los gurullos con liebre o conejo, el puchero de pelotas o el potaje de trigo. El vino de la tierra almeriense (Ribera del Andarax) puede acompañar estos platos de Vélez-Blanco.





Elx (Alicante)

9 10 2007

En un día como hoy, 9 de octubre, día del País Valencià, no podía faltar un artículo referente a una de las ciudades más bellas de mi tierra: ELX

La ciudad de Elche es conocida por tener 2 Patrimonios de la Humanidad, algo excepcional a nivel mundial, a saber, el Palmeral d’Elx formado por más de 200.000 palmeras y el Misteri d’Elx, drama litúrgico medieval que se representa en la Basílica de Santa María y que relata la Dormición, la Asunción a los cielos y Coronación de la Vírgen María.

Palmeral

Palmeral d’Elx

Basìica Sta. Mará

Basílica de Santa María

Sin embargo, uno de los aspectos menos conocidos de Elche es su patrimonio de torres y fortalezas localizadas en el casco histórico o en las afueras de la ciudad. Todavía existen restos de muralla rodeando el casco histórico con torres como la de Santa Lucía, la torre Vill, la torre del Concejo, la torre Cova, etc.

Las torres y fortalezas más relevantes son las siguientes:

Castillo Palacio de Altamira: Se localiza en la plaza del Palacio frente al río Vinalopó y el palmeral municipal. Es de planta poligonal sobresaliendo la torre mayor cuadrangular y los torreones cilíndricos de las esquinas. En su interior alberga el Museo Arqueológico Municipal.

Castillo Altamira

Castillo de Altamira

Castillo Altamira y palmeral

Vista de Elche desde el campanario de la Basílica

Torre almohade de la Calaforra: Debió ser una antigua fortaleza adelantada de la muralla almohade del S. XIII que daba protección a la Puerta Lucentina, a la que llegaba el camino de Alicante. En 1492 se aprobó la construcción de un anexo que albergaba una báscula municipal de harina.

Torre Calaforra

Torre almohade de la Calaforra

Torre de Vaíllos: Se encuentra al norte del casco histórico en el huerto palmeral de Vaíllos. Se trata de una torre cuadrada y ataluzada en su base y se distribuye en planta baja y dos alturas. La puerta principal está adintelada y enmarcada en sillares.

Torre Vaìlos

Torre de Vaíllos

Torre de Ressemblanc: Se sitúa al sur del casco histórico siendo una torre de sección rectangular distribuida en tres plantas y un semisótano, siendo rematada por una terraza rodeada de ménsulas. En la fachada sur destaca el escudo herádico de los Santacilla.

Torre Ressemblanc

Torre de Ressemblanc

En el término municipal de Elche existen más torres alejadas del casco histórico que contribuyen a aumentar la riqueza monumental de la ciudad, destacando la Torre de Carrús, la Torre Estaña, la Torre de Asprillas y la Torre de Palombar.

Una visita tan agotadora entre fortalezas y torres medievales se merece el buen yantar del guerrero a base del famoso “arrós amb costra”, el puchero con pelotas o el arroz con conejo y caracoles. De postre recomiendo el pan de higo acompañado de licor de dátil.

Entre los restaurantes ilicitanos destacan La Finca, el Parque Municipal o Mesón el Granaíno.

Durante las fiestas de agosto del Misteri d’Elx cabe destacar la noche mágica del 13 de agosto con la “Nit d’Albá”, un espectáculo pirotécnico de 60′ de duración donde se lanzan cohetes y palmeras sin interrupción desde todas las calles y terrazas de la ciudad y que culmina con la gran palmera lanzada desde al campanario de la Basílica de Santa María.

Antes de dejar Elche se debe acudir a la Plaça de Baix para contemplar la Torre de Calendura con un reloj de autómatas de 1572. El mecanismo cuenta con dos figuras populares bautizadas como “Miquel Calendura” que hace sonar las horas y “Vicentet Calendureta”, más pequeño que anuncia los cuartos.