Teruel

21 01 2016

Al sur de Aragón, se encuentra la capital de la provincia menos poblada del territorio nacional, Teruel, en la confluencia de los ríos Guadalaviar y Alfambra, formando el río Turia.

39.

Catedral de Santa María de Teruel

Los iberos ya poblaban este lugar al que llamaron Turboleta, siendo denominada Tirwal en tiempos de los árabes.

En 1171 el rey aragonés Alfonso II fundó la ciudad, reforzándola como defensa de los almohades de Valencia.

34.

Cimborrio de la Catedral de Teruel

Teruel posee un rico patrimonio de arquitectura mudéjar, Patrimonio de la Humanidad, con la Catedral de Santa María, la Torre de la iglesia de San Pedro, la Torre de la iglesia del Salvador y la Torre de la iglesia de San Martín.

37.

Catedral de Santa María de Teruel

La Catedral de Santa María, junto a la de Tarazona, son las únicas catedrales de estilo mudéjar. Sobre la primitiva iglesia románica, el alarife morisco Juzaff, construye tres naves mudéjares de mampostería y ladrillo en el S. XIII.

41.

Torre y cimborrio de la Catedral

En el S. XVI se construyó el cimborrio plateresco mudéjar de la nave central, obra de Martín de Montalbán.

Tanto el cimborrio, como la techumbre y la torre de la Catedral son Patrimonio de la Humanidad.

49.Teruel - Torre del Salvador

Torre del Salvador

Encañonada en la calle del Salvador se levanta la Torre del Salvador, discurriendo bajo ella un arco apuntado, siendo muy similar a la Torre de San Martín. La torre imita un minarete almohade, destacando la ornamentación con cerámica con los colores blanco y verde.

51.

Torre del Salvador

Destaca en su decoración los paños de sebka, elemento decorativo con forma de retícula oblícua, con entrelazados romboidales, típicos del arte islámico. La torre fue levantada en el S. XIV.

53.Teruel - Torre de San Martín

Torre de San Martín

Muy similar a la Torre del Salvador, también fue construida en el S. XIV, frente a la calle de los Amantes de Teruel.

55.

Paño de sebka de la Torre de San Martín

La cerámica vidriada y los paños de sebka, son la característica esencial de estas torres mudéjares, fruto de las condiciones políticas, culturales y religiosas tras la Reconquista.

60.

Torre de San Martín

Otra de las joyas turolenses es la iglesia y Torre de San Pedro. La Torre de San Pedro es la más antigua del mudéjar de Teruel, construida a finales del S. XIII.

44.Torre de San Pedro

Torre de San Pedro

La iglesia de una única nave, posee cinco capillas laterales y un ábside poligonal. El claustro mudéjar es de los escasos ejemplos de este estilo en la arquitectura religiosa.

En 1555 se descubrieron las momias de los Amantes de Teruel en el subsuelo de la iglesia.

47.

Torre de San Pedro

Además del mudéjar, Teruel es conocida por su famoso “torico”, que se ha convertido en su emblema. Se trata de un toro de reducido tamaño que corona la Fuente del Torico.

68.Plaza del Torico

Torico de Teruel

En la gastronomía de la ciudad destaca el afamado Jamón de Teruel, sin olvidarnos de las migas turolenses, el ternasco de Aragón o el cabrito.

Se pueden acompañar de los Vinos de la Tierra del Bajo Aragón.





Olmedo (Valladolid)

20 10 2012

Al sur de la provincia de Valladolid, en la comarca de la Tierra de Pinares, se encuentra Olmedo, que sin embargo debe su nombre a los numerosos olmos de la zona.

En 1085, Alfonso VI conquista esta tierra a los musulmanes, y tras su repoblación, comienza el esplendor de esta villa, reflejado en el refrán “Quién señor de Castilla quiera ser a Olmedo de su parte ha de tener”.

En otros tiempos se conocía por la “Ciudad de los Siete Sietes” por poseer siete arcos su muralla, siete conventos, siete iglesias, siete plazas, siete casas nobles, siete fuentes y siete aldeas.

Muralla de Olmedo e Iglesia de San Miguel

La villa de Olmedo conserva gran parte de la muralla medieval, siendo un buen punto de entrada al casco histórico, el Arco de San Miguel, junto a la iglesia homónima de estilo mudéjar. Posee un doble arco de ladrillo, con dos cubos de mampostería a los lados, siendo uno circular y otro cuadrado.

Arco de San Miguel

Adosada al Arco se encuentra la Iglesia de San Miguel, del S. XIII, de estilo mudéjar, sobresaliendo en el exterior el ábside con sus arquerías de arcos ciegos de ladrillo.

Ábside de San Miguel

Las almenas de la muralla y las torres de las iglesias, están plagadas de nidos de cigüeñas blancas, que con su crotorar atraen la atención del viajero.

Cigüeñas blancas

Tras traspasar el Arco de San Miguel, se encuentran las ruinas de la Iglesia de San Andrés, reconvertida en auditorio, tras su reconstrucción.

Arco de San Miguel y Torre de la iglesia

Afortunadamente, todavía se conserva el ábside de la Iglesia de San Andrés, de los más bellos del mudéjar vallisoletano.

Posee tres frisos de arcos de medio punto de ladrillo, completando la decoración frisos de ladrillo a sardinel y en esquinilla.

Ábside de San Andrés

Por el Arco del Corregidor se accede a la Plaza Mayor de la Villa, centro neurálgico de la población, repleta de comercios artesanales. Juto a ella encontramos la Plaza de Santa María, en la que destaca la Iglesia de Santa María del Castillo.

Iglesia de Santa María del Castillo

La Iglesia de Santa María comenzo a construirse en el S. XII, de estilo románico, pasando por el mudéjar hasta su terminación en el S. XVI con elementos góticos. En su interior destaca un retablo de Gaspar de Tordesillas, del S. XVI.

Arcos de la iglesia de Santa María

Frente a la Iglesia de Santa María del Castillo se encuentra el antiguo Convento de Nuestra Señora de la Merced Calzada, sede actual del Ayuntamiento de Olmedo. Fue fundado en el S. XIV y destaca su enorme torre barroca de la iglesia.

La antigua iglesia y el claustro albergan el Centro de Artes Escenénicas San Pedro.

Centro de Artes Escénicas San Pedro

Volviendo al Arco de San Miguel, en la Plaza de San Julián, se encuentra el Palacio del Caballero de Olmedo, sede del museo donde se recrea la obra de Lope de Vega, cumbre del Siglo de Oro.

Convento de Nuestra Señora de la Merced Calzada

Una atracción única es el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León, donde se reproducen las mejores obras de este arte de la Comunidad.

Cigüeña blanca

Sin lugar a dudas, el lechazo es el rey de la gastronomía de Olmedo. También destacan los guisos de cerdo, el bacalao a la olmedana y los quesos. A la hora de elegir caldos de la tierra, la oferta es variada, desde los blancos de Rueda a los tintos de Ribera de Duero o Cigales.

Entre los destacados postres, encontramos las “cagadillas de gato” (rosquillas fritas), los “mudejaritos” (mantecados de almendra) o las “delicias del Caballero”.





Jérica (Castellón)

6 01 2011

A mitad del viejo Camino Real, entre Teruel y Valencia, se encuentra la localidad castellonense de Jérica, bordeada por la moderna autovía Mudéjar y el río Palancia, destacando por encima de la villa su Torre de La Alcudía o de Las Campanas.

Torre de La Alcudía o de Las Campanas de Jérica

Muchos son los restos encontrados del imperio romano pero no es hasta el S. XII, cuando Jérica aparece en citas árabes como Sharíqua o castillo de los Jarifes, perteneciendo al Reino de Taifa de Valencia. En el año 1098 es conquistada por El Cid, pero cae de nuevo en manos musulmanas hasta la reconquista definitiva por el rey Jaime I de Aragón. A la muerte de su esposa Na Violant, el rey prometió matrimonio a Teresa Gil de Vidaurre, otorgándole el castillo y su término, creándose el Señorío de Jérica. En 1372 vuelve a la Corona, hasta que en 1565 renuncia a los Fueros de Aragón y acepta los Fueros de Valencia.

La Torre de Las Campanas se construyó sobre un tronco piramidal octogonal, al que se añadió en el S. XVIII, un cuerpo de campanas de ladrillo de estilo neomudéjar.

Ayuntamiento de Jérica

En las dependencias adjuntas al Ayuntamiento de Jérica se ubica el Museo Municipal, siendo un buen punto de partida para recorrer el casco urbano, recomendando hidratarse antes con la fresca agua de la Fuente de Santa Agueda, construida en 1770.

Fuente de Santa Agueda

Desde el Portal de San Joaquín y Santa Ana, también conocido como Portal de Teruel, se accede al casco histórico por el tercer cinturón de la muralla. Las calles estrechas y empinadas sobre la colina nos acercan al segundo cinturón de la muralla, conservándose varios torreones.

Portal de Teruel

El segundo cinturón de la muralla se conoce como “Muralla de Media Villa”, edificándose en el S. XIV. En la plaza de San Juan se conserva un buen tramo del lienzo con torreones.

Muralla de Jérica

El Portal de La Sala tiene planta cuadrada y se denomina así, por albergar la sala donde se reunía el Concejo de la Villa. Se situa cerca de la iglesia parroquial.

Portal de La Sala

El Portal de San Juan se ubica en la Torre del Reloj, que antaño servía de campanario de la población, antes de la edificación de la Torre de Las Campanas.

Portal de San Juan

Por el Portillo de San Roque de la “Muralla de Media Villa” se accede a la Ermita de San Roque y  a los restos del antiguo castillo árabe.

Portillo de San Roque

La Ermita de San Roque se construyó tras la Reconquista en el S. XIII, pudiéndose apreciar los trazos góticos de la misma. Se asienta sobre la antigua mezquita árabe.

Ermita de San Roque

En lo alto del Monte Peña Tajada se alzan los restos del castillo y la “Torreta” o Torre del Homenaje, construida con sillares de piedra sobre restos romanos y árabes. Desde el Castillo se divisa una panorámica impresionante de la villa y de la hoz del río Palancia.

Castillo de Jérica – Torre del Homenaje

La iglesia de Santa Agueda es el principal templo de Jérica, y aunque sus inicios fueron góticos, su estilo predominante es el barroco del S. XVIII, destacando la fachada retablo de la puerta principal.

Iglesia de Santa Agueda

La Iglesia de la Sangre de Cristo, iniciada en la Edad Media fue reformada en estilo barroco y alberga el patrón de la villa, el Cristo de la Sangre. Destaca en el exterior, el campanil de estilo mudéjar.

Iglesia de la Sangre de Cristo

Cerca de esta iglesia se encuentre el Arco de la Rocha del Hospital, que fue mutilado para dar más amplitud a la calle. Del Convento de Agustinos del Socós (S. XVII) sólo queda la iglesia, en los extramuros de la población.

Iglesia del Convento de Socós

También en los extramuros encontramos la pequeña Ermita de Nuestra Señora de Loreto que formó parte de un hospital en el S. XVII.

Ermita de Nuestra Señora de Loreto

Entre los platos de la gastronomía local destacan la olla, la sopa de ajo, la sopa de picadillos, el arroz al horno, el arroz con cangrejos o las patatas rojas, acompañados por los vinos de la tierra, bajo la denominación “Vins de la Terra de Castelló”.





Béjar (Salamanca)

5 03 2010

Entre inmensos bosques de castaños encontramos Béjar, un paraiso al sur del viejo Reino de León, que ya fue poblada por los vetones (400 a. C.).

Castaño

Camino de la Sierra de Béjar se localiza el Santuario de la Virgen del Castañar (S. XVIII), patrona de la ciudad.

Santuario de la Virgen del Castañar

Cuenta la leyenda que la Virgen fue encontrada por un pastor en una caja de madera junto a un castaño. A raíz de este acontecimiento se terminó la peste en la villa.

Virgen del Castañar

En el año 713 la ciudad fue conquistada por los árabes hasta que en el S. XI, el rey Alfonso VI de León reconquistó el territorio. A partir de entonces se construyeron las murallas que rodeaban la villa medieval, con sus puertas como la de la Corredera o la Puerta del Pico.

Puerta del Pico

Álvaro de Zúñiga se benefició de las luchas internas entre Enrique IV y su hermano el infante Alfonso, así como en la sucesión de los mismos, por lo que en recompensa fue premiado por los Reyes Católicos al ser nombrado primer Duque de Béjar.

Castillo de los Duques de Béjar o Palacio de los Zúñiga

Sobre la antigua alcazaba musulmana se construyó el palacio con su patio renacentista, conservándose dos torres de la antigua fortaleza musulmana.

La inmensa Plaza Mayor está presidida por la Iglesia de El Salvador, de origen románico, como lo demuestra su ábside y la torre campanario.

Plaza Mayor e Iglesia de El Salvador

La iglesia de Santiago es la más antigua de la ciudad (S. XII)  y en su interior se encuentra el Cristo Yacente y el cuadro de la Virgen de la Antigua.

Iglesia de Santiago

La iglesia de Santa María la Mayor destaca por su precioso ábside mudéjar y la torre granítica. En su interior encontramos el retablo mayor barroco y la Capilla del Socorro con la Virgen de las Angustias.

Iglesia de Santa María la Mayor

Del S. XIII data la iglesia de San Juan Bautista con ábside románico y torre, siendo ampliada en el S. XV.

Iglesia de San Juan Bautista

En el S. XVI, el IV Duque de Béjar mandó construir El Bosque, un jardín de estilo renacentista italiano.

La ciudad cuenta con dos museos de prestigio como son el Museo Judío “David Melul” y el Museo del escultor Mateo Hernández.

Museo Judío “David Melul”

El museo judío se instala en una casa solariega y en su interior encontramos objetos de la historia de la judería de Béjar.

Museo de escultura de Mateo Hernández

El museo de escultura está instalado sobr el solar de la antigua iglesia y hospital de San Gil, conservándose la portada principal y el ábside.

La Plaza de Toros fue construida en el S. XVII, de forma poligonal, siendo reconstruida en el S. XVIII con forma octogonal.

Plaza de Toros

Múltiples son las fiestas de Béjar, entre las que destacan las fiestas de la Virgen del Castañar, la romería de los paporros o la procesión de los “hombres de musgo”.

La gastronomía de Béjar destaca por sus platos comarcales como el calderillo, las patatas meneás, el zorongollo y los limones (ensalada típica de limón, naranja, huevo cocido y chorizo). Los vinos de la Sierra de Salamanca tienen como peculariedad su elaboración a partir de la uva Rufete.





Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

18 08 2009

Existen dos teorías sobre el origen de la villa abulense de  Madrigal de las Altas Torres, unos autores piensan en la existencia de un pequeño núcleo de población en el cerro de Santa María del Castillo y otros apuntan a un orígen musulmán.

En cualquier caso, los primeros indicios de la villa se remontan al S. XI, alcanzando su esplendor tras la construcción de un palacio veraniego en época del rey Juan II, quien convocó Cortes en la villa en 1438.

Palacio Juan II

Palacio de Juan II

La primera esposa de Juan II, María de Aragón, fundó el Hospital Real según una bula del Papa Clemente VII en 1443.

Tras la muerte de la reina, el rey casa en segundas nupcias con Isabel de Portugal en la Iglesia de San Nicolás de Bari, y fruto de ese matrimonio nació en la villa, Isabel I la Católica.

El Palacio de Juan II fue la casa natal de Isabel I la Católica, integrándose el edificio en el Convento de Nuestra Señora de Gracia.

Monast.Nª Sra. Gracia

Convento de Nuestra Señora de Gracia

El Real Hospital de la Purísima Concepción es de planta cuadrada con dos alturas y patio interior, construido en ladrillo, tapial y piedra. En el interior se conserva una talla gótica del “Cristo de las Injurias”.

Real Hospital

Real Hospital de la Purísima Concepción

La Iglesia de Santa María del Castillo se situa en el cerro que domina la población, siendo de estilo románico mudéjar de finales del S. XII. Destacan los dos ábsides semicirculares en ladrillo, el principal y el del Evangelio, ambos pertenecientes al modelo mudéjar de “Tierra de Pinares”.

Sta.Maria del Castillo

Iglesia de Santa María del Castillo

El recinto murado de Madrigal de las Altas Torres tiene un perímetro ovalado e irregular de 2.800 metros y data del S. XIII, comenzándose a levantar en tiempos de Alfonso VIII. Las puertas de comunicación al exterior correspondían a los caminos que llevaban a Medina del Campo, Arévalo, Peñaranda y Cantalapiedra.

Muralla

Muralla de Madrigal de las Altas Torres

La Puerta de Cantalapiedra conserva un torreón con frente agudo y planta pentagonal a un lado y albarrana en el otro.

Puerta Cantalapiedra

Puerta de Cantalapiedra

La Iglesia de San Nicolás de Bari de estilo mudéjar (S. XIII) fue reformada en el S. XVI. Consta de tres naves y destacan los dos ábsides semicirculares, el central y el de la Epístola. La torre de la iglesia de estilo gótico mudéjar recuerda a la de las iglesias abaciales francesas.

En su interior se conserva la pila bautismal de Isabel I la Católica y la interesante “Capilla Dorada”.

San Nicolas de bari

Iglesia de San Nicolás de Bari

Extramuros se encuentra el Convento de los Padres Agustinos fundado en 1353 y en un principio se denominó Beaterio de Santa María de la Piedad.

Tras el matrimonio de Isabel I de Castilla con Fernando V de Aragón, los llamados “Reyes Católicos”, convocaron de nuevo las Cortes  en Madrigal de las Altas Torres en 1476, creándose los acuerdos de la Santa Hermandad y se jura a su hija Isabel como heredera al trono.

En el S. XVI las aventuras del famoso Pastelero le dan renombre a Madrigal de las Altas Torres. Gabriel de Espinosa, el Pastelero, intentó suplantar al rey D. Sebastián de Portugal, sobrino de Felipe II, desaperecido en 1578 en Alcazarquivir. Los amorios del Pastelero con Doña Ana de Austria y sus desmedidas ambiciones le condujeron a la horca en 1595.

El casco histórico de la villa está repleto de mesones castellanos donde degustar el tostón asado, las patatas revolconas, la morcilla de calabaza o la sopa castellana. En Ávila no hay vinos con denominación de origen pero se pueden conocer los vinos de la tierra como el vino de Cebreros o El Tiemblo.





Buitrago del Lozoya (Madrid)

24 01 2008

Con las prisas de nuestro tiempo el viajero del S. XXI se desplaza rápidamente por autovías y autopistas dejando en la cuneta pueblos hermosos como este de Buitrago del Lozoya junto a la A-1 entre Madrid y Burgos.

Buitrago del Lozoya se situa al norte de la Comunidad de Madrid y está circundado por el río Lozoya. La población está rodeada por una muralla de origen musulmán que cuenta con catorce torres conservando la coracha y parte de la barbacana.

En el S. XIV se construyó el Castillo o Alcázar de estilo mudéjar. En la Edad Media fue residencia del Marqués de Santillana y en él residió la reina Juana de Portugal y su hija Juana la Beltraneja.

 Buitrago

Buitrago del Lozoya

Antes de los árabes estuvieron los romanos tras la conquista por Cayo Flaminio en al año 190 a. C. llamándose el lugar “Licabrum”.

El nombre de Buitrago aparece por primera vez en 1076 en el llamado Fuero de Sepúlveda del rey Alfonso VI.

Pasear por las calles de Buitrago del Lozoya es volver al medievo con sus calles estrechas, su castillo y sus murallas. En el interior del recinto encontramos la Iglesia de Santa María del S. XIV que cuenta con un precioso artesonado mudéjar.

Murallas Buitrago 

Murallas de Buitrago del Lozoya

La población cuenta con un Museo Picasso con obras de la colección de Eugenio Arias, natural de la población madrileña, y que fue barbero y amigo íntimo del genial pintor malacitano.

Muchas son las rutas de senderismo que se pueden realizar desde la localidad en las inmediaciones de Somosierra.

En el Asador Las Murallas se puede degustar el lechazo asado en horno de leña, el chuletón o entrecot de la sierra o una buena sopa castellana acompañados por los pujantes vinos con D.O. Madrid.