Daroca (Zaragoza)

22 09 2011

Al sur de la capital de Aragón, camino de Sagunto, se encuentra la ciudad de Daroca, fuertemente protegida por sus murallas construidas entre los siglos XIII y XVI que encierran una de las villas más monumentales de Zaragoza.

Puerta Baja

Entre las numerosa puertas de las murallas destaca la Puerta Baja o Fondonera que se construyó en 1452, y está formada por dos grandes torreones cuadrangulares y un arco de entrada con bóveda estrellada. Un escudo de Carlos V preside la fachada de la puerta.

Muralla de Daroca

En plena Edad Media el perímetro de las murallas era de 4 Km. estando compuestas por argamasa mezclada con ladrillos y piedras, siendo reforzada por contrafuertes y torreones.

Puerta Alta

La Puerta Alta está construida en piedra sillar y un arco apuntado da acceso al interior del casco histórico, siendo reformada en el S. XVII.

Portal de Valencia 

El Portal de Valencia esta situado al sur de la Puerta Baja, protegido por dos torreones laterales, datándose su construcción en el S. XV. El Castillo Mayor alberga los restos del palacio musulmán del S. IX.

Colegio de Escolapios

Tras traspasar la Puerta Alta nos encontramos el Colegio de Escolapios ubicado en el antiguo convento fundado en 1731, destacando la amplia fachada de piedra de sillar. Un poco más adelante nos encontramos el Almudí o Casa de los Soportales, frente al cual nos encontramos con la Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales.

Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

La Iglesia Colegial de Santa María es de estilo gótico aunque su primitiva planta es románica, construida sobre la Mezquita Mayor de Daroca. Su cabecera se corresponde con la Capilla de los Corporales, mientras que en el lado opuesto se levanta la bella Puerta del Perdón, del S. XIV, con su tímpano anunciando el Apocalipsis.

Puerta del Perdón

La Iglesia de San Juan comenzo a construirse en el S. XII, siendo la base del ábside de piedra sillar, siendo terminada en ladrillo en epoca mudéjar. El templo de una sola nave fue terminado en el S.XV.

Ábside de la Iglesia de San Juan

La Iglesia de San Miguel está formada por tres naves, siendo construida fundamentamente en los S. XII y XIII. La portada destaca por sus cinco arquivoltas decoradas con motivos ajedrezados y en diente de sierra.

Portada de San Miguel

En su interior destaca el mural de la Coronación de la Virgen, mientras que el ábside tiene un aspecto muy esbelto con sus triples columnas adosadas con capiteles adornados con motivos vegetales, enlazados por un friso de arquillos ciegos de influencia árabe. 

Ábside de San Miguel

El Hospital de Santo Domingo, de finales del S. XV, es de estilo gótico, destacando sus ventanas ajimezadas del segundo piso, con doble arco de medio punto.

Hospital de Santo Domingo

Anexo al Hospital se levanta la Iglesia de Santo Domingo, donde destaca la torre mudéjar construida entre los Siglos XIII y XIV. El ábside es poligonal reforzado por contrafuertes, en una transición del románico al gótico.

Ábside y Torre mudéjar de la Iglesia de Santo Domingo 

Junto a la Puerta Baja, extramuros, se encuentra la Fuente de los Veinte Caños, de 1639, de estilo manierista. 

Fuente de los Veinte Caños

Tras realizar la Ruta Monumental, nada mejor como degustar las hortalizas del Valle del Jiloca, como las judías con oreja o las borrajas, para seguir con el ternasco de Aragón. De postre, podemos tomar las almojábanas y “la trenza de la mora”. 

Tal degustación gastronómica debe acompañarse de los caldos de la vecina Cariñena, con su D.O. Cariñena.





Ribadavia (Ourense)

7 05 2008

En el interior de Galicia, entre el verde de los viñedos y los prados y el gris del cielo y el granito, se levanta la villa medieval de Ribadavia, capital histórica de la comarca de O Ribeiro.

Un entramado de “rúas” componen el barrio judío rodeado de murallas y salpicado por iglesias románicas, emergiendo por encima de las casas el castillo de los Sarmiento.

Castillo de los Sarmiento

El castillo data del S. XV y perteneció a los Condes de Ribadavia. En su interior se conserva una necrópolis del S. IX-XII.

La muralla primitiva data del S. XII siendo ampliada en los S. XIV y XV y alcanza una altura de hasta 5 metros conservándose en la actualidad tres de las cinco puertas: la Porta de Cerca, la Porta Nova o de Celanova y la Porta Falsa o Postigo.

 

Porta Nova o de Celanova

La Porta Nova o de Celanova da salida al río Miño por el sur de la población, mientras la Porta de Cerca se abre al oeste y la Puerta Falsa o Postigo al sureste por el molino.

Porta Falsa o Postigo

El conjunto monumental de Santo Domingo con su iglesia gótica conserva muestras de arte sepulcral, capiteles historiados y un “ángel gaitero” tallado en piedra que es único en Galicia.

La Iglesia de Santiago del S. XII es la parroquia más antigua de Ribadavia, de estilo románico y en la que destaca el magnífico rosetón.

Iglesia de Santiago

La Iglesia de San Juan de finales del S. XII destaca por su sencillez con rica ornamentación de canecillos y ventanas. En el interior podemos admirar su bóveda románica de cañón.

Iglesia de San Juan

La Iglesia de la Magdalena o Parroquia de San Xes tiene su orígen en el S. XII, aunque posee numerosos elementos posteriores barrocos.

Los deportes naúticos se pueden practicar en el río Miño, el río Avia o el parque acuático de Castrelo. El senderismo se realiza a través de la denominada “Ruta de la historia del vino y del románico”.

En el Pazo de Esposende el viajero encontrará la paz en esta tierra gallega rodeado de viñedos y verdes bosques. En el restaurante Plaza o en la Vinoteca O Lagar se pueden degustar los vinos de la D. O. Ribeiro, además de disfrutar del pulpo o merluza a la gallega.

No podemos abandonar Ribadavia sin visitar la Tasca Papuxa, cerca de la Porta Nova, una de las tascas más típicas de Galicia. Como dice su lema “chejar e encher”, con lo que al llegar se le dan unas tazas al viajero para que él mismo las rellene de los barriles de la bodega.





Baños de Cerrato (Palencia)

25 10 2007

A 13 Km. de Palencia se encuentra la localidad de Baños de Cerrato en plena vega del río Pisuerga. Tan pequeña localidad guarda dos tesoros, la iglesia parroquial de San Martín de Tours del S. XVI y sobre todo una de las joyas del patrimonio nacional, la Basílica de San Juan de Baños, edificio visigótico del S. VII.

Baños de Cerrato 

Basílica de San Juan de Baños

La Basílica de San Juan de Baños fue mandada construir por el rey Recesvinto en el año 661 d. C., según consta en una inscripción del arco triunfal.

Presentaba planta basilical con tres naves y tres ábsides en su origen. Tras su reconstrucción desaparecieron los ábsides laterales y se añadió la espadaña. La puerta exterior presenta un arco en herradura de estilo puro visigodo. En la clave está tallada la cruz patada con un clipeus, labrada con cuadrifolias simétricas que recuerdan la orfebrería de los visigodos.

El templo se ilumina a traves de ventanas en forma de herradura abocinadas con vistosas celosías.

 Ventana visigoda

Ventana en herradura

En el interior destacan los arcos visigodos sobre columnas de mármol, reaprovechadas de algún templo romano, de color beige, rosa y gris, con los capiteles ocre que contrastan junto a los muros de piedra caliza. Los capiteles de tipo corintio presentan hojas de acanto.

En el prebisterio de la basílica se encuentra una reproducción de la corona votiva del rey Recesvinto.

San Juan Baños - interior

Interior de la Basílica de San Juan de Baños

Frente a la Basílica de San Juan el viajero puede reponer las fuerzas en el Mesón El Lagar con amplia variedad de platos como el chorizo al infierno, el revuelto de morcilla, piñones y pasas, el cochifrito o el churrasco de ternera con chimichurri. Es la ocasión para degustar los vinos de la cercana zona de Ribera de Duero o Cigales.