Guadalupe (Cáceres)

20 06 2020

En la comarca cacereña de Villuercas se encuentra Guadalupe, declarado Conjunto Histórico Artístico por su patrimonio arquitectónico, destacando el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

Según la tradición un pastor encontró una talla de la virgen en el río Guadalupe a finales del siglo XIII. Cerca del lugar donde se encontró la imagen se construyó una ermita alrededor de la cual surgió el asentamiento actual con el nombre de Puebla de Santa María de Guadalupe.

Desde la construcción del primer santuario Guadalupe se convirtió en el centro de peregrinación más importante de la península ibérica después de Santiago de Compostela.

Vista panorámica de Guadalupe

Las primeras noticias históricas se refieren al otorgamiento de estas tierras a sus pobladores por parte del rey Alfonso XI en 1340, pasando a depender de la ciudad de Talavera de la Reina. En 1347 se menciona ya el nombre de Puebla de Santa María de Guadalupe.

Calle del casco histórico

Las calles del casco histórico datan del Siglo XIV al XVI, con sus soportales típicos, destacando las de la Judería, destacando las que confluyen en la Plazuela de los Tres Chorros.

Plazuela de los Tres Chorros

La villa estuvo doblemente amurallada conservándose cinco arcos de acceso al recinto medieval, los Arcos de San Pedro, Sevilla y Chorro Gordo (de la muralla interior), y Eras y Tinte (de la muralla exterior).

Arco Chorro Gordo

La iglesia de la Santa Trinidad es una obra barroca de Manuel de Lara Churriguera, siendo un templo de tres naves con crucero y cúpula dedicado a la Trinidad. Fue construido en los años 1730-1735 a expensas del Duque de Veragua, descendiente de Cristóbal Colón.

Arco de Sevilla

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. En su interior se aprecia el estilo gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico.

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

La tradición cuenta que Alfonso XI se había encomendado a la imagen de la Virgen de Guadalupe, muy venerada, y que había sido encontrada tiempo atrás en las inmediaciones del río Guadalupe. El rey no tuvo ninguna duda sobre la intercesión de la Virgen en la victoria de la batalla del Salado y en agradecimiento mandó construir una iglesia en el lugar donde ya había una modesta ermita. 

Claustro Mudéjar del Monasterio

Es histórica y conocida la relación que tuvo este monasterio con los Reyes Católicos y Cristóbal Colón. Los reyes recibieron aquí a Colón en 1486 y 1489. En el año 1492 tras la conquista de Granada vinieron a este lugar en busca de paz y descanso.

En 1493 volvió Colón a Guadalupe en cumplimiento de la promesa escrita en su diario de a bordo para dar las gracias por el descubrimiento de América. El 29 de julio de 1496 tuvo lugar el bautizo de los indígenas americanos trasladados al viejo continente en concepto de criados.

Sacristía

El claustro mudéjar de Guadalupe fue construido entre 1389 y 1405, y se compone de dos plantas de forma rectangular, con unos 40 metros de lado y doble número de arcos en el cuerpo alto con respecto al bajo.

Destaca en el claustro el templete realizado con barro cocido y ladrillo aplantillado, decorado con azulejos y yeserías. Corona su arquitectura una flecha con corchetes de cerámica blanca y verde, que se prolonga en un cruz de hierro. Su autoría es de Fray Juan de Sevilla.

Claustro Mudéjar del Monasterio

La Sacristía es una de las joyas arquitectónicas y artísticas del monasterio. Construida entre 1638 y 1647, por el arquitecto fray Alonso de San José, está cubierta por una bóveda de medio cañón con lunetos dividida en cinco tramos por arcos fajones.

Fuente y Real Monasterio de Santa María

Entre los platos típicos destacan el “cochifrito”, las morcillas de calabaza, las tortas y quesos de Ibores, sin olvidar los postres como las “perrunillas” o las roscas de yema.

Los vinos de Pitarra de Cañamero son los típicos de la comarca para degustar con los platos de su gastronomía.





Medellín (Badajoz)

27 03 2020

El término municipal de Medellín es prácticamente llano, al situarse en el valle del río Guadiana, al norte de la provincia de Badajoz, encontrándose la población a los pies del cerro del Castillo.

Medellín

Esta pequeña población pacense de poco más de 2.000 habitantes, fue la cuna de Hernán Cortés , conquistador de México, y del licenciado Alonso Bernáldez de Quirós, gobernador de Venezuela y uno de los promotores de la fundación de Caracas.

Monumento a Hernán Cortés

El estudio de la necrópolis prerromana de Medellín, que ha proporcionado gran cantidad de material de época tartésica, ha permitido identificarla con Conisturgis, capital de los conios, que fue destruida por los lusitanos.

La Metellinum romana fue fundada por el cónsul Quintus Caecilius Metellus Pius unos 79 años antes de Cristo. En honor a su fundador recibirá su primera denominación Metellinum. 

Teatro Romano y Castillo

El teatro romano de Medellín se localiza en la ladera sur del Cerro del Castillo, dentro de los límites de un importante yacimiento arqueológico, cuyos orígenes se remontan al Bronce Final.

Las materiales, técnicas y decoraciones utilizados en su construcción han permitido fechar su erección en época tardo-republicana o protoagustea, detectándose reformas posteriores de época claudia y del siglo II.

Teatro Romano

Aunque el estado de conservación del graderío del teatro es excepcional, la situación de su muro perimetral exterior es irregular. Gran parte de su sección ha desaparecido, presentando grandes roturas en los lugares en los que se ubican las puertas de entrada.

Teatro Romano

La Iglesia de Santiago, junto al Teatro Romano (siglo XIII) acoge el centro de interpretación local, lugar donde se explica la evolución histórica de la villa, con valiosas piezas romanas encontradas durante la excavación.

Iglesia de Santiago y Castillo

En la Iglesia de San Martín (S. XIII) se custodia la pila en que fue bautizado Hernán Cortés. La Iglesia de Santa Cecilia (S. XVI) porta el nombre de la patrona de la villa.

Puente de los Austria

Esta magnífica obra de veinte ojos y cuatrocientos metros de longitud representa el tercer puente que el vado habría de conocer.

El primero de aquéllos, de época romana, fue destruido por una riada anterior a 1525. Un segundo, de traza renacentista, vino a ser erigido en 1575, pero fue devastado a su vez por una nueva crecida del Guadiana en 1603.

El puente que hoy se contempla data de 1630, como atestigua un interesante templete hacia la mitad de su trayecto. Con todo, todavía es posible distinguir en ambas orillas los restos de los dos puentes que le precedieron.

Calle de Medellín

De época musulmana perviven pocos restos, como aislados lienzos de muralla tapial, restos de los muros de la antigua alcazaba tumbados bajo las almenas de la actual fortificación y un aljibe de dos naves recubiertas de pintura almagre (siglo XII). 

Puente de los Austria

De época visigoda cabe destacar el fantástico ajuar funerario hallado en la finca “El Turuñuelo”, cuyo elemento más señero está representado por un medallón de oro en el cual se lee, en griego, una oración que invoca la protección de la Virgen María, y se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Plaza Hernán Cortés

La caldereta de cordero, las migas, el moje de peces, la sopa de tomate o el picadillo de hortalizas son los platos típicos de Medellín.

Los vinos de la tierra con D.O. Ribera de Guadiana, acompañan a estos platos pacenses.





Trujillo (Cáceres)

25 02 2020

Turaca o Turacia era el nombre prerromano de la ciudad. Posteriormente, en la época romana se llamó con la voz latina Turgalium, hasta llegar al nombre actual de Trujillo. Se encuentra al este de la penillanura trujillano-cacereña, limitando al oeste con los Llanos de Cáceres, al este con la sierra de Guadalupe y al sur con la sierra de Montánchez. 

Monumento a Pizarro en la Plaza Mayor

En la localidad nacieron, entre otros, Francisco Pizarro, conquistador del Perú, cuya escultura ecuestre se levanta en la Plaza Mayor, y Francisco de Orellana, descubridor del río Amazonas.

Su importancia histórica, su situación, su entorno natural y su gastronomía han hecho de Trujillo un importante centro turístico de Extremadura.

Panorámica desde la torre de Santa María

Con la llegada de los musulmanes, se construyó la Alcazaba de Trujillo que dominaba la ciudad medieval, bajo la influencia de Badajoz.

El paso definitivo a poder cristiano tiene lugar en 1232, con la confluencia ante los muros trujillanos de tropas de las órdenes Militares de Alcántara, Santiago, el Temple y Hospitalarios, a los que se sumó el obispo de Plasencia, que reafirma con su presencia sus derechos a una ciudad englobada en la diócesis placentina según su Bula de creación (1189), con amplios territorios y, por tanto, con importantes ingresos para las arcas obispales.

Plaza Mayor de Trujillo

La Plaza Mayor, de forma rectangular, estilo renacentista y rodeada por soportales en gran parte, destacando la iglesia de San Martín, el Palacio de los Duques de San Carlos, el Palacio de los Orellana Toledo, el Palacio del Marqués de la Conquista y el Palacio de los Pizarro Orellana.

Iglesia de San Martín

La iglesia de San Martín se comienza en el siglo XIV, y se continúa durante más de una centuria, siendo acabada con importantes modificaciones sobre su traza inicial durante la segunda mitad del siglo XVI, hacia el año 1564.

Por ello cuenta con elementos arquitectónicos que son propios del gótico, en su cuerpo y estructura principal, y también del renacimiento, en las obras realizadas en su última etapa constructiva. Consta de una sola y amplia nave en piedra de sillería y cubierta con bóvedas de crucería estrellada; con capillas entre los contrafuertes, que en su parte superior se muestran claramente al exterior.

Palacio Orellana Toledo

El Palacio de los Marqueses de la Conquista fue construido en el siglo XVI, empezándose a edificar en 1562 por orden de Hernando Pizarro y por su esposa y sobrina Francisca Pizarro Yupanqui, hija de Francisco Pizarro siguiendo las indicaciones recogidas en el testamento de este último.

En el siglo XVIII, ante el delicado estado del edificio que amenazaba con derrumbarse se realizó una restauración del mismo. Las obras fueron llevadas a cabo por el arquitecto Manuel de Lara Churriguera, miembro del clan que dio nombre al estilo churrigueresco y sobrino de José de Churriguera, máximo exponente del mismo.

Palacio de los Marqueses de la Conquista

Cerca de la Plaza Mayor, se encuentra el Palacio de Juan Pizarro de Orellana, primo de Francisco Pizarro, que fue primer corregidor de Cuzco. Levantó el palacio renacentista con dos torres en su fachada y se conoce como “Casa de Contratación”, por ser el lugar de enrolamiento de aquellos que querían marchar a Perú.

Palacio de Juan Pizarro de Orellana

En dicho palacio estuvo hospedado Miguel de Cervantes, en su viaje al monasterio de Guadalupe, para cumplir la promesa a la Virgen, que le hizo en su cautiverio de Argel. 

Patio del Palacio de Juan Pizarro de Orellana

La Iglesia de Santa María la Mayor de Trujillo es de estilo románico tardío, su construcción se inició en el siglo XIII, fue reconstruido y ampliado en los siglos XV y XVI en estilo gótico. Se cree que se edificó en el mismo lugar donde anteriormente existía la mezquita. Tras la reconquista cristiana el 25 de enero de 1232 se consagró a la Virgen María en el misterio de su Asunción.

Retablo Mayor

El Retablo Mayor contiene 25 tablas pintadas al óleo por Fernando Gallego y el Maestro Bartolomé. El edificio consta de tres naves que están cubiertas por una bóveda de crucería, dos portadas orientadas al este y oeste, y dos torres: la llamada “Torre Nueva”, situada a los pies y la “Torre Julia” en la cabecera.

Nave de Santa María la Mayor

En el cerro conocido como Cabeza de Zorro se levanta la Alcazaba (Siglo IX al XIII) y que se conoce popularmente como el Castillo. Está compuesta por grandes bloques de granito de sillería y cuenta con diecisiete torres cuadradas.

Sobre las dos que protegen el acceso principal con una arco en herradura, se colocó la imagen de la Virgen de la Victoria, patrona de la localidad.

Alcazaba de Trujillo

Los Alcázares de Altamirano, Bejerano y Chaves son otros de los palacios del casco histórico de Trujillo, destacando el de Luis Chaves el Viejo, donde residieron largas temporadas los Reyes Católicos.

Plaza Mayor de Trujillo

Entre los platos típicos de la gastronomía encontramos las migas extremeñas, el frite de cabrito, las criadillas de tierra y espárragos trigueros, las landrillas de ternera o la sopa del Obispo.

Los vinos con D. O. Ribera de Guadiana, acompañan los platos de la monumental ciudad de Trujillo.





Plasencia (Cáceres)

26 02 2018

Plasencia está a la entrada del Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres. Fue fundada como ciudad por el rey Alfonso VIII de Castilla en 1186. Su establecimiento en el lugar se debía a razones de estrategia militar propias de la Reconquista, pues cerca de la ciudad se hallaban las fronteras castellanas con el reino de León al oeste y con los musulmanes al sur.

Catedral Nueva de Plasencia

El conjunto histórico de la ciudad está declarado bien de interés cultural desde 1958, y en distintos momentos han sido incluidos a título individual en la lista de bienes de interés cultural tres monumentos placentinos: la catedral de Santa María, el palacio Carvajal-Girón y el palacio de Mirabel.

Catedral Nueva

Plasencia es la sede de la diócesis del mismo nombre y en el entramado urbano placentino existen dos catedrales: la catedral vieja y la catedral nueva. La primera fue construida entre los siglos XIII y XIV, de estilo románico y con arquitectos como Juan Francés, destacando en la misma su sala capitular.

La nueva, proyectada a finales de siglo XV y dirigida por arquitectos como Juan de Álava, Francisco de Colonia, Covarrubias, Diego de Siloé y Rodrigo Gil de Hontañón, pretendía en su origen sustituir a la catedral vieja pero por diversos problemas las obras se pararon en 1760. De esta catedral nueva destacan el coro de Rodrigo Alemán y el retablo mayor de Gregorio Fernández.

Catedral Vieja de Santa María

La catedral de Santa María es un templo católico de la ciudad española de Plasencia. Constituye una de las dos edificaciones que componen la catedral de Plasencia.

Comúnmente conocida como catedral antigua de Plasencia, actual Museo Catedralicio de Plasencia, es un edificio que supone un ejemplo interesante de transición del románico al gótico y constituye una de las edificaciones más notables de la localidad. Su construcción comenzó a principios del siglo XIII y las últimas aportaciones protogóticas se dieron en el siglo XV.

Catedral Vieja de Santa María

La portada principal es ejemplo depurado del románico, con arcos de medio punto con las clásicas arquivoltas sobre las cuales, en sencilla hornacina, se contempla un grupo escultórico tallado en piedra de la Anunciación de Nuestra Señora, que aparece también sobre el esplendido rosetón en una pequeña imagen y ante ella un ángel orante.

Actualmente también se puede acceder a través de la llamada puerta del oeste, mal llamada del perdón, que más bien correspondería con la desaparecida del transepto norte y que dataría de principios del siglo XIII.

Muralla urbana de Plasencia

La Catedral Nueva se empezó a construir en el año 1498 y finalizó en el año 1578, en el que las obras sufrieron una paralización. Más tarde fueron retomadas durante el siglo XVIII, quedando finalmente inacabada.

Intervinieron en su construcción varios arquitectos considerados como los mejores de su tiempo, como Juan de Álava, Francisco de Colonia o Enrique Egas, que se encargó de realizar los primeros planos de la futura catedral. También dejaron su huella otros arquitectos como Alonso de Covarrubias, Pedro de Ezquerra, Pedro de Ibarra, Rodrigo Gil de Hontañón y Diego de Siloé.

Puerta de Trujillo o Puerta de la Salud

La muralla de Plasencia protege el casco antiguo desde la época fundación de la ciudad, permitiendo el paso a dicho casco antiguo sólo a través de sus puertas: puerta de Trujillo, puerta de Coria, puerta de Berrozanas, puerta del Sol, puerta de Talavera, puerta del Clavero y postigo del Salvador.

Puerta del Sol

Por la Puerta de Berrozanas se accedía desde el barrio de San Julián, en las afueras de Plasencia, al barrio nobiliario de San Martín, comunicando pues la zona en la que residían los nobles placentinos y la cercana judería con el cementerio judío y el Puente de San Lázaro.

Puerta de Berrozanas

Dentro de la diócesis, el municipio cuenta con trece iglesias parroquiales, de las cuales en la ciudad hay once: Cristo Resucitado, El Salvador, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora del Pilar, San Esteban, San José, San Miguel Arcángel, San Pedro, Santa Elena, Santa María de la Esperanza y San Nicolás el Real.

A estas once hay que sumarles la iglesia de San Gil, en la localidad del mismo nombre y la iglesia de Nuestra Señora del Puerto en Pradochano.

Iglesia de San Nicolás el Real

A las iglesias y ermitas hay que añadir conventos como los de las Claras, las Dominicas, los Dominicos, San Vicente de Padres Dominicos, las Capuchinas, las Ildefonsas, las Carmelitas y los Franciscanos. El convento de los Dominicos destaca por albergar el Parador Nacional de Plasencia.

Iglesia de San Nicolás el Real

Como resultado de haber sido habitada en el pasado por diversas familias nobles, la ciudad conserva una importante cantidad de palacios y casas señoriales. De entre los palacios destacan el palacio del Marqués de Mirabel, el palacio municipal, el palacio de Monroy o casa de las Dos Torres, el palacio Almaraz, el palacio Carvajal-Girón y el palacio episcopal.

Las principales casas señoriales son la casa del Deán con su anexa casa del doctor Trujillo, la casa de las Infantas y la casa de las Argollas.

Convento de Santa Clara

El acueducto medieval de Plasencia fue construido en el siglo XVI sustituyendo a otra obra del siglo XII. Traía agua a la ciudad desde Cabezabellosa y El Torno. Se conservan 55 arcos, la mayoría de ellos en el barrio de San Antón, a los cuales se les conoce como arcos de San Antón. Otros arcos permanecen en pie en un merendero junto al hospital.

Casa del Doctor o de Arcediano de Trujillo

Una de las vías públicas más destacadas de la ciudad es la plaza Mayor. En ella se sitúa la casa consistorial de Plasencia y el autómata conocido popularmente como el Abuelo Mayorga.

Casa Consistorial

Otro lugar destacable es la plaza de la Cruz Dorada, cercana al río Jerte y enmarcada por el ábside de la Merced y el convento de San Francisco. En el centro de la plaza se halla un crucero que le da su nombre. Plasencia cuenta con su propia judería.

Casa de los Deán

Entre los platos típicos de la gastronomía local encontramos las patatas en escabeche, las judías verdes al estilo de Plasencia, el revuelto de criadillas, el lagarto en salsa verde y perejil, las sopas canas o el zorongollo.

Los vinos locales placentinos, acompañan bien a la gastronomía local, siendo muy típico el vino de pitarra.





San Martín de Trevejo (Cáceres)

7 07 2016

En la comarca cacereña de la Sierra de Gata, entre Portugal y la provincia de Salamanca, a los pies del monte Jálama, se encuentra San Martín de Trevejo, llamado también Sa Martín de Trevellu, en la “fala mañega”.

1.San Martín de Trevejo

Plaza Mayor

Fue sede del Corregimiento del Val de Xálima y sede del Comendador de la Orden de San Juan de Jerusalén. Sus calles de gran belleza se ordenan en torno a la Plaza Mayor.

3

Calle de San Juan

La vivienda típica se caracteriza por tener al menos dos alturas, y una planta baja o bodega, donde se guardaba el ganado.

Sobre la planta baja de piedra, se elevan las plantas en un entramado de madera y adobe.

6

Casa típica

Para acceder a la primera planta, se construían poyos de cantería. Lo más típico de San Martín de Trevejo son los arroyos de agua excavados en sus calles por donde discurre el agua todo el año, aprovechándose para el riego a la salida del municipio.

7

Calle típica

Entre las calles más pintorescas destacan las de San Juan, Hospital, Corredera, Guardia Civil y Ciudad, engalanadas con plantas y flores.

2

Plaza Mayor

En la Plaza Mayor, porticada en parte, destacan edificios como la Casa del Comendador, el Ayuntamiento o la Torre Campanario, así como la Fuente o Pilón en el centro de la misma.

4

Torre Campanario

La Torre Campanario está exenta de la iglesia parroquial de San Martín de Tours, edificio de tres naves, que guarda en su interior tres tablas del pintor Luis de Morales “El Divino” del Siglo XVI.

5

Pilón y Ayuntamiento

En las afueras se encuentra el Convento de San Miguel, fundado en 1454, por recomendación de San Francisco de Asís, según la tradición popular de la Val de Xálima.

9

Calzada Medieval

Los alrededores de San Martín de Trevejo invitan a andar, por caminos y sendas, destacando la Calzada Medieval, mal llamada Romana, que asciende al Puerto de Santa Clara, entre olivos, pinos, robles, hasta llegar al castañar de Ojestos, de gran belleza.

8

Pilón frente a la Casa del Comendador

El “mañegu” es el habla típica de los tres pueblos del valle, San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno.

Se trata de una lengua romance galaico portuguesa, con sus dialectos locales, “mañegu” en San Martín de Trevejo, “lagarteiru” en Eljas, y “valverdeiru” en Valverde del Fresno.

10

Olivos cacereños de San Martín de Trevejo

Entre los platos típicos de la zona encontramos, el “limón” (ensalada con cítricos), la “esparragá” de berzas, la caldereta extremeña o los quesos de cabra acompañados de frutos rojos de los bosques.

Los vinos locales de la Sierra de Gata, pueden acompañar los platos típicos, predominando el tempranillo entre los tintos y el macabeo verdejo, entre los blancos.





Olivenza (Badajoz)

12 04 2016

Al oeste de la provincia de Badajoz, limitando con Portugal, reino del que formó parte, se sitúa Olivenza, una de las ciudades más bellas de Extremadura.

01.Olivenza

Alcázar de Olivenza

El origen de Olivenza se remonta al año 1230, cuando fue reconquistada por el rey Alfonso IX de León, creándose la encomienda de Olivenza en manos de los templarios.

Durante el reinado de Alfonso X el Sabio el Temple es desalojado, pasando la villa a manos del Concejo y del Obispado de Badajoz.

02.Olivenza

Puerta de Alconchel

El Alcázar o Castillo está rodeado por gruesas murallas, destacando la Torre del Homenaje y las puertas de acceso a la población medieval, la Puerta de Alconchel y la Puerta de los Ángeles, enmarcadas por dos torreones con un vano abovedado de medio punto.

03.Olivenza

Calle de Olivenza

En Olivenza se conjugan la cultura española y portuguesa, fruto de la cesión de Olivenza a Portugal por el Tratado de Alcañices en 1297, durante el reinado de Don Dinis (Dionisio I de Portugal), quien concedió la Carta Foral a la ciudad.

La Torre del Homenaje fue reforzada en 1488 por el rey Juan II de Portugal y en 1510 el rey Manuel I de Portugal mandó levantar el puente fortificado de Ajuda.

04.Olivenza

Puerta de los Ángeles

Tras una época de paz (Unión Ibérica) entre Castilla, Aragón y Portugal, surge el conflicto de la Restauración de la Independencia de Portugal en 1640.

En el año 1657, Olivenza fue conquistada por el Duque de San Germán, para ser devuelta de nuevo a Portugal en 1668 por el Tratado de Lisboa.

05.Olivenza

Calle de Olivenza

En 1801 es conquistada por las tropas francoespañolas durante la Guerra de las Naranjas y anexionada a España por el Tratado de Badajoz.

Posteriormente, Portugal reclamó la soberanía sobre Olivenza, en virtud del Congreso de Viena de 1815, renunciando a lo largo de los años a toda reclamación oficial.

06.Olivenza

Iglesia de Santa María Magdalena

Una de las joyas de Olivenza es la Iglesia de la Magdalena de estilo manuelino (Siglo XVI), siendo mandada construir por Fray Enrique de Coimbra, compañero de Cabral en el descubrimiento de Brasil.

07.Olivenza

Interior de la Iglesia Santa María Magdalena

El templo se divide en tres naves por ocho columnas torsas, y en su interior destacan los retablos barrocos y los neoclásicos de mármol de colores y azulejería historiada portuguesa.

08.Olivenza

Puerta del Palacio de los Duques de Cadaval

El Palacio de los Duques de Cadaval es la sede actual de la Casa Consistorial, destacando la preciosa Puerta Manuelina, que se ha convertido en el símbolo de Olivenza, en la que se mezclan los elementos de este estilo nacional portugués que debe el nombre al rey Manuel I el Afortunado.

La puerta polilobulada de influencia árabe, posee una decoración profusa vegetal, esferas armilares como símbolo de las conquistas de ultramar y las armas portuguesas.

09.Olivenza

Iglesia de Santa María del Castillo

Dentro del recinto amurallado, se encuentra la Iglesia de Santa María del Castillo, construida en 1584, sobre una primitiva iglesia del S.XIII, siendo obra de André d’Arenas.

Dentro del templo destaca el retablo barroco de talla dorada (Siglo XVIII) que representa el “Árbol de Jessé”.

10.Olivenza

Calle Duques de Cadaval

La Capilla de la Casa de la Misericordia es otro de los monumentos emblemáticos de Olivenza, destacando en su interior los azulejos barrocos de Manuel dos Santos, así como los tres retablos barrocos.

11.Olivenza

Antigua Cámara Agraria

La Antigua Cámara Agraria está adosada a la barbacana del lado este del Alcázar, eliminándose las puertas de acceso y los muros laterales para dar paso a la Plaza de Ignacio Frade, permitiendo la visualización de un precioso espacio interior entre columnas y bóvedas.

12.Olivenza

Parte inferior de la Antigua Cámara Agraria

La ciudad medieval, a su vez, está rodeada por los numerosos baluartes defensivos como el de la Cuerna, del Príncipe, de la Cortadura, de San Francisco, de San Blas, de San Juan de Dios, de San Pedro, de Santa Quiteria o de la Reina Gobernadora.

13.Olivenza

Plaza de España y Avenida de Portugal

En los extramuros se encuentra la bella Plaza de España y la Avenida de Portugal, donde el viajero puede pasear tranquilamente por su zona central, o bien ir de compras por los establecimientos aledaños.

14.Olivenza

Calle Caridad

La gastronomía local cuenta con la riqueza de España y Portugal, desde el cerdo ibérico y sus derivados (jamón, lomo, secreto, solomillo) hasta el bacalao cocinado en todos los estilos lusos.

Entre los postres destaca la “Técula Mécula”, de origen portugués, elaborado con huevos, manteca de cerdo, almendras y azúcar.

Para acompañar los platos oliventinos, recomiendo degustar los vinos de esta tierra con D. O. Ribera del Guadiana, subzona Ribera Baja, donde se encuadra Olivenza.





Cuacos de Yuste (Cáceres)

19 12 2015

En la Comarca de La Vera cacereña se encuentra Cuacos de Yuste, a los pies de la Sierra de Gredos, entre Garganta la Olla y Jarandilla de la Vera.

01.CY

Plaza Don Juan de Austria

Su casco histórico y su entorno, se relaciona con Carlos V el Emperador, que eligió esta localidad verata para retirarse tras abdicar en su hijo Felipe II.

2.cy

Plaza de la Fuente de los Chorros

Entre las casas solariegas de arquitectura verata, se abren plazuelas con fuentes, entre las que destacan la Fuente de los Chorros o la Fuente de la Higuera, próxima a la Casa de Don Juan de Austria.

3.cy

Plaza de España

La Plaza de España o Plaza Mayor, está presidida por el Ayuntamiento, siendo porticada en gran parte, con columnas de piedra traídas del Monasterio de San Jerónimo, tras la desamortización de la iglesia.

4cy

Cuacos de Yuste

La sede de la Mancomunidad de la Vera se sitúa en la casa donde vivió Don Juan de Austria, hijo del Emperador, conocido como “Jeromín”, general y almirante que al mando de la flota de su hermanastro Felipe II, derrotó a los turcos en la Batalla de Lepanto.

5.cy

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

En la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción destaca la sacristía del S. XVI, así como la bella puerta gótica de la fachada principal.

6.cy

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La Casa Rafael Castaño, antiguo escribano de la población en el S. XVI, es un bello ejemplo de gótico civil con influencias flamencas.

7cy

Monasterio de San Jerónimo

Sin lugar a dudas, la joya de Cuacos de Yuste es el Monasterio de San Jerónimo, donde pasó sus dos último años, el Emperador Carlos V, con una parte monasterio y otra palaciega, siendo la residencia del Emperador.

8.cy

Monasterio de San Jerónimo

El Monasterio cuenta con un patio gótico y otro nuevo o plateresco, destacando el dormitorio del rey al lado del coro de la iglesia, por lo que podía asistir a los oficios desde su alcoba.

9cy

Monasterio de San Jerónimo

La iglesia posee un retablo de Juan de Herrera y su coro tallado en madera es de gran belleza. Los jardines del monasterio destacan por sus olivos, y árboles frutales como los limoneros, los naranjos y las higueras.

10.cy

Monasterio de San Jerónimo

Desde Jarandilla de la Vera parte una ruta senderista denominada Ruta del Emperador, y que conmemora el viaje del Emperador (3 de febrero de 1557) desde Jarandilla pasando por Aldeanueva de la Vera hasta llegar al Monasterio de Yuste.

11.cy

Jardines del Monasterio

Muy cerca del Monasterio, se encuentra el Cementerio Alemán, lugar donde fueron trasladados los restos mortales de los combatientes alemanes de la I y II Guerra Mundial que llegaron a las costas y tierras españolas debido a naufragios, accidentes o al derribo de sus aviones.

12.cy

Cementerio Alemán

Entre los platos típicos de la zona destacan la caldereta verata, el cuchifrito, el cordero sansero o los torteruelos, acompañados del Vino de Pitarra extremeño.





Coria (Cáceres)

3 03 2015

Al noroeste de la provincia de Cáceres se localiza la monumental ciudad de Coria, a orillas del río Alagón, afluente del Tajo.

1.Puente Medieval

Puente Medieval

El Puente Medieval o Puente Viejo (S. XV – S. XVI) se construyó sobre uno romano, destacando su cauce seco desde 1590, cuando como consecuencia de una fuerte riada, se desvió espontáneamente. Hoy en día dicho cauce alberga unas fértiles huertas.

2.Puerta de la Ciudad o de la Guía o de las Cuatro Calles

Puerta de la Ciudad o de la Guía o de las Cuatro Calles

Su recinto amurallado es de origen romano, con posteriores añadidos árabes, conservándose cuatro puertas de la primitiva muralla.

3.Puerta del Sol o Puerta de San Pedro

Puerta del Sol o de San Pedro

La muralla romana de “Caurium” fue construida entre los S. III y S.IV, con un perímetro con forma de hexágono irregular.

La Puerta de San Pedro y la Puerta de la Ciudad se conservan con su elementos romanos, mientras que la Puerta del Carmen y la Puerta de San Francisco sufrieron modificaciones posteriores.

4.Coria (Cáceres) - Puerta del Carmen o Puerta Nueva

Puerta del Carmen o Puerta Nueva

La Puerta de la Ciudad, de origen romano, fue modificada en el S.XVI, colocándole un escudo de los Duques de Alba y una imagen de la Virgen, de ahí el nombre de Puerta de la Guía. También es conocida como Puerta de las Cuatro Calles.

5.Puerta de San Francisco o de la Cava o del Rollo

Puerta de San Francisco o Puerta de la Cava o Puerta del Rollo

Otra de las puertas que conserva la esencia romana, es la Puerta del Sol o Puerta de San Pedro.

La Puerta del Carmen o Puerta Nueva se abre en los lienzos de la muralla en el S. XVI, para comunicar los arrabales de San Francisco y del Carmen.

En el S. XIV se levantó la Puerta de San Francisco o Puerta del Rollo, junto al foso del Castillo de Coria, de ahí que reciba también el nombre de Puerta de la Cava.

6.Coria (Cáceres) - Castillo de Coria

Castillo de Coria

El Castillo de Coria se construyó en 1472, bajo las órdenes de García Álvarez de Toledo, primer Duque de Alba. De estilo gótico tardío destaca por su enorme Torre del Homenaje.

7.Palacio Episcopal

Palacio Episcopal

Frente a la Catedral de Santa María de la Asunción se encuentra el Palacio Episcopal de Coria del S. XVII, de estilo barroco pero con influencia mudéjar.

8.Ayuntamiento

Patio del Ayuntamiento

La Cárcel Real de Coria, del S. XVII, es hoy en día, la sede del Museo Municipal, donde se guarda entre otros tesoros, el “Fuero de Coria”.

9.Cárcel Real

Cárcel Real

La Catedral de Santa María de la Asunción se levanta sobre el antiguo emplazamiento de la iglesia visigótica, la mezquita mayor y la antigua catedral románica.

10.Coria (Cáceres) - Catedral de la Asunción

Catedral de Santa María de la Asunción

 La Catedral de estilo gótico tardío, presenta bellos elementos platerescos, y en su torre elementos barrocos.

11.Catedral de la Asunción

Puerta de la Catedral

En su interior destaca el Retablo Mayor (S. XVIII), los sepulcros episcopales, y sobre todo, la sillería mudéjar en madera de nogal del Coro (S.XV).

El Palacio de los Duques de Alba de estilo gótico renacentista (S. XV – S. XVI) tiene una apariencia cívico militar.

12.Catedral de la Asunción

Detalles platerescos de la Catedral

El Convento de la Madre de Dios, de la orden franciscana, y la iglesia barroca de Santiago, son otros monumentos dignos de visitar del centro de la ciudad.

13Catedral de la Asunción

Catedral de Santa María de la Asunción

La caldereta de cabrito o cordero, las migas, las morcillas de Kiko o el zorongollo, son algunos de los platos típicos de Coria.

Los vinos extremeños con D. O. Ribera del Guadiana, maridan bien con la gastronomía local.





Fregenal de la Sierra (Badajoz)

25 08 2012

Las tierras pacenses de Fregenal de la Sierra se sitúan al sur de Extremadura, limitando con la provincia de Huelva, entre dehesas de Sierra Morena.

Plaza Mayor

El centro de la villa está presidido por la Plaza Mayor con la Iglesia de Santa María y el Castillo Templario, siendo los caballeros de la Orden del Temple los que ayudaron a Fernando III a conquistar la plaza a los árabes.

Iglesia de Santa María y Torre del Homenaje

La Iglesia de Santa María, del S.XIII, con modificaciones del S. XVII, está adosada al Castillo y a la Casa Parroquial, presidiendo la Plaza Mayor.

Del S. XIII data también el Castillo Templario, que alberga en su interior la Plaza de Toros desde el S. XVIII.

Iglesia de Santa María y Plaza de Toros

El Castillo Templario se edificó sobre restos de otras civilizaciones, como la romana, visigoda o musulmana. Posee siete torres entre las que destacan la Torre del Homenaje y la Torre del Polvorín.

Castillo Templario

En el interior del castillo también encontramos el primitivo Mercado de Abastos. La Torre del Homenaje posee arcos apuntados y un matacán, siendo rematada por un campanario con un reloj del S. XVIII.

Plaza de Toros

La Iglesia de Santa Catalina es del S. XV y destaca por su artesonado mudéjar y sus obras de imaginería, como la Virgen con Niño y la Piedad.

La Iglesia de Santa Ana es el templo más grande de la población, siendo del S. XVI, destacando el retablo de su Altar Mayor y la capilla renacentista del Sagrario.

Iglesia de Santa Ana

Desde el castillo se contempla los alrededores con las dehesas y las estribaciones de Sierra Morena, un paraje de gran belleza apto para el senderismo entre bosques de encinas y alcornoques.

Muralla del Castillo

En el casco histórico encontramos conventos como el de las Madres Agustínas o el de San Francisco, mientras que a seis kilómetros de la población se ubica el Santuario de la Virgen de los Remedios, del S. XVI.

Iglesia de Santa María

La gastronomía local está relacionada con el cerdo ibérico y sus derivados, desde los cortes de jamón al guarrito frito. También son famosos los guisos, como la “mandanga” y la caldereta de cordero.

Los Vinos de Extremadura acompañan a estos platos tan recios.





Jerez de los Caballeros (Badajoz)

10 02 2010

Camino del suroeste de Extremadura, y cerca de Portugal, el horizonte se ve plagado de altas torres barrocas que emergen entre las casas blancas de cal, encerradas en el recinto amurallado de la villa de Jerez de los Caballeros.

Fortaleza de Jerez de los Caballeros

Habitada desde tiempos remotos como lo demuestra el Dolmen de Toriñuelo, ya fue conocida por los fenicios.  Cercana a la Vía de la Plata, los romanos dejaron su huella conociéndose como Fama Iulia Seria. Con los árabes la ciudad se desarrolló pese a quedar pocos restos de Xerixa o Xeris. Pero sin lugar a dudas, el mayor esplendor lo alcanzó tras la reconquista cristiana.

Alcazaba

En el año 1230 el rey Alfonso IX de León conquistó la ciudad a los árabes con la ayuda de los Caballeros Templarios, y en reconocimiento a la ayuda prestada, la donó a la Orden del Temple en 1240.

Con los templarios se repuebla la comarca y se establece el “bailiato” o encomienda de Jerez.

Torre Sangrienta

La Orden del Temple fue disuelta en el año 1312 por bula del papa Clemente V, siendo acusada de herejía tras una campaña de desprestigio por parte del rey Felipe IV de Francia. Se ordenó a las encomiendas templarias la renuncia a la Orden y a la devolución a la corona de las tierras y posesiones.

Los Caballeros de Jerez se negaron a renunciar a la Orden del Temple y aguantaron el asedio a la fortaleza hasta que fueron acorralados en la Torre del Homenaje donde fueron degollados y arrojados al vacío desde las almenas por las tropas reales. Desde entonces la Torre del Homenaje se conoce como la “Torre Sangrienta”.

Bajo el dominio de la corona pasa a ser ciudad de realengo y en 1370 fue cedida la ciudad a la Orden de Santiago por el rey Enrique II.

Torre del Reloj o de la Veleta

La fortaleza de Jerez de origen templario data del S. XIII, aunque parte de ella se construyó sobre la Alcazaba árabe. El conjunto estaba defendido por torreones, destacando la Torre de las Armas, la Torre de la Veleta o del Reloj y la del Carbón.

La muralla de la ciudad contaba con seis puertas de las que se conservan la Puerta de la Villa y la Puerta de Burgos.

Orden del Temple

En 1475 nació en Jerez de los Caballeros uno de sus hijos más ilustres, Vasco Núñez de Balboa, quien tras conquistar tierras en el istmo de Panamá descubrió el llamado “Mar del Sur” en 1513. No imaginaba la inmensidad de dicho mar, el Océano Pacífico.

La decadencia comenzó en los siglos XVII y XVIII con la Guerra de Sucesión, siendo Jerez de los Caballeros partidaria de Carlos de Austria.

Iglesia de San Bartolomé

Muchos son los edificios religiosos del rico patrimonio de Jerez de los Caballeros, como los conventos de San Agustín, Madre de Dios, Aguasantas o Gracia, o las ermitas de San Roque, Santiago, San Lorenzo, Vera Cruz o San Lázaro. Sin embargo las torres de sus iglesias dan la fama a esta villa pacense.

La iglesia de Santa Catalina es un templo barroco con una torre de 60 metros de altura edificada sobre un templo medieval, que contiene elementos neoclásicos, siendo el arquitecto Juan Alfonso de Ladera.

Fachada de la iglesia de San Bartolomé

La iglesia de San Bartolomé del S. XV – XVI destaca por su fachada barroca decorada con motivos vegetales, dinteles ondulados y cerámica vidriada. La torre es de 1759 construida sobre la primitiva derruida por el terremoto de Lisboa de 1755.

Iglesia de Santa María de la Encarnación

La iglesia de Santa María de la Encarnación es el templo más antiguo de Jerez de los Caballeros, y fue edificada sobre restos visigodos y de la antigua mezquita. En su interior destaca la imagen de la Magdalena de la escuela de Juan de Mena y la talla de Jesús Nazareno. La torre sin terminar es la única no barroca de la ciudad, siendo neoclásica.

Iglesia de San Miguel Arcángel

La iglesia de San Miguel Arcángel se alza en el centro del casco histórico y tiene el aspecto de colegiata. Se comenzó a construir a finales del S. XIV aunque predomina su estilo barroco. La torre mide 64 metros y es obra de Juan Alfonso de Ladera.

Monumento a la Semana Santa

Frente a la iglesia se levanta el monumento a la Semana Santa de Jerez de los Caballeros, uno de los acontecimientos festivos de la ciudad, junto al Festival Templario y las Fiestas de Agosto.

En las Fiestas de Agosto destaca una de las tradiciones más ancestrales de la ciudad, la “Salida del Diablo” desde la iglesia de San Bartolomé, cada 23 de agosto, que culmina con la “Quema del rabo del diablo”.

El acto es organizado por la Archicofradía del Santísimo Sacramento que recuperó esta tradición que data del S. XIII. La simbología se basa en el patrón San Bartolomé que aparece entre una encina y un haz de jaras como símbolo protector del campo, y a sus pies aparece un demonio rabudo y dotado con unos cuernos al que pisotea por impedir la fertilidad de los campos.

Torre barroca de San Miguel Arcángel

En La Posada de las Cigüeñas se puede descansar y degustar la gastronomía de la comarca, siendo muy sugerentes platos como el arroz cremoso de torta del Casar, la ensalada de rúcula con queso de cabra, el secreto ibérico con parrillada de verduras, la caldereta de cordero o el entrecot con estofado de setas.

Los Vinos de la Tierra de Extremadura acompañan a estos platos en tierras de templarios.