Mojácar (Almería)

27 04 2019

De una colina de la Sierra Cabrera almeriense, cuelgan las casas blancas de Mojácar, oteando el mar Mediterráneo, con su silueta de pueblo blanco y soleado.

Mojácar

Mojácar ha sido habitada por numerosos y variados pueblos desde la antigüedad. Poblada desde la Edad del Bronce alrededor de 2000 a. C., los comerciantes fenicios y cartagineses llegaron a servir a las comunidades en crecimiento.

Plaza de la Iglesia

Bajo el dominio griego, estos crearon un asentamiento llamado Murgis-Akra, palabra de la que derivaría luego, tras ser latinizada, el nombre Moxacar , luego, el de Muxacra por los árabes y finalmente el nombre actual de Mojácar.

Arco de la Plaza Nueva

Con la coronación de Mohamed-Ben-Nazar, Mojácar y sus tierras fueron incorporadas al Reino de Granada, y la ciudad se encontró con las fuerzas cristianas en el este. Se construyeron o reforzaron Atalayas y fortalezas durante el siglo XIV.

Plaza Nueva

El 10 de junio de 1488, los líderes de la región acordaron someterse a las fuerzas cristianas, aunque el alcaide de Mojácar se negó a asistir. En ese momento se produjo la reunión conocida como “árabe de Mojácar”, donde se acordó un pacto de libre asociación entre musulmanes, judíos y cristianos.

Plaza del Parterre

En el centro del casco histórico se encuentra la Iglesia de Santa María, construida a finales del S.XVI (año 1560) sobre la antigua Mezquita Mayor, y junto a ella la Plaza del Parterre, antiguo cementerio musulmán.

Vista de Mojácar Playa

Inició las obras de la iglesia, el maestro Sebastián Segura, cumpliendo una doble función: religiosa y como fortaleza defensiva.

Es muy llamativa la sencillez de su interior, que alberga una preciosa y significativa pintura al fresco realizada en los años 60 por un pintor itinerante. La iglesia había perdido el retablo del altar mayor durante los hechos acaecidos en la Guerra Civil. En su pequeña colección de imaginería cuenta con tallas de San Agustín y la Virgen del Rosario, Patrones de la Ciudad.

Calle típica

Las callejuelas son estrechas y están flanqueadas por balcones decorados con geranios de colores que contrastan con el blanco impoluto de las paredes encaladas. 

Vivienda mojaquera

Las techumbres de las viviendas son planas o de terraza, dando sensación de casas cúbicas, impenetrables, donde el turista desde fuera no puede visualizar sus laberínticas y empinadas calles. Antiguamente se utilizaban el adobe y la piedra formando techos abovedados, hoy en día el blanco es el protagonista de la arquitectura mojaquera.

Vista de Mojácar

Mojácar pueblo está formado por viviendas agrupadas, escalonadas, acomodadas a la topografía del terreno adecuándose a la arquitectura tradicional. El dominio del macizo sobre el hueco formando cubos más o menos geométricos de monocromía blanca, son algunas de las condiciones estéticas de las casas del pueblo.

Plaza del Arrabal

Mojácar cuenta con 17 kilómetros de costa, que van desde Marina de la Torre, límite con Garrucha, y hasta la Rambla de la Granatilla, en la impresionantemente bella pedanía de Sopalmo, y a pocos kilómetros de inicio del Parque Natural de Cabo de Gata – Níjar, junto al término de Carboneras.

Calle típica

Entre los platos típicos de la gastronomía local se encuentran los gurullos, los guisos de pelotas, el caldo de pimentón, las migas, los arroces caldosos o incluso el cous-cous, fruto de nuestro legado andalusí.

Entre los pescados más comunes de la zona, habría de destacar el gallo pedro, los espetones de sardinas o júreles, los calamares a la plancha o a la romana, los boquerones rebozados o en vinagre, la sepia en salsa, el pulpo a la vinagreta o la exquisita gamba de Garrucha.

Para acompañar los platos, los Vinos de la Tierra del Desierto de Almería, poco conocidos y en plena expansión.

Anuncios




Lucainena de las Torres (Almería)

20 06 2014

En el Campo de Tabernas de Almería, nos encontramos la villa de Lucainena de las Torres, que desde hace unos años forma parte de la red de los pueblos más bonitos de España.

043

Calle Real

Se encuentran vestigios del periodo hispano romano, en restos de algunas villas en las que habitaba un “Lucanius”, de donde deriva el nombre de la población. En tiempos de los árabes se llamó Locaynena, adscrita a la Cora de Bayyana, siendo entregada a los Reyes Católicos en 1488.

045

Calle Real

Tras la Reconquista, la villa se rodeó de murallas y de seis torres de vigía que guardaban la Torre central, siendo denominada Lucainena de las Siete Torres.

018

Torre vigía

Tras la expulsión de los moriscos en 1570, la villa quedó despoblada, siendo saqueada posteriormente por incursiones de los piratas berberiscos.

001.Lucainena de las Torres

Iglesia de Santa María

Sobre la antigua mezquita se levantó en el S. XVII, la Iglesia de Santa María, aunque la patrona es la Virgen de Montesión.

038

Calle Francisco Ayala

Con el auge de la minería de hierro y plomo, la población alcanzó su mayor número de habitantes en el año 1900 y esplendor económico.

002

Plaza del Ayuntamiento

Frente a la iglesia encontramos el mirador denominado “El Poyo de la Cruz”, con magníficas panorámicas del pueblo y de las tierras áridas del Sureste.

016

Mirador “El Poyo de la Cruz”

La arquitectura popular destaca por sus casas cúbicas, encaladas, en un entramado de calles estrechas y tortuosas, legado del pasado andalusí, y que hoy en día están adornadas con plantas y flores de mil colores.

022

Calle Estación

Sobre la estructura de un ferrocarril de 36 Km. que unía las minas de Lucainena de la Torres, con Agua Amarga, en la costa mediterránea, se ha construido una Vía Verde, para recorrer la comarca a pie o en bicicleta.

004

Ayuntamiento de Lucainena de las Torres

Los ocho hornos de fundición donde se calcinaba el mineral de hierro son visitables, encontrando en sus escombreras mineral de hierro y piritas de cobre.

037

Calle Francisco Ayala

En la gastronomía de la villa destaca la olla de trigo, el gazpachuelo, la sopa de ajo almeriense, el pimentón o caldo colorado y los gurullos.

Los platos pueden acompañarse con los Vinos del Desierto de Almería.