Aínsa (Huesca)

28 08 2017

En la comarca de Sobrarbe oscense, a los pies de los Pirineos ,y en la confluencia de los ríos Ara y Cinca, se encuentra la villa de Aínsa, sobre un promontorio.

Plaza Mayor

La villa está conformada por dos calles ascendentes, casi paralelas, la calle Mayor y la Calle Santa Cruz, que confluyen en la preciosa Plaza Mayor, encontrándose el Castillo a continuación de la misma.

Río Ara

El Castillo de Aínsa (Siglo XI), construido sobre los restos de uno árabe, formaba parte de la línea defensiva de los territorios cristianos.

El rey Alfonso I El Batallador en 1124 otorgó la Carta Puebla a la villa, bajo los beneficios del fuero de Jaca.

Plaza Mayor

En el Castillo se conservan pocos restos del pasado románico, siendo lo más destacable la Torre del Tenente (pentagonal), el gran Patio de Armas y el Portalón que da acceso a la Plaza Mayor.

El aspecto actual responde a la fortificación de Felipe II (Siglo XVII), siguiendo los criterios de la Ciudadela de Jaca.

Iglesia de Santa María

En el centro del casco histórico se encuentra la Iglesia de Santa María, románica, de los Siglos XI y XII, con una sencilla puerta de acceso de cuatro arquivoltas. Lo más destacable es la torre campanario con diseño de fortaleza con sus saeteras defensivas.

Calle Mayor

La arquitectura popular destaca por sus casas de piedra, destacando algunas de ellas, del Siglo XVI como la Casa Arnal o la Casa de Bielsa.

A las afueras de la villa se encuentra la Cruz Cubierta (1655), encontrándose en su interior la carrasca coronada con la cruz que conmemora la reconquista de Aínsa, en el lugar donde según la leyenda de «La Morisma» se libró la batalla.

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de planta trapezoidal, se caracteriza por sus porches laterales, con sus arcos de medio punto y ojivales, en perfecta armonía, pese a ser cada uno diferente al otro.

Plaza Mayor

Bajo los soportales hay dos prensas comunales de vino que utilizaban los vecinos del pueblo para obtener el mosto de las cosechas de uvas.

Iglesia de Santa María y Plaza Mayor

Entre los platos típicos de Aínsa destacamos la ensalada de patata, cebolla y arenques, los productos de la matanza (longaniza y chorizo), la caracolada, el cordero a la brasa o los productos micológicos en temporada otoñal. 

Se pueden degustar los vinos locales del Sobrarbe, sobre todo en las fiestas del Punchacubas.





Santa Cruz de la Serós (Huesca)

18 01 2014

En la Jacetania oscense encontramos el bello pueblo de Santa Cruz de la Serós, que a pesar de ser pequeño, posee un rico patrimonio cultural.

1.Santa Cruz de la Serós (Huesca)

Iglesia de Santa María

La población está declarada Conjunto Histórico Artístico en el Camino de Santiago, siendo sus tres joyas, la Iglesia de Santa María, la Iglesia de San Caprasio y el Monasterio de San Juan de la Peña.

2.scs

Iglesia de Santa María

Del S. XI es la Iglesia de Santa María que formaba parte de un monasterio benedictino, de una sola nave con planta de cruz latina y ábside semicircular.

El rey Ramiro I mantuvo una hospedería en el monasterio femenino y les confió como religiosa a su hija menor Doña Urraca. Alcanzó su esplendor cuando su otra hija, Doña Sancha, viuda del conde Ermengol III de Urgel, ingresa en el monasterio como Abadesa en el año 1070.

3.scs

Iglesia de San Caprasio

El templo de San Caprasio (S. XI) se edificó entre 1020 y 1030, en tiempos del rey Sancho III el Mayor, destacando su bello estilo románico lombardo. La torre fue añadida a la iglesia en el S. XII.

4.scs

Iglesia de San Caprasio

La decoración típica lombarda está compuesta por arquillos ciegos en su perímetro apeando de forma alternante en ménsulas o lesenas, creando bellos efectos según la luz solar.

5.San Juan de la Peña

Monasterio de San Juan de la Peña

En las afueras de Santa Cruz de la Serós se encuentra el Monasterio de San Juan de la Peña, destacando su magnífico claustro repleto de capiteles, la puerta del arco de herradura o el Panteón Real.

6.scs

El sueño de San José

Los capiteles de San Juan de la Peña representan la génesis, la infancia y la vida pública de Jesús, la Pasión de Cristo y otros temas bíblicos.

Entre sus capiteles destacan «El sueño de San José», el de «Caín matando a Abel», «Marta suplicando a Cristo» o la «Resurrección de Lázaro».

7.scs.

Marta suplicando a Cristo

En el año 1071, el rey aragonés Sancho Ramírez mandó edificar la iglesia superior del monasterio. A finales del S. XI se construye la iglesia inferior de los Santos Julián y Basilisa, con la Sala del Concilio.

8.scs

Caín matando a Abel

Todo el claustro se cobija bajo la roca de la montaña, que le sirve de resguardo. La arquería del claustro se eleva sobre podio de piedra de las canteras de Botaya.

9.scs

Resurrección de Lázaro

De posterior construcción es la capilla gótica de San Victorián, primera manifestación del gótico florido en Aragón.

10.scs

Capilla de San Victorián

A través de una escalera se accede al Panteón de Nobles, con dos filas de enterramientos orladas con ajedrezado jaqués y tímpanos esculpidos. En la sala continua encontramos las Tumbas Reales de los Reyes de Aragón.

11.scs.

Lápida funeraria

En San Juan de la Peña, están sepultados los reyes de Navarra que reinaron en Aragón, los primeros condes aragoneses, y los tres primeros reyes de la dinastía ramirense, Ramiro I, Sancho Ramírez y Pedro I.

12.scs.

Iglesia de Santa María

A la hora de comer nada como el «ternasco de Aragón», las migas de pastor o los guisos de alubias de la zona, acompañados por los vinos de la provincia con D. O. Somontano.