Aguilar de Campoo (Palencia)

23 06 2017

En el Camino de Santiago del Norte (Ruta del Besaya) se encuentra esta bella localidad palentina, a orillas del río Pisuerga y famosa por la industria de las galletas.

Iglesia de Santa Cecilia y Castillo

La Iglesia de Santa Cecilia, románica de los Siglos XII y XIII, se levanta a los pies del Castillo Medieval, siendo de planta rectangular y bella torre campanario.

En su interior destacan los capiteles vegetales e historiados que narran pasajes bíblicos, siendo de una joya del románico el capitel de “la matanza de los inocentes”.

Capitel de “la matanza de los inocentes”

A 970 m. sobre el nivel del mar se levanta sobre un peñasco el Castillo Medieval, del Siglo XII, levantado sobre una fortaleza de los siglos anteriores.

Castillo de Aguilar de Campoo

Presidiendo la Plaza Mayor, la Colegiata de San Miguel se levanta majestuosa entre las viviendas con miradores y soportales, típicas de la arquitectura popular del norte palentino.

Colegiata de San Miguel

La puerta principal de la Colegiata de San Miguel es de estilo románico en transición al gótico (Siglo XIII), ampliada en el Siglo XIV hasta llegar a la inmensa torre campanario de estilo herreriano del Siglo XVI.

Colegiata de San Miguel

La villa de Aguilar de Campoo ostenta el título de villa realenga desde Alfonso X El Sabio (1255). En 1482, los Reyes Católicos conceden el Marquesado de Aguilar a los Manrique de Lara, siendo el I Marqués de Aguilar, Don Graci Fernández Manrique de Lara.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es el centro neurálgico de la antigua villa amurallada, conservándose seis puertas de la antigua muralla: Puerta de Reinosa, Puerta de la Tobalina, Puerto del Paseo Real, Puerta del Hospital, Puerta del Paseo de Cascajera y Puerta de San Roque.

Puerta del Paseo Real

Una de las más bellas es la Puerta del Paseo Real que da acceso al Monasterio de Santa María la Real.  Junto a esta puerta se localiza la barbacana del tramo más largo y conservado de la muralla medieval.

Plaza Mayor

Alrededor de la Plaza Mayor encontramos los palacios y casas nobles del pasado esplendor de la villa palentina, entre los que destacan, el Palacio de los Marqueses de Aguilar, el Palacio de los Villalobos-Solórzano, la Casa de los Velarde, la Casa de los Zorrilla o el Palacio de los Villatorre.

Anochecer en la Plaza Mayor

El Monasterio de Santa María la Real, de origen románico (Siglo XII) fue habitado por monjes premonstratenses hasta la desamortización de Mendizábal.

Monasterio de Santa María la Real

El claustro cisterciense (Siglos XII y XIII) y la iglesia forman parte del Centro de Estudios del Románico y de la Fundación de Santa María la Real.

Claustro de Santa María la Real

La carne de ternera de la Montaña Palentina y los lechazos son los puntos fuertes de la gastronomía local, además de los cangrejos de río y los productos de la matanza del cerdo. La leche frita, los hojaldres y las galletas artesanas son el complemento dulce de la gastronomía local.

Los vinos de D. O. Cigales, cercanos a la zona, maridan con los platos típicos de Aguilar de Campoo.





Medina de Rioseco (Valladolid)

25 06 2012

A orillas del río Sequillo, en plena Tierra de Campos, se levanta la villa vallisoletana de Medina de Rioseco, conocida como la “Ciudad de los Almirantes”.

Plaza Mayor

La ciudad fue escenario de conflictos entre el Reino de León y el Condado de Castilla, hasta su incorporación a la merindad del Infantazgo de Valladolid. El rey Enrique III concedió a D. Alonso Enríquez, el título de Almirante Mayor de Castilla en 1405, siendo nombrados posteriormente varios miembros de la familia con el título del Almirantazgo de Castilla.

Plaza Mayor

Un buen punto de partida para visitar la villa es la Plaza Mayor, presidida por el Ayuntamiento, donde conviven las viejas casas castellanas con soportales, con los nuevos edificios que guardan la armonía con el entorno, respetando los rasgos de la arquitectura popular. 

Iglesia de Santa Cruz

Subiendo por la Calle Mayor, conocida popularmente como “La Rua”, nos encontramos con la Iglesia de Santa Cruz, que hoy es la sede del Museo de la Semana Santa de Medina de Rioseco.

Sobre una iglesia anterior gótica, se construyó a finales del S. XVI, con un diseño de Rodrigo Gil de Hontañón, destacando la fachada de estilo jesuita italiano con influencias herrerianas.  a las puertas de la iglesia, encontramos un momumento a la Semana Santa.

Monumento a la Semana Santa

Siguiendo La Rua admiramos el conjunto de viviendas castellanas, a base de ladrillos da adobe, que cierran los entramados de vigas de madera, muchas de ellas con soportales, que albergaban las mercancías en los días de feria. Los pisos volados sobre canecillos mudéjares son un ejemplo de la arquitectura popular de los S. XV y XVI.

La Rua

A mitad de La Rua, sorprendentemente nos encontramos con el “Cocodrilo del Sequillo”, que representa al cocodrilo de una vieja leyenda de Medina de Rioseco.

Cuenta la leyenda que el cocodrilo residía en el río Sequillo y tenía atemorizados a los obreros de la Iglesia de Santa María de Mediavilla. Un preso decidió acabar con la vida del animal y valiéndose de un espejo paralizó al cocodrilo, al verse reflejado en el mismo, momento que aprovechó para asestarle una lanzada. El Almirante Enríquez le dió la libertad por dicha proeza.

Cocodrilo del Sequillo en La Rua

Sin embargo, la piel del caimán que se conserva en la iglesia, fue donada por el riosecano Manuel Milán, que marchó a hacer fortuna a las Américas, llegando a ser Alcalde de Puebla (México). El caso es que hoy en día, el “Cocodrilo del Sequillo” es todo un simbolo de la ciudad.

Iglesia de Santa María de Mediavilla

En el centro del casco histórico y en lo más alto de la ciudad, se levanta la Iglesia de Santa María de Mediavilla, el templo más carismático, de estilo gótico tardío con elementos renacentistas y barrocos, como la esbelta torre del campanario. 

En el exterior destaca la portada gótica, mientras que la joya de su interior es la Capilla de los Benavente, plagada de esculturas. 

Portada gótica de Santa María

Finalizando las obras de Santa María, se levantó en los aledaños la Iglesia de Santiago Apóstol, inicialmente gótica pero que terminó en la etapa barroca. Bajo la dirección de Rodrigo Gil de Hontañón se iniciaron los trabajos en 1533. La entrada principal es de estilo clasicista, mientras que la fachada norte es gótica y la sur plateresca.

Iglesia de Santiago Apóstol

En el interior destaca el Retablo Mayor, obra de Joaquín de Churriguera, con imagenes de Tomás de Sierra. En el exterior la portada sur plateresca es de gran belleza, obra de Gil de Hontañón. 

Portada plateresca de la Iglesia de Santiago Apóstol

El cuarto templo mayor de la villa es la Iglesia conventual de San Francisco, levantada en tiempos del Almirante de Castilla, Fadrique II Enríquez, siendo hoy en día sede del Museo de Arte Sacro.

La Rua

En los numerosos mesones de La Rua, se puede degustar los platos típicos como el lechazo de raza churra, la perdiz roja, el queso de oveja o el revuelto de chirlas con calandracas. Para acompañar los vinos de la zona próxima de D.O. Cigales.





Baños de Cerrato (Palencia)

25 10 2007

A 13 Km. de Palencia se encuentra la localidad de Baños de Cerrato en plena vega del río Pisuerga. Tan pequeña localidad guarda dos tesoros, la iglesia parroquial de San Martín de Tours del S. XVI y sobre todo una de las joyas del patrimonio nacional, la Basílica de San Juan de Baños, edificio visigótico del S. VII.

Baños de Cerrato 

Basílica de San Juan de Baños

La Basílica de San Juan de Baños fue mandada construir por el rey Recesvinto en el año 661 d. C., según consta en una inscripción del arco triunfal.

Presentaba planta basilical con tres naves y tres ábsides en su origen. Tras su reconstrucción desaparecieron los ábsides laterales y se añadió la espadaña. La puerta exterior presenta un arco en herradura de estilo puro visigodo. En la clave está tallada la cruz patada con un clipeus, labrada con cuadrifolias simétricas que recuerdan la orfebrería de los visigodos.

El templo se ilumina a traves de ventanas en forma de herradura abocinadas con vistosas celosías.

 Ventana visigoda

Ventana en herradura

En el interior destacan los arcos visigodos sobre columnas de mármol, reaprovechadas de algún templo romano, de color beige, rosa y gris, con los capiteles ocre que contrastan junto a los muros de piedra caliza. Los capiteles de tipo corintio presentan hojas de acanto.

En el prebisterio de la basílica se encuentra una reproducción de la corona votiva del rey Recesvinto.

San Juan Baños - interior

Interior de la Basílica de San Juan de Baños

Frente a la Basílica de San Juan el viajero puede reponer las fuerzas en el Mesón El Lagar con amplia variedad de platos como el chorizo al infierno, el revuelto de morcilla, piñones y pasas, el cochifrito o el churrasco de ternera con chimichurri. Es la ocasión para degustar los vinos de la cercana zona de Ribera de Duero o Cigales.