Cómpeta (Málaga)

16 08 2015

En pleno corazón de La Axarquía malagueña, a los pies de la ladera sur de la Sierra de Almijara, se encuentra el bello pueblo blanco de Cómpeta.

1.Cómpeta

Cómpeta

Sus casas blancas destacan sobre el verde del monte, aunque en invierno se confunden con la nieve acumulada sobre la Sierra de Almijara.

Las calles estrechas del casco histórico se extienden a lo largo de la ladera, siendo sinuosas y con constantes subidas y bajadas.

2.Cómpeta

Torre de la iglesia parroquial de la Asunción

En el centro de la villa, junto a la Plaza Almijara, se levanta la Iglesia de la Asunción, mandada construir por los Reyes Católicos en 1505, aunque su esbelta torre de color ocre, data de finales del S. XIX.

4.Cómpeta

Iglesia de Nª Sra. de la Asunción

La Iglesia de Nª Sra. de la Asunción es conocida como la “Catedral de la Axarquía”, destacando en su interior las capillas góticas y barrocas.

Como consecuencia del terremoto de 1884 fue restaurada la fachada principal, con un arco de medio punto.

5.C.ómpeta

Torre campanario

La torre campanario tiene su origen en un alminar mudéjar, que fue destruido por el terremoto.

La nueva torre neomudéjar tiene una altura de 35 metros, sobresaliendo entre los tejados de las casas.

3.Cómpeta

Paseo de las Tradiciones

Junto a la iglesia parroquial y dando entrada a la Plaza Almijara, encontramos el Paseo de las Tradiciones, donde el viajero puede informarse de la historia y de los trabajos tradicionales a través de murales de cerámica entre plantas y flores.

6.C.ómpeta

Plaza Almijara

En el centro del casco histórico se encuentra la Plaza Almijara, repleta de comercios y restaurantes donde poder degustar los productos típicos de la comarca de La Axarquía.

7.Cómpeta

Casas típicas

El entramado de la población se debe a sus orígenes moriscos, aunque al parecer ya hubo asentamientos romanos, como cruce de caminos.

Es a partir de 1487, cuando Cómpeta figura entre las villas y lugares de La Axarquía, rendidos a los Reyes Católicos en la etapa final de la Reconquista.

8.Cómpeta

Cómpeta

Otros monumentos a visitar son las Ermitas de San Sebastián y San Antón, así como los Museos de Artes y Costumbres y el Museo Molino de Adriano.

9.Cómpeta

Panorámica de Cómpeta

Entre los platos típicos de Cómpeta figuran la calabaza frita, el estofado de hinojos, el hígado al estilo del campo o las migas.

Los vinos D.O. Sierra de Málaga son imprescindibles en los platos, sobre todo los excelentes vinos dulces para los postres.

Anuncios




Frigiliana (Málaga)

18 08 2014

Entre la Sierra de Almijara y el mar Mediterráneo, se encuentra Frigiliana, uno de los pueblos más bonitos de La Axarquía malagueña.

1.frigiliana

Calle Real y Calle Hernando el Darra

El trazado de Frigiliana es fruto del legado andalusí, y ello se refleja en el Barrio Morisco. Frigiliana paso de ser el último reducto musulmán a ser la primera Villa con reconocimiento Real de La Axarquía. También existen huellas del pasado hebreo en sus calles.

2.frigiliana

Vista de Frigiliana y la Sierra de Almijara

Sus calles empedradas dibujan miles de figuras geométricas, muchas de ellas empinadas,  entre las paredes encaladas de las casas con sus puertas y ventanas azuladas y sus balcones repletos de plantas y flores.

3.frigiliana

Calle Real

Una característica del entramado urbano son los adarves que permiten el acceso a las casas que no tienen entrada directa desde las calles, estando constituidos por pasillos con recodo que dan acceso a las viviendas.

4.frigiliana

Barrio Morisco

A través de la Calle Hernando el Darra, se accede al Barrio Morisco, cruzando bellas calles como la de la Amargura o la Calle Alta, en un laberinto de callejones que nos llevan a la parte más alta de la villa, a los pies del Castillo de Lízar, siendo conocido como el Barribarto.

5.frigiliana

Callejón del Barrio Morisco

Para guardar el cereal se construyó el Pósito en el S. XVIII, formado por tres naves con arcos de medio punto, siendo ocupado en la actualidad por casas, algunas de ellas repletas de “souvenirs” para los turistas.

6.frigiliana

El Pósito

Desde la Calle Alta se baja a la Iglesia de San Antonio por la Calle Zacatín, con sus escaleras empedradas y flaqueada por macetas repletas de plantas, siendo una de los rincones con más encanto de Frigiliana.

7.frigiliana

Calle Zacatín

La Iglesia de San Antonio edificada entre los Siglos XVI y XVII sobre la antigua mezquita, posee numerosos elementos arquitectónicos hispanomusulmanes.

9.frigiliana

Iglesia de San Antonio

Otros edificios religiosos de la población son la Ermita de San Sebastián y la Ermita del Ecce Homo o Ermita del Santo Cristo de la Caña, como se conoce popularmente.

8.frigiliana

Rincón de Frigiliana

El Palacio de los Condes de Frigiliana, conocido como El Ingenio, es hoy en día la Fábrica de Miel de Caña Nuestra Señora del Carmen, y se sitúa a la entrada de la población.

10.frigiliana

Calle Real

El Jardín Botánico de Santa Fiora reúne las plantas que han sido útiles a los habitantes de Frigiliana, bien sea para la alimentación como para la fabricación de calzado, cestería, industria de la seda, fabricación de papel o perfumes.

11.frigiliana

Calle Real

El la gastronomía de la villa destaca el choto al ajillo o en salsa de almendras, así como los postres con miel de caña, como la “arropía”.

Los Vinos del Terreno se elaboran a partir de uva moscatel, encuadrándose en la D. O. Vinos de la Sierra de Málaga.





Archidona (Málaga)

22 11 2007

Pese a tener un importante conjunto histórico artístico la villa malacitana de Archidona es injustamente eclipsada por la vecina Antequera y para más “cachondeito andaluz” se le asocia al famoso Cipote de Archidona del que Don Camilo José Cela dió buena cuenta con un soneto.

Los primeros pobladores fueron los túrdulos, herederos de los tartesos. Los fenicios la llamaron Escua, los romanos  Arx Domina y los árabes Medina Arxiduna.

Entre sus monumentos destaca la Plaza Ochavada edificada en el S. XVIII por los alarifes Antonio González y Francisco Astorga con un diseño octogonal de inspiración francesa. El interior de la plaza es como un enorme patio andaluz conjugando en sus fachadas el ladrillo rojo con la cal blanca de las paredes, exponente de la arquitectura local.

 Plaza Ochavada

Plaza Ochavada

Por una carretera estrecha y zigzagueante se llega a la vieja Archidona, señora de las alturas, donde se encuentran los restos romanos y árabes con la Ermita de la Virgen de Gracia en lo más alto del cerro.

El castillo árabe es un bastión protegido por tres cinturones de murallas y fue levantado sobre las primitivas murallas romanas. El castillo fue construido en el S. IX y ampliado en el S. XIII por Alhamar, primer rey nazarí. La Puerta del Sol es el torreón más emblemático del castillo.

La Ermita de la Virgen de Gracia se levanta sobre la antigua mezquita árabe y posee dos partes diferenciadas con unas naves orientadas al Este de orígen musulman y otras naves perpendiculares del S. XVII.

Ermita Virgen Gracia 

Ermita de la Virgen de Gracia

Otros monumentos de Archidona son la Casa del Pósito o Ayuntamiento del S. XVI conocido popularmente como la Cilla, la Iglesia de Jesús Nazareno (S. XVIII), la Iglesia y Convento de las Mínimas, la Iglesia de Santa Ana (S. XVI) y la Iglesia de la Victoria (S. XVI) en el centro neurálgico de la villa.

En el Bar Restaurante Central, cerca de la Plaza Ochavada, el viajero encontrará uno de los lugares con mayor variedad de tapas de Andalucía, destacando la cazuela de habas, el revuelto de morcilla, la porra archidonesa, la porrilla de setas, el gazpachuelo, la caldereta de borrego, las “papadujas” de bacalao, la cazuelilla moruna, las gachas al mosto o la sopa de maimones.

Para acompañar los platos recomiendo los vinos de la Sierra de Málaga y para los postres los vinos dulces y licorosos con sabor a pasa de la D. O. Málaga que acompañan al tocino del cielo, los roscos o el arroz con leche.

Como en todo pueblo andaluz la Semana Santa es excepcional y cabe destacar la entrada del trono del Santo Sepulcro en la Plaza Ochavada por uno de los tres arcos que dan acceso a su interior, a los compases del Adagio de Albinoni…ni que decir que la piel se eriza en tan sublime instante.