Ribadavia (Ourense)

7 05 2008

En el interior de Galicia, entre el verde de los viñedos y los prados y el gris del cielo y el granito, se levanta la villa medieval de Ribadavia, capital histórica de la comarca de O Ribeiro.

Un entramado de «rúas» componen el barrio judío rodeado de murallas y salpicado por iglesias románicas, emergiendo por encima de las casas el castillo de los Sarmiento.

Castillo de los Sarmiento

El castillo data del S. XV y perteneció a los Condes de Ribadavia. En su interior se conserva una necrópolis del S. IX-XII.

La muralla primitiva data del S. XII siendo ampliada en los S. XIV y XV y alcanza una altura de hasta 5 metros conservándose en la actualidad tres de las cinco puertas: la Porta de Cerca, la Porta Nova o de Celanova y la Porta Falsa o Postigo.

 

Porta Nova o de Celanova

La Porta Nova o de Celanova da salida al río Miño por el sur de la población, mientras la Porta de Cerca se abre al oeste y la Puerta Falsa o Postigo al sureste por el molino.

Porta Falsa o Postigo

El conjunto monumental de Santo Domingo con su iglesia gótica conserva muestras de arte sepulcral, capiteles historiados y un «ángel gaitero» tallado en piedra que es único en Galicia.

La Iglesia de Santiago del S. XII es la parroquia más antigua de Ribadavia, de estilo románico y en la que destaca el magnífico rosetón.

Iglesia de Santiago

La Iglesia de San Juan de finales del S. XII destaca por su sencillez con rica ornamentación de canecillos y ventanas. En el interior podemos admirar su bóveda románica de cañón.

Iglesia de San Juan

La Iglesia de la Magdalena o Parroquia de San Xes tiene su orígen en el S. XII, aunque posee numerosos elementos posteriores barrocos.

Los deportes naúticos se pueden practicar en el río Miño, el río Avia o el parque acuático de Castrelo. El senderismo se realiza a través de la denominada «Ruta de la historia del vino y del románico».

En el Pazo de Esposende el viajero encontrará la paz en esta tierra gallega rodeado de viñedos y verdes bosques. En el restaurante Plaza o en la Vinoteca O Lagar se pueden degustar los vinos de la D. O. Ribeiro, además de disfrutar del pulpo o merluza a la gallega.

No podemos abandonar Ribadavia sin visitar la Tasca Papuxa, cerca de la Porta Nova, una de las tascas más típicas de Galicia. Como dice su lema «chejar e encher», con lo que al llegar se le dan unas tazas al viajero para que él mismo las rellene de los barriles de la bodega.





Pontevedra

1 11 2007

Al igual que Teruel… ¡PONTEVEDRA existe!

La ciudad de Pontevedra, capital de su provincia, eclipsada por la industrial Vigo, es una gran desconocida para la mayoría de los viajeros. Pensaba hacer un post en la sección de cascos históricos pero se merece estar en la página principal de mi blog.

Un simbolo de la ciudad es el puente romano fundado por Teucro antecesor del actual puente del Burgo sobre el río Lérez.

Bajo el reinado de Fernando II en el S. XII la ciudad aparece con el nombre de Pontem Veteris. Entre los siglos XIV y XVI alcanza un gran esplendor siendo el principal puerto de Galicia con el respaldo del gremio pescador, el de los mareantes, que le dió el auge comercial y burgués.

Concello de Pontevedra

Concello de Pontevedra

Su casco histórico es uno de los patrimonios más hermosos de Galicia con sus conventos, palacios, iglesias, calles y entrañables plazas como la Plaza de la Leña y la Plaza de la Verdura.

La Basílica de Santa María la Mayor es una muestra del poder del gremio pescador de los Mareantes, habitantes del barrio marinero de Moureira a los pies de la basílica. Es un bello ejemplo de la conjunción del estilo gótico tardío y el renacimiento. La esplendida fachada principal plateresca del S. XVI es obra de Cornelis de Holanda y Joao Noble. En ella se puede ver la imagen curiosa de San Jeronimo con gafas. En su interior destaca el Cristo de los Mariñeiros (S. XVIII) y el Cristo del Desenclavo (S. XVI).

 Basìica de Pontevedra

Basílica de Santa María la Mayor

El Convento y la Iglesia de San Francisco fueron levantados en el S. XIV destacando el altar mayor, la imagen del Nazareno (S. XIX) y la colección de pinturas

Iglesia San Francisco

Convento e iglesia de San Francisco

El camino portugués de Santiago cruza el casco medieval de Pontevedra y fruto de ello es la Capilla de la Vírgen Peregrina, joya del barroco construída en 1778 con una peculiar planta en forma de concha de vieira.

 Capilla Peregrina

Capilla de la Vírgen Peregrina

Otros monumentos de interés de Pontevedra son el Museo Provincial junto a la Plaza de la Leña, el Puente del Burgo o las ruinas del Convento de Santo Domingo.

A la hora de comer o cenar no hay nada como tapear por el casco histórico. En la Plaza de la Leña encontramos Casa Rianxo con sus callos, caldeirada de raya, pulpo a feira o sus «xoubas» y Casa Filgueira con sus tortillas, filloas de cogumelos y gambas, la zorza o el lacón en fiambre con pimientos asados.

En la Plaza de la Verdura se encuentra la Viñoteca Feira Vella donde además de las tapas destacan sus licores y sus vinos. Allí se puede degustar el mejor vino Albariño y el orujo artesano gallego.