Daroca (Zaragoza)

22 09 2011

Al sur de la capital de Aragón, camino de Sagunto, se encuentra la ciudad de Daroca, fuertemente protegida por sus murallas construidas entre los siglos XIII y XVI que encierran una de las villas más monumentales de Zaragoza.

Puerta Baja

Entre las numerosa puertas de las murallas destaca la Puerta Baja o Fondonera que se construyó en 1452, y está formada por dos grandes torreones cuadrangulares y un arco de entrada con bóveda estrellada. Un escudo de Carlos V preside la fachada de la puerta.

Muralla de Daroca

En plena Edad Media el perímetro de las murallas era de 4 Km. estando compuestas por argamasa mezclada con ladrillos y piedras, siendo reforzada por contrafuertes y torreones.

Puerta Alta

La Puerta Alta está construida en piedra sillar y un arco apuntado da acceso al interior del casco histórico, siendo reformada en el S. XVII.

Portal de Valencia 

El Portal de Valencia esta situado al sur de la Puerta Baja, protegido por dos torreones laterales, datándose su construcción en el S. XV. El Castillo Mayor alberga los restos del palacio musulmán del S. IX.

Colegio de Escolapios

Tras traspasar la Puerta Alta nos encontramos el Colegio de Escolapios ubicado en el antiguo convento fundado en 1731, destacando la amplia fachada de piedra de sillar. Un poco más adelante nos encontramos el Almudí o Casa de los Soportales, frente al cual nos encontramos con la Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales.

Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

La Iglesia Colegial de Santa María es de estilo gótico aunque su primitiva planta es románica, construida sobre la Mezquita Mayor de Daroca. Su cabecera se corresponde con la Capilla de los Corporales, mientras que en el lado opuesto se levanta la bella Puerta del Perdón, del S. XIV, con su tímpano anunciando el Apocalipsis.

Puerta del Perdón

La Iglesia de San Juan comenzo a construirse en el S. XII, siendo la base del ábside de piedra sillar, siendo terminada en ladrillo en epoca mudéjar. El templo de una sola nave fue terminado en el S.XV.

Ábside de la Iglesia de San Juan

La Iglesia de San Miguel está formada por tres naves, siendo construida fundamentamente en los S. XII y XIII. La portada destaca por sus cinco arquivoltas decoradas con motivos ajedrezados y en diente de sierra.

Portada de San Miguel

En su interior destaca el mural de la Coronación de la Virgen, mientras que el ábside tiene un aspecto muy esbelto con sus triples columnas adosadas con capiteles adornados con motivos vegetales, enlazados por un friso de arquillos ciegos de influencia árabe. 

Ábside de San Miguel

El Hospital de Santo Domingo, de finales del S. XV, es de estilo gótico, destacando sus ventanas ajimezadas del segundo piso, con doble arco de medio punto.

Hospital de Santo Domingo

Anexo al Hospital se levanta la Iglesia de Santo Domingo, donde destaca la torre mudéjar construida entre los Siglos XIII y XIV. El ábside es poligonal reforzado por contrafuertes, en una transición del románico al gótico.

Ábside y Torre mudéjar de la Iglesia de Santo Domingo 

Junto a la Puerta Baja, extramuros, se encuentra la Fuente de los Veinte Caños, de 1639, de estilo manierista. 

Fuente de los Veinte Caños

Tras realizar la Ruta Monumental, nada mejor como degustar las hortalizas del Valle del Jiloca, como las judías con oreja o las borrajas, para seguir con el ternasco de Aragón. De postre, podemos tomar las almojábanas y “la trenza de la mora”. 

Tal degustación gastronómica debe acompañarse de los caldos de la vecina Cariñena, con su D.O. Cariñena.

Anuncios




Orihuela (Alicante)

25 11 2010

Al sur de la Comunidad Valenciana se sitúa la ciudad de Orihuela (Oriola) en la comarca de la Vega Baja del Segura, en la frontera con la Región de Murcia.

Su origen se remonta al periodo Calcolítico pasando por la cultura argárica hasta llegar a los iberos y romanos. Durante la etapa de los visigodos fue capital de la demarcación que abarca actualmente las provincias de Alicante y Murcia, pactando el rey Teodomiro en el S. VIII su autonomía con los árabes. En el S. IX pierde su autonomía con el Califato de los Omeya.

Muralla del Castillo de Orihuela

En el S. XIII (17 de julio de 1242) las tropas del infante Alfonso de Castilla reconquistan la ciudad para posteriormente incorporarse al Reino de Valencia en 1296 rindiendo homenaje al rey Jaime II. En 1564 se crea el obispado de Orihuela. Posteriormente durante la Guerra de Sucesión, los oriolanos apoyaron al pretendiente Carlos de Austria y con la victoria de Felipe V el Borbón la ciudad fue saqueada, al igual que otras villas como Xàtiva, perdiendo sus fueros.

Castillo de Orihuela

Numerosos son los monumentos de esta bella ciudad que configuran un casco histórico de primera magnitud. El Castillo de Orihuela de origen pre califal se levanta en lo alto de una colina dominando la Vega Baja con sus torreones almorávides orientados al sur y las murallas que descienden desde la parte alta a la ciudad.

Torre de Santo Domingo

En la villa se conserva la Puerta de Crevillent, junto al Convento de Santo Domingo, un punto estratégico para comenzar la visita a la ciudad.

El Convento de Santo Domingo tiene su origen en la Ermita de Ntra. Sra. del Socorro donde se instalaron en 1512 los dominicos, aprobándose la fundación del convento por el papa Julio II, ratificándolo Fernando el Católico. En 1547 el oriolano Obispo de Lleida, Fernando de Loazes, fundó el Colegio de Dominicos hasta que en 1569 mediante bula papal de Pío V, se creó la Universidad de Orihuela.

El edificio se estructura alrededor de dos bellos claustros. El Claustro Mayor o del Colegio es renacentista (1602) mientras el Claustro de la Universidad es barroco (1727).  La iglesia es renacentista en su concepción y barroca en su decoración. Bartolomé Albert pintó y doró las bóvedas que estremecen al viajero ante la eclosión de color del interior.

Catedral de Orihuela

La Santa Iglesia Catedral de Orihuela se construyó sobre la Mezquita Aljama a finales del S. XIII, de estilo gótico meridional al que se añadieron elementos renacentistas y barrocos.

Puerta mudéjar de las Cadenas

Posee tres puertas, la Puerta de las Cadenas con arco polilobulado y capiteles imposta del S. XIV, la Puerta del Loreto del S. XV de estilo gótico y la Portada de la Anunciación de estilo renacentista.

Puerta del Loreto

El claustro de la Santa Iglesia Catedral del Salvador y Santa María de Orihuela de estilo renacentista procede del antiguo Convento de la Merced siendo trasladado y reconstruido sobre el antiguo fosar de la catedral.

Claustro de la Catedral

La Iglesia de las Santas Justa y Rufina fue construida sobre otra mezquita islámica en los S. XIV y XV. Sus santas titulares, mártires hispalenses, son copatronas de la ciudad oriolana, ya que su martirio coincide con la reconquista de Orihuela.

La torre campanario es de origen gótico (S. XV) de planta cuadrada y decoración acanalada rematada por bellos pináculos, destacando las gárgolas y esculturas de animales fantásticos. En la torre destaca uno de los relojes más antiguos de España mandado colocar por el Consell oriolano en 1439.

Iglesia de las Santas Justa y Rufina

La portada principal de las Gradas es barroca con dos medallones de las santas titulares mientras la puerta norte o del Evangelio es renacentista con dos hornacinas con las imágenes de las Santas Justa y Rufina.

El templo de una sola nave es de estilo gótico valenciano tardío con arcos fajones, destacando en las claves los escudos de la corona catalano aragonesa y el Pájaro Oriol (emblema de la ciudad). La Capilla de la Comunión es de estilo barroco.

Iglesia de Santiago Apóstol

La Iglesia de Santiago se encuentra en el barrio homónimo dentro del antiguo recinto amurallado. La primitiva obra es gótica del Siglo XIV con añadidos renacentistas y barrocos.

La portada principal es gótica isabelina destacando en el parteluz la figura de Santiago Apóstol obra de Ángel Ferrant que sustituye a la gótica destruida en la Guerra Civil. En el tímpano aparece el emblema y escudo de los Reyes Católicos. La portada de la Capilla de la Comunión es barroca.

Otros monumentos oriolanos destacados son el Palacio Episcopal, el Palacio de Rubalcava, la Casa Museo del poeta Miguel Hernández o la Torre de Cabo Roig.

Tan agotador recorrido por el casco oriolano merece una buena comida en estas tierras alicantinas.  Se puede optar por Casa Corro, un clásico de la comida tradicional, con especialidades como cocido de pava con pelotas, arroz con costra, guiso de albóndigas, pierna de cabrito al horno y postres como el helado de higos chumbos o los pasteles de Gloria.

Para acompañar estos manjares recomiendo los vinos de la zona de la D.O. Alicante como el Fondillón o los blancos de la Marina, así como los dulces para los postres de la Vall de Xaló.





Osuna (Sevilla)

29 10 2010

La Villa Ducal de Osuna se alza en la cima de una colina, coronada por su Castillo, el Teatro Romano, la Colegiata y la Universidad, estando muy bien situada estratégicamente, en el centro de Andalucía, entre Sevilla, Córdoba y Málaga.

Universidad de Osuna

Hace 3.000 años los iberos fundaron la ciudad de Urso, en referencia a la abundancia de osos en la zona. Durante la dominación romana (Genitiva Julia) alcanzó su esplendor urbanístico y cultural. Bajo la dominación árabe se denominó Oxona hasta la conquista cristiana en 1239 por Fernando III el Santo.

En 1264 es entregada a la Orden de Calatrava convirtiéndose en un punto estratégico en la defensa con el reino nazarí de Granada. En el S. XV, la Orden de Calatrava cede la ciudad a D. Pedro Téllez de Girón durante el reinado de Felipe II, recibiendo los descendientes el título de Duques de Osuna.

Claustro de la Universidad

En lo alto de la colina emerge la Universidad de Osuna fundada en el S. XVI. Es de planta rectangular con torreones en las esquinas en los que los chapiteles de azulejos blancos y azules dan una nota de color.

Por el vestíbulo se accede a un bello patio central con 24 columnas sobre las que descansan arcos de medio punto y desde donde arranca la escalera renacentista que conduce a los pisos superiores.

Plaza Mayor

Presidiendo la ciudad  se alza la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción de estilo renacentista, cuya fachada se admira desde la Plaza Mayor, sede del Ayuntamiento.

Ayuntamiento de Osuna

Sus calles estrechas de casas enjalbegadas con cal dan el toque andalusí a la villa, resaltando el colorido de las macetas repletas de geranios y claveles.

Calle de San Pedro

Una de las calles más famosas de Osuna es la Calle de San Pedro repleta de casas solariegas y palacios. Del S. XVIII destacan el Palacio del Cabildo de la Catedral de Sevilla y el Palacio del Marqués de la Gomera.

Palacio del Marqués de la Gomera

El Palacio del Marqués de la Gomera, del S. XVIII, se ha reconvertido en un lujoso hotel, donde rebosa el barroco andaluz en todas sus estancias.

Cilla del Cabildo de Sevilla

La Cilla del Cabildo de Sevilla, en la calle de San Pedro, presenta una imponente fachada barroca, siendo levantada en 1773, por el arquitecto Alonso Ruiz de Florindo y su hijo Juan.

Iglesia de Santo Domingo

Numerosos son los edificios religiosos de la ciudad de Osuna como la iglesia de Santa Clara, la iglesia de San Agustín, la iglesia de San Carlos El Real, la iglesia de Santo Domingo y los conventos de la Concepción, del Carmen, del Espíritu Santo, de San Pedro o Santa Catalina.

Iglesia de San Carlos El Real

Las estrechas calles de Osuna están repletas de casas señoriales con sus escudos heráldicos, intercaladas entre las blancas casas encaladas de rejas de hierro forjado.

Calle Gordillo

A la hora del almuerzo el viajero puede acercarse al “Mesón del Duque”, donde degustar los pimientos rellenos, las alcachofas en salsa verde, las berenjenas con gambas y salsa de moscatel o las “repapalillas” de bacalao.

Otros platos más contundentes de Osuna son los cocidos como el cocido ursaonés, el cocido de habas y guisantes, el cocido de tagarninas y el bacalao al estilo del Duque.

Bacalao al estilo Duque de Osuna

En tierras sevillanas se puede acompañar la comida con Vinos de la Tierra Sierra Norte de Sevilla.