Huélamo (Cuenca)

26 11 2015

En plena Serranía de Cuenca, en la margen izquierda del Río Júcar, se encuentra este pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes, que rezuma paz y tranquilidad en plena naturaleza.

01.Huélamo

Huélamo

Su nombre deriva de Walmu, un asentamiento en tiempos de la dominación musulmana, en lo alto del cerro que preside la villa conquense, donde se conservan los restos del Castillo árabe.

02.H

Vista de Huélamo

Los alrededores de Huélamo presentan un paisaje frondoso con pinares, matorrales, flores silvestres y arbustos como el boj.

03.H

Iglesia parroquial de la Asunción

Las casas blancas encaladas con sus tejados rojizos, sobresalen entre el verde de los bosques de pinos de la Serranía. Las calles de Huélamo se adaptan a la orografía del terreno.

04.H

Paisaje de Huélamo

Tras la Reconquista por Alfonso VIII, el Castillo fue fortaleza de la Orden de Santiago, aunque desgraciadamente sólo se conservan vestigios del castillo.

05.H

Flores silvestres

El término municipal está repleto de rutas senderistas, destacando la que nos lleva a la cercana Laguna de Uña y a la Fuente de las Nogueras.

06.H

Centro de Huélamo

Las calles de Huélamo guardan un silencio celestial, sin apenas tráfico de coches, alejadas de la carretera de la Serranía que discurre a los pies del cerro, a 1.450 m. sobre el nivel del mar.

07.H

Huélamo

Por la calle de Santa Catalina se accede a la acogedora Iglesia Parroquial de la Asunción, que es el centro de la bella foto de postal de este pueblo tan pintoresco.

08.H

Centro de Huélamo

Entre las localidades conquenses de Huete y Uclés, la fortaleza de Huélamo era de gran valor estratégico, siendo la defensa sobre el “Barranco del Judío” en la ruta hacía la turolense Albarracín.

09.H

Planta crasa

Otra de las calles entrañables del municipio es la Calle Real, destacando el edificio del Ayuntamiento. Si se quiere disfrutar de la naturaleza, con apenas conexión a móviles, dejando pasar las horas lentamente, no hay sitio como Huélamo.

10.H

Huélamo

Entre los platos típicos de la población destacan los “Palominos”, originarios del S. XIII, a base de pichón, sin olvidar las chuletas de cordero, la caldereta, las migas o los tradicionales zarajos.

Para acompañar los platos, recomiendo los vinos D. O. Uclés, propios de la provincia de Cuenca. 





Alájar (Huelva)

26 09 2007

Entre la inmensa masa forestal del Parque Natural de la Sierra de Aracena, rodeado de alcornoques, encinas y castaños, el bello pueblo de Alájar sorprende al viajero.

Desde el paraje natural denominado Peña de Arias Montano se divisa el pueblo con sus casas encaladas de tejados rojos, dispuestas en un entramado laberíntico alrededor de la iglesia parroquial de San Marcos del S. XVI.

Vista Alajar

Alájar (Huelva)

En lo alto de la Peña de Arias Montano se sitúa la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles de origen medieval.

Frente a la ermita y presidiendo el mirador se levanta una espadaña con dos garitas.

Alájar

Espadaña de la Peña de Arias Montano

En el Restaurante de la Peña de Arias Montano se puede degustar el jamón ibérico d. o. Jabugo, la manteca “colorá”, la sopa de castañas, la caldereta de cordero, los gurumelos con arroz y patatas y otras delicias de la serranía onubense.