Sagunt (Valencia)

23 04 2017

Sagunt es la capital de la comarca valenciana del Camp de Morvedre, dividida en dos núcleos de población, el casco histórico y el Port de Sagunt.

Castillo de Sagunt

A los pies del Castillo se levanta el casco histórico de la villa. En el castillo se mezclan los vestigios de varias culturas y civilizaciones, desde los íberos (asentamiento de Arse) hasta los romanos, godos y árabes).

Castillo de Sagunt

La ciudad ibero edetana de Arse fue asediada y conquistada por el general cartaginés Aníbal en el año 219 a. C. durante la Segunda Guerra Púnica, siendo recuperada siete años después por los romanos, renombrándola como Saguntum.

Teatro Romano

El Teatro Romano de Sagunt fue edificado en el año 50 d. C. con un aforo para 8.000 personas, siendo su diámetro de 90 metros. Se excavó en la roca de la ladera del monte del Castillo.

Teatro Romano

El Teatro Romano se divide en las tres partes clásicas: scaenae, cávea y orchestra. Un conjunto de túneles y vomitorios permitían el acceso y evacuación del mismo.

Teatro Romano

Los romanos construyeron un gran Circo Romano en la parte baja de la ciudad, así como un Anfiteatro, del que se han encontrado restos del mismo.

Puerta de Almenara

En el Castillo destacan varios recintos como la Puerta de Almenara, la Plaza de Armas, la Plaza de la Ciudadela, la Plaza de la Conejera, la Plaza Dos de Mayo, la Plaza de San Fernando y Estudiantes.

Sagunt

La Iglesia Arciprestal de Santa María comenzó a edificarse en el Siglo XIV (1334), sobre la antigua mezquita mayor de los árabes, siendo de estilo gótico ojival valenciano, siendo de estilo barroco la fachada principal.

Iglesia Arciprestal de Santa María

La Iglesia de El Salvador (S. XIII) es de una sola nave con ábside poligonal con contrafuertes, siguiendo la tipología de las iglesias de la Reconquista. Posteriormente se adoso la torre campanario de la iglesia en el S. XVIII.

Iglesia de El Salvador

La Ermita de Sant Miquel en el Barri de Porta Nova, destaca por el plafón de cerámica con la imagen del santo y Lucifer, y el frontón de piedra que con una leyenda explica la advocación de la ermita.

Ermita de Sant Miquel

La Ermita de la Sang (S. XVII), es de estilo barroco con planta de cruz latina, es la sede de la Cofradía de la Purísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, de gran importancia en la Semana Santa saguntina.

Ermita de la Sang

La judería de Sagunt se sitúa cerca del Teatro Romano, accediéndose a la misma a través del Portalet de la Judería o Portal de la Sang.  En ella se puede admirar la Torre de defensa, restos de la Sinagoga, el Mikve o baño ritual y la necrópolis.

Muralla de Sagunt

Otros monumentos saguntinos son la muralla de la ciudad, los molinos fortificados (Torre Gausa), la ermita de Sant Roc, la ermita de Sant Cristòfol, la ermita de la Magdalena o la ermita dels Dolors.

Portalet de la Judería o Portal de la Sang

El plato estrella de la gastronomía saguntina es la Paella Valenciana, sin olvidar el “arrós amb fesols y naps”, la olla de carne con cardos, la coca de tomate o las empanadillas rellenas de atún, verduras y huevo duro.

Los vinos con D. O. Valencia pueden acompañar los platos saguntinos.

Anuncios




Montesa (Valencia)

16 02 2016

En el ancho valle del río Cànyoles y en el centro de la comarca de La Costera, se localiza el municipio valenciano de Montesa, a orillas del eje de comunicación de Valencia con Albacete y la meseta manchega.

1.Montesa (Valencia) - Castillo de Montesa

Castillo de Montesa

Aunque de origen romano, la población tuvo importancia en la Edad Media, sobre todo en las luchas fronterizas entre el caudillo musulmán de Xàtiva y el rey Jaime I El Conquistador.

2.Castillo de Montesa

Castillo de Montesa

El rey Alfonso III de Aragón repobló la zona con cristianos en 1289, otorgando la Carta Puebla a la localidad.

Sin lugar a dudas, es en 1317 cuando cobra importancia, creándose la Orden monástico – militar de Montesa, por mandato del rey Jaime II, como sustituta de la desaparecida Orden del Temple en Valencia.

3.Castillo de Montesa

Castillo de Montesa

En lo alto del cerro de la villa se conservan los restos del Castillo de la Orden de Montesa, que fue destruido en gran parte por el terremoto del 23 de marzo de 1748.

4.Casa de la Villa.

Casa de la Vila

En el centro del casco histórico, se encuentra la Casa de la Vila, con un atrio porticado de sillares (S. XVII), siendo la actual sede del Ayuntamiento y de la Oficina de Información y Turismo.

5.Iglesia de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Desde lo alto del Castillo se divisa la comarca de La Costera, así como los tejados de las casas, entre las que sobresale la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con la Serra Grossa al fondo del valle.

6.Montesa (Valencia) - Iglesia de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción preside la Plaza de la Vila, siendo construida en el S. XVII por el arquitecto Juan Aparicio.

En su interior destaca los retablos de las Ánimas y de San Sebastián (S. XVI), el órgano (S. XVIII), la Capilla del Sagrario con cúpula barroca o la pila gótica con el escudo de la Orden de Montesa.

7.Montesa_3

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El Museo Parroquial se encuentra frente al Campanario, que alberga obras de arte religiosas de los S. XVII y S. XVIII, sobre todo grabados y piezas de arquitectura.

8.Iglesia de la Asunción

Campanario de Montesa

Otros monumentos de la población son la Ermita del Calvari (S. XVIII), las Ermitas de San Sebastián y de la Santa Cruz (ambas del S. XVI), la Casa Abadía, la Casa de la Marquesa o la Casa dels Frares.

9.Montesa (Valencia) - Casa de la Villa.

Casa de la Vila

Los alrededores se prestan a practicar el senderismo, bien por rutas fáciles y sin apenas desnivel, a lo largo del valle del Cànyoles, o por rutas escarpadas y duras, a lo largo de la Sierra de Enguera, o la Serra Grossa, destacando la Mola, el Barranco de la Font Santa o el Barranco de la Fos.

10.Castillo de Montesa

Castillo de Montesa

No puede faltar a la hora de comer un “arròs al forn” o un “arròs amb fesols i naps”, dos platos comarcales, diferentes a la tradicional paella valenciana.

Los vinos con D.O. Valencia, de las poblaciones cercanas, como Fontanars dels Alforins, la Font de la Figuera o Moixent, son ideales para acompañar los arroces típicos de La Costera.





Castalla (Alicante)

23 11 2014

Castalla se sitúa en el interior de la provincia de Alicante, dando nombre a la comarca de la “Foia de Castalla”, terreno de transición entre la montañas de Alcoi y el mar Mediterráneo.

1.castalla

Vista de Castalla con la iglesia de la Asunción y el Castillo

Tras la conquista de Biar, el rey Jaime I conquistó el castillo musulmán, integrando la población en el Reino de Valencia, con el Tratado de Alzmira, el 26 de marzo de 1244.

2.Vista de Castalla (Alicante)

Vista de Castalla

El Castillo tiene forma alargada, tiene tres partes bien definidas, las murallas, la Torre de Homenaje o Torre Grossa y el Palacio. Desde su azotea se domina el cauce del río Verde y la Foia.

3.Castillo de Castalla-Alicante

Subida al Castillo de Castalla

El Palacio del Castillo data de los S. XV y XVI, y ocupa la parte más ancha del recinto amurallado. La Torre Grossa se sitúa en el centro de la fortaleza, siendo construida en el S. XVI.

4.Puerta y torre del homenaje

Torre Grossa y puerta del Palacio del Castillo

En la subida al castillo de Castalla, encontramos la Ermita de la Sangre, de estilo gótico primitivo ( S. XIII), de una sola nave con arcos ojivales, siendo consagrada por el mismo rey Jaime I con la Reconquista. Posteriormente la ermita fue ampliada, con elementos barrocos.

8.Ermita de Castalla

Ermita de Castalla

Entre la Iglesia de la Asunción y el Ayuntamiento, encontramos el Carrer Major, eje principal de la población, al igual que el peculiar Carrer de les Tronetes, junto a la iglesia parroquial.

5.castalla

Carrer Major

La Iglesia de la Asunción de estilo gótico valenciano, de una única nave, se completó en 1572, aunque posteriormente el estilo barroco añadiría nuevos elementos a la misma.

6.castalla

Ayuntamiento de Castalla

El Ayuntamiento de Castalla preside la Plaçeta del Ajuntament, de estilo renacentista (S. XVII). El edificio consta de planta baja con tres enormes arcos de medio punto, que servía de Lonja, y una planta superior coronada por diez ventanas con arco de medio punto.

7.castalla

Plaçeta del Ajuntament

Otro monumento de Castalla, es el Convento de los Franciscos Mínimos, de estilo neoclásico, construido en el S. XVIII.

9.Torre del homenaje desde el pueblo

Casco histórico

Multitud de casas blasonadas encontramos en el centro del casco histórico, mientras que en la subida al castillo, las calles estrechas y laberínticas, nos señalan el pasado andalusí.

10.castalla

Carrer Major

 Entre los platos típicos de Castalla, el “Gazpatxo”  es su plato estrella. Otros platos de la localidad son: el arroz con conejo, el puchero con “fassedures”, la “borreta de bacallar” o el arroz de montaña.

Para acompañar los platos contundentes de la gastronomía local, recomiendo los vinos con D. O. Alicante, a base de variedades como el Monastrell o la Garnacha.





Rocafort (Valencia)

21 06 2013

A pocos kilómetros de la capital del Túria, en plena Horta Nord, encontramos el apacible y tranquilo  pueblo de Rocafort.

roca1

Casa Bou

Sobre un pequeño promontorio se levanta el casco primitivo de la población, dividiendo el término en dos partes diferenciadas, la del norte con cultivos de secano y repleta de pinadas, reconvertidas desde el siglo pasado en urbanizaciones, y la del sur con tierras de sedimento que facilitan la agricultura de regadío, gracias a la acequia de Montcada.

roca2

Casa Bou

La Casa Bou del S. XV, es la sede del actual Ajuntament de Rocafort, destacando la Torre medieval y las altas palmeras de su jardín.

roca3

Iglesia de San Sebastián

Del S. XVII – XVIII es la Iglesia de San Sebastián, construida sobre una ermita de los monjes agustinos de 1434.

roca5

Campanario de la iglesia

La Iglesia de San Sebastián se ubica en la Plaza Mayor, frente a la Casa Bou, siendo el punto neurálgico de Rocafort.

roca4

Iglesia de San Sebastián

Por la calle Convento se accede al Convento de los Agustinos, anexo a la iglesia, construido en el S. XV.

roca6

Casco histórico

Pese a la cercanía a la gran urbe de Valencia, Rocafort conserva la tranquilidad de sus calles, en torno a la Plaça Major y la Plaça de Sant Sebastià.

roca8

Villa residencial

El pueblo dormitorio se ha convertido en un residencial de lujo desde principios del S. XX, con sus urbanizaciones repletas de villas y palacetes, rodeadas de coníferas, principalmente pinos mediterráneos, destacando la famosa urbanización de Santa Bárbara.

roca9

Villa residencial

El plato típico de Rocafort es la paella valenciana, aunque también destacan el arroz al horno o el arroz a banda. Un dulce típico son las “coques cristines” a base de almendras. Los vinos con D.O. Valencia pueden acompañar los platos de la gastronomía local.





Planes (Alicante)

22 09 2012

En la comarca alicantina del Comtat se encuentra la población de Planes, a los pies de su castillo musulmán del S. XII, que preside la parte más alta de la villa medieval.

Planes

Una maraña de calles estrechas y empinadas configuran el casco histórico, con pequeñas plazas con sus fuentes, emergiendo entre las casas la torre campanario de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, levantada sobre los restos de la mezquita.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La iglesia parroquial tiene tres naves, destacando la capilla de la Eucaristía, del S. XIV, siendo la más antigua de las dependencias, ampliándose el templo en los siglos posteriores.

Subida al Castillo

El Castillo de Planes fue escenario de las rebeliones del caudillo musulmán Al-Azraq, a partir del año 1208. Ante el asedio de las tropas de Jaume I, la población se rindió al Conquistador mediante pacto de vasallaje en el año 1245.

Las rebeliones de Al-Azraq continuaron hasta el 23 de abril de 1276, fecha de su muerte en el Barranco de la Batalla de Alcoi.

Calle de la Iglesia

El entremado de calles con sus cuestas, impiden el acceso de los vehículos a la mayoría del casco histórico, lo que convierte a la villa en un lugar ideal para el paseo tranquilo y silencioso por sus calles.

Ayuntamiento

El edificio del Ayuntamiento es del S. XVIII, destacando los tres arcos de la Lonja que dan acceso al interior del mismo. En la parte posterior encontramos una fuente medieval, con la que sofocar la sed, sobre todo en los meses calurosos del verano.

Fuente medieval

Otro monumento de interés es el Acueducto del S. XIV, compuesto por cuatro arcos ojivales, que recoge las aguas de las balsas para regar los bancales de sus huertos de almendros y cerezos.

Casco histórico

A espaldas de la población se levanta la Sierra de San Cristóbal, en cuya cima se alza la Ermita del Santo Cristo, a la que se accede por un espectacular via crucis,  con una subida en “zig zag” a través del monte.

Calle del Castillo

Las cruces de témino marcaban la entrada a las poblaciones cristianas en tiempos de los sarracenos, y además, tenían un carácter protector frente al demonio, según las creencias populares. En el camino a Benimarfull encontramos la Cruz de Término de Planes del S. XVI.

La Cruz de Término de Planes presenta la imagen de la Virgen con el Niño y el Santo Cristo, tema que se repite en muchas de las abundantes cruces góticas del antiguo Reino de Valencia.

Cruz de Término de Planes

Un precioso paraje para el senderismo en Planes es el Barranco de la Encantada, que ya era descrito por el botánico valenciano Cavanilles en el S. XVIII. A lo largo del trayectos encontramos numerosas pozas o “tolls”, y la cascada del Gorg del Salt.

Panorámica de Planes

Entres sus productos culinarios destaca el arroz al horno, el trigo picado, los pimientos rellenos (“pimentons farcits”) o la olleta. En temporada, no dejar de probar sus famosas cerezas de la montaña alicantina.

Los vinos con D.O. Alicante, acompañan perfectamente a los productos típicos de Planes, desde los tintos a los blancos, pasando por el dulce fondillón para los postres, elaborado con uva monastrell.





Morella (Castellón)

26 07 2011

En el norte de la provincia de Castellón se encuentra Morella, la capital de la comarca denominada “Els Ports – Maestrat”, que con su silueta medieval impacta al viajero desde la lejanía, con su castillo en lo más alto del cerro donde se asienta y las murallas rodeando la villa. Es para mí, la ciudad más bella de mi “País Valencià”.

Morella

Los ilercavones lucharon unas veces a favor de los cartagineses, y otras a favor de los romanos, hasta que sufrieron la romanización pasando a formar parte de la provincia Tarraconensis. Tras la dominación fugaz visigoda, Morella alcanzaría su esplendor en la Edad Media. 

Tras la dominación bereber, Morella sería liberada por las tropas del rey Jaume I El Conqueridor, a las ordenes de Blasco de Alagón, en el año 1232.

Portal de Sant Miquel

Las murallas de Morella tienen un perímetro de 2’5 Km. con 10 torres defensivas y 7 puertas de acceso a la ciudad: el Portal de Sant Miquel, el Portal del Rei, el Portal de Forcall, el Portal dels Estudis, el Portal de Sant Mateu, el Portal de la Nevera y la Porta Ferrisa. 

Por la Porta Ferrisa entró a la villa el caballero Blasco de Alagón al tomarla a los musulmanes, mientras que por el Portal del Rei, hizo su entrada triunfal Jaume I El Conqueridor.

Portal del Rei Jaume I El Conqueridor

Las obras de la actual muralla se iniciaron en el S. XIV por el “mestre de murs” Aparisi Joan, terminándose en el S. XV. La altura oscila entre 10 y 15 metros y la anchura de los muros es de 2 metros.


Portal dels Estudis

Uno de los hechos históricos de Morella se dió en 1414, previo al Compromiso de Caspe, reuniéndose en la Arciprestal de Santa María, el rey Fernando I de Aragón, fray Vicente Ferrer y el Papa Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna.

Portal de Sant Mateu

El acueducto de Santa Lucía es otra de las señas de identidad de la Morella medieval, con sus arcos ojivales góticos, que enmarcan la silueta morellana, bajando el Puerto de Torre Miró. Fue construido en 1318 para llevar el agua de las fuentes del Aljub y de Vinatxos a la Font Vella de Morella.

Acueducto Medieval 

Frente al Portal de Sant Miquel se levanta una preciosa cruz de término, de estilo gótico, denominada “Creu de les tres testes coronades” (cruz de las tres cabezas coronadas), obra de Antoni Sancho, y que conmemora la visita del rey Fernando I, el Papa Luna y Sant Vicent Ferrer. 

“Creu de les tres testes coronades”

Más tardía es la cruz que preside el final de la Cuesta dels Colomer, junto a la Basílica Arciprestal de Santa María, una de las joyas de Morella. 

Cruz de la Cuesta dels Colomer

La Basílica Arciprestal de Santa María la Mayor fue construida entre 1265 y 1343, siendo consagrada para el culto en 1318 con la presencia del rey Jaume II El Just, siendo una de las obras cumbres del gótico catalán.

Debido a la presencia de la ladera del cerro del castillo, la basílica tiene la particularidad de contar con dos puertas en el mismo lado, una junto a la otra, denominadas Puerta de los Apóstoles (S. XIV) y Puerta de las Virgenes (S. XV).

Puerta de las Virgenes y Puerta de los Apóstoles

La Puerta de los Apóstoles destaca por las figuras del apostolado en sus jambas. En el friso del tímpano se representa escenas de la vida de María, situandose a la derecha un rosetón gótico por donde penetra la luz.

Puerta de los Apóstoles

En la parte superior del tímpano se representa la Coronación de la Vírgen La portada se encuentra entre dos pilastras de hornacinas con esculturas posteriores de época renacentista. 

Detalle de la Puerta de los Apóstoles

La puerta de madera está adornada por herrajes mudéjares y esta datada en el S. XV. En el interior destaca la escalera de caracol de acceso al coro, el Pórtico de la Gloria y el altar mayor churrigeresco. 

Detalle de la puerta

La Puerta de las Virgenes está dedicada a Santa Ursula, destacando las figuras femeninas de las jambas. El campanario situado en la cabecera tiene forma de gran espadaña. El órgano barroco fue construido en 1717, obra de Francisco Torrull.

Puerta de las Virgenes

El Convento de Sant Francesc fue construido en 1272,  con una iglesia de acceso a través de un atrio con tres grandes arcos ojivales, de una sola nave que culmina en el ábside de gran altura.

Ábside del Convento de Sant Francesc

Los restos del claustro gótico son de gran belleza con sus columnas y arcos, que dejan a la vista del viajero, el imponente Castillo de Morella. 

Claustro del Convento de Sant Francesc

En el interior de la Sala Capitular destaca la pintura al fresco del S. XV que representa la “Danza de la Muerte”.

“Danza de la Muerte”

Una de las fortalezas más imponentes del medievo es el Castillo de Morella, plagado de batallas en la Edad Media, la Guerra de Sucesión o las Guerras Carlistas. 

A la muerte de Fernando VII, estalló la guerra entre los partidarios de su hermano, Don Carlos y los de la reina madre María Cristina. El General Ramón Cabrera, conocido como “El tigre del Maestrazgo” conquistó Morella el 26 de enero de 1838.

Monumento al General Cabrera en el Castillo de Morella

Como curiosidad, resaltar la existencia de unos retretes al vuelo, junto a la denominada Torre de la Pardala, por donde entraron las tropas carlistas. El General Cabrera fue derrotado por el General Espartero el 30 de mayo de 1840, por lo que este recibió el título de Duque de Morella.

Castillo de Morella

Desde las alturas del castillo se contempla una panorámica extraordinaria de la comarca y de la población, rodeada por sus murallas, situándose la Plaza de Armas a 1.070 m. de altitud.

Morella desde el Castillo

Otros edificios destacables del casco histórico son la Casa de la Vila, ubicada en un palacio gótico que alberga la Sala del Consell, la Corte del Justicia y la Lonja, y los numerosos palacetes góticos, como la Casa del Cardenal Ram, la Casa de los Rovira, la Casa de los Ciurana de Quadres o la Casa del Marqués de Cruilles.

Leyenda del milagro de Sant Vicent Ferrer

Durante su estancia en Morella en 1414, Sant Vicent Ferrer obró el milagro de la resurreción de un niño que había sido descuartizado y guisado por su madre en obsequio al santo….¡que cada uno saque sus conclusiones!.

A la hora de reponer energías, se puede optar por tapear los productos típicos de Morella a lo largo de la calle porticada de Blasco de Alagón, en la que destaca la Casa de Pere Adell, donde degustar las croquetas morellanas, el ternasco, la sinfonía de setas silvestres o la olla del Maestrat, tomando de postre la cuajada morellana de leche de oveja o el típico “flaó” relleno de almendras y requesón.

Para los más sibaritas, recomiendo el Restaurante Daluan, donde degustar el carpaccio de trufa blanca con aceite de oliva farga, la sopa morellana o el taco de foie gras con Pedro Ximénez con croqueta de manzana. Los postres deliciosos como el carpaccio de piña con crema catalana o el crujiente de higos con brandy trufado.





Orihuela (Alicante)

25 11 2010

Al sur de la Comunidad Valenciana se sitúa la ciudad de Orihuela (Oriola) en la comarca de la Vega Baja del Segura, en la frontera con la Región de Murcia.

Su origen se remonta al periodo Calcolítico pasando por la cultura argárica hasta llegar a los iberos y romanos. Durante la etapa de los visigodos fue capital de la demarcación que abarca actualmente las provincias de Alicante y Murcia, pactando el rey Teodomiro en el S. VIII su autonomía con los árabes. En el S. IX pierde su autonomía con el Califato de los Omeya.

Muralla del Castillo de Orihuela

En el S. XIII (17 de julio de 1242) las tropas del infante Alfonso de Castilla reconquistan la ciudad para posteriormente incorporarse al Reino de Valencia en 1296 rindiendo homenaje al rey Jaime II. En 1564 se crea el obispado de Orihuela. Posteriormente durante la Guerra de Sucesión, los oriolanos apoyaron al pretendiente Carlos de Austria y con la victoria de Felipe V el Borbón la ciudad fue saqueada, al igual que otras villas como Xàtiva, perdiendo sus fueros.

Castillo de Orihuela

Numerosos son los monumentos de esta bella ciudad que configuran un casco histórico de primera magnitud. El Castillo de Orihuela de origen pre califal se levanta en lo alto de una colina dominando la Vega Baja con sus torreones almorávides orientados al sur y las murallas que descienden desde la parte alta a la ciudad.

Torre de Santo Domingo

En la villa se conserva la Puerta de Crevillent, junto al Convento de Santo Domingo, un punto estratégico para comenzar la visita a la ciudad.

El Convento de Santo Domingo tiene su origen en la Ermita de Ntra. Sra. del Socorro donde se instalaron en 1512 los dominicos, aprobándose la fundación del convento por el papa Julio II, ratificándolo Fernando el Católico. En 1547 el oriolano Obispo de Lleida, Fernando de Loazes, fundó el Colegio de Dominicos hasta que en 1569 mediante bula papal de Pío V, se creó la Universidad de Orihuela.

El edificio se estructura alrededor de dos bellos claustros. El Claustro Mayor o del Colegio es renacentista (1602) mientras el Claustro de la Universidad es barroco (1727).  La iglesia es renacentista en su concepción y barroca en su decoración. Bartolomé Albert pintó y doró las bóvedas que estremecen al viajero ante la eclosión de color del interior.

Catedral de Orihuela

La Santa Iglesia Catedral de Orihuela se construyó sobre la Mezquita Aljama a finales del S. XIII, de estilo gótico meridional al que se añadieron elementos renacentistas y barrocos.

Puerta mudéjar de las Cadenas

Posee tres puertas, la Puerta de las Cadenas con arco polilobulado y capiteles imposta del S. XIV, la Puerta del Loreto del S. XV de estilo gótico y la Portada de la Anunciación de estilo renacentista.

Puerta del Loreto

El claustro de la Santa Iglesia Catedral del Salvador y Santa María de Orihuela de estilo renacentista procede del antiguo Convento de la Merced siendo trasladado y reconstruido sobre el antiguo fosar de la catedral.

Claustro de la Catedral

La Iglesia de las Santas Justa y Rufina fue construida sobre otra mezquita islámica en los S. XIV y XV. Sus santas titulares, mártires hispalenses, son copatronas de la ciudad oriolana, ya que su martirio coincide con la reconquista de Orihuela.

La torre campanario es de origen gótico (S. XV) de planta cuadrada y decoración acanalada rematada por bellos pináculos, destacando las gárgolas y esculturas de animales fantásticos. En la torre destaca uno de los relojes más antiguos de España mandado colocar por el Consell oriolano en 1439.

Iglesia de las Santas Justa y Rufina

La portada principal de las Gradas es barroca con dos medallones de las santas titulares mientras la puerta norte o del Evangelio es renacentista con dos hornacinas con las imágenes de las Santas Justa y Rufina.

El templo de una sola nave es de estilo gótico valenciano tardío con arcos fajones, destacando en las claves los escudos de la corona catalano aragonesa y el Pájaro Oriol (emblema de la ciudad). La Capilla de la Comunión es de estilo barroco.

Iglesia de Santiago Apóstol

La Iglesia de Santiago se encuentra en el barrio homónimo dentro del antiguo recinto amurallado. La primitiva obra es gótica del Siglo XIV con añadidos renacentistas y barrocos.

La portada principal es gótica isabelina destacando en el parteluz la figura de Santiago Apóstol obra de Ángel Ferrant que sustituye a la gótica destruida en la Guerra Civil. En el tímpano aparece el emblema y escudo de los Reyes Católicos. La portada de la Capilla de la Comunión es barroca.

Otros monumentos oriolanos destacados son el Palacio Episcopal, el Palacio de Rubalcava, la Casa Museo del poeta Miguel Hernández o la Torre de Cabo Roig.

Tan agotador recorrido por el casco oriolano merece una buena comida en estas tierras alicantinas.  Se puede optar por Casa Corro, un clásico de la comida tradicional, con especialidades como cocido de pava con pelotas, arroz con costra, guiso de albóndigas, pierna de cabrito al horno y postres como el helado de higos chumbos o los pasteles de Gloria.

Para acompañar estos manjares recomiendo los vinos de la zona de la D.O. Alicante como el Fondillón o los blancos de la Marina, así como los dulces para los postres de la Vall de Xaló.