Molinaseca (León)

6 04 2021

La localidad berciana de Molinaseca es uno de los enclaves más importantes del Camino de Santiago, siendo declarada Conjunto Histórico Artístico en 1975, por su extraordinaria arquitectura medieval.

Iglesia de San Nicolás de Bari

La Calle Real es la principal arteria de Molinaseca y por la que transcurre el Camino de Santiago a su paso por la población, desde el Puente Romano hasta el Crucero del Santo Cristo.

El origen jacobeo de la ruta marca la distribución lineal en forma de lanza de la población.

Calle Real

En lo alto de una loma se levanta la Iglesia de San Nicolás de Bari que data de la segunda mitad del siglo XVII.

La portada barroca en el muro sur obra del maestro de cantería Juan de Collado es el acceso principal al templo. El interior tiene planta basilical de naves de bóvedas de arista separadas con arcos sobre pilastras y cúpula ciega en el crucero sobre pechinas. 

Interior de San Nicolás de Bari

Al este de Molinaseca se encuentra el Puente Romano o Puente de los Peregrinos.  Se trata de un puente de sillería con siete bóvedas de luces, de las cuales las tres primeras, con arcos de medio punto pertenecen a un puente más antiguo de origen romano y se encuentran semienterradas.

Formaba parte de la vía romana que seguía desde Ponferrada hasta Foncebadón.

Puente Romano o Puente de los Peregrinos

El Santuario de Nuestra Señora de las Angustias es el resultado de la reconstrucción interior y exterior llevada a cabo a finales del siglo XVII y principios del XVIII, sobre una capilla del siglo XI, siendo lugar de devoción y de honda tradición en el Camino de Santiago.

Santuario de Nuestra Señora de las Angustias

El Crucero del Santo Cristo se levanta sobre un pedestal de planta cuadrada y cuatro escalones de granito. La columna del crucero es octogonal y se ha añadido una hornacina de cristal con un crucifijo pequeño.

Crucero del Santo Cristo

La arquitectura popular Molinaseca se caracteriza por los corredores, galerías voladas de madera de castaño, escaleras exteriores de acceso a las viviendas, cubiertas de pizarra, junto con algunas casas solariegas con portadas de sillería y escudos nobiliarios.

Arquitectura popular

Entre las casas solariegas destacan la Casona de Don Pelegrín o Palacio de los Balboa, situada al principio de la calle Real, junto al Puente Romano, y el Palacio de Cangas de Pambley con su bella fachada enmarcada entre dos torres. 

Plaza García Rey

El desarrollo de Molinaseca como localidad, estaría vinculado al Puente de los Peregrinos sobre el río Meruelo, pudiendo considerarse como inicio del pueblo.

En la Edad Media, Molinaseca pasó a formar parte del Reino de León con Alfonso VI, siendo el primer señor de la villa el conde Ramiro Froilaz.

Río Meruelo

En el centro de la población se encuentra la Plaza del Rollo, epicentro de los numerosos bares y restaurantes donde degustar los productos bercianos de su gastronomía local.

Plaza del Rollo

Los platos más típicos son la cecina en canutillos con membrillo y foie, el salteado de pulpo con trigueros y langostinos sobre crema de garbanzos, el carpaccio de solomillo con vinagreta de reineta y virutas de parmesano, o el entrecot de vaca a la parrilla, sin olvidar el clásico botillo berciano.

Los vinos con D. O. Bierzo son los elegidos para el perfecto maridaje de los platos de Molinaseca.





Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

18 08 2009

Existen dos teorías sobre el origen de la villa abulense de  Madrigal de las Altas Torres, unos autores piensan en la existencia de un pequeño núcleo de población en el cerro de Santa María del Castillo y otros apuntan a un orígen musulmán.

En cualquier caso, los primeros indicios de la villa se remontan al S. XI, alcanzando su esplendor tras la construcción de un palacio veraniego en época del rey Juan II, quien convocó Cortes en la villa en 1438.

Palacio Juan II

Palacio de Juan II

La primera esposa de Juan II, María de Aragón, fundó el Hospital Real según una bula del Papa Clemente VII en 1443.

Tras la muerte de la reina, el rey casa en segundas nupcias con Isabel de Portugal en la Iglesia de San Nicolás de Bari, y fruto de ese matrimonio nació en la villa, Isabel I la Católica.

El Palacio de Juan II fue la casa natal de Isabel I la Católica, integrándose el edificio en el Convento de Nuestra Señora de Gracia.

Monast.Nª Sra. Gracia

Convento de Nuestra Señora de Gracia

El Real Hospital de la Purísima Concepción es de planta cuadrada con dos alturas y patio interior, construido en ladrillo, tapial y piedra. En el interior se conserva una talla gótica del “Cristo de las Injurias”.

Real Hospital

Real Hospital de la Purísima Concepción

La Iglesia de Santa María del Castillo se situa en el cerro que domina la población, siendo de estilo románico mudéjar de finales del S. XII. Destacan los dos ábsides semicirculares en ladrillo, el principal y el del Evangelio, ambos pertenecientes al modelo mudéjar de “Tierra de Pinares”.

Sta.Maria del Castillo

Iglesia de Santa María del Castillo

El recinto murado de Madrigal de las Altas Torres tiene un perímetro ovalado e irregular de 2.800 metros y data del S. XIII, comenzándose a levantar en tiempos de Alfonso VIII. Las puertas de comunicación al exterior correspondían a los caminos que llevaban a Medina del Campo, Arévalo, Peñaranda y Cantalapiedra.

Muralla

Muralla de Madrigal de las Altas Torres

La Puerta de Cantalapiedra conserva un torreón con frente agudo y planta pentagonal a un lado y albarrana en el otro.

Puerta Cantalapiedra

Puerta de Cantalapiedra

La Iglesia de San Nicolás de Bari de estilo mudéjar (S. XIII) fue reformada en el S. XVI. Consta de tres naves y destacan los dos ábsides semicirculares, el central y el de la Epístola. La torre de la iglesia de estilo gótico mudéjar recuerda a la de las iglesias abaciales francesas.

En su interior se conserva la pila bautismal de Isabel I la Católica y la interesante “Capilla Dorada”.

San Nicolas de bari

Iglesia de San Nicolás de Bari

Extramuros se encuentra el Convento de los Padres Agustinos fundado en 1353 y en un principio se denominó Beaterio de Santa María de la Piedad.

Tras el matrimonio de Isabel I de Castilla con Fernando V de Aragón, los llamados “Reyes Católicos”, convocaron de nuevo las Cortes  en Madrigal de las Altas Torres en 1476, creándose los acuerdos de la Santa Hermandad y se jura a su hija Isabel como heredera al trono.

En el S. XVI las aventuras del famoso Pastelero le dan renombre a Madrigal de las Altas Torres. Gabriel de Espinosa, el Pastelero, intentó suplantar al rey D. Sebastián de Portugal, sobrino de Felipe II, desaperecido en 1578 en Alcazarquivir. Los amorios del Pastelero con Doña Ana de Austria y sus desmedidas ambiciones le condujeron a la horca en 1595.

El casco histórico de la villa está repleto de mesones castellanos donde degustar el tostón asado, las patatas revolconas, la morcilla de calabaza o la sopa castellana. En Ávila no hay vinos con denominación de origen pero se pueden conocer los vinos de la tierra como el vino de Cebreros o El Tiemblo.