Getaria (Guipúzcoa)

18 02 2019

En la costa vasca se encuentra Getaria, famosa por su Txacoli y por ser la patria chica de Juan Sebastián Elcano , primer marino en dar la vuelta al mundo.


“Ratón de Getaria”

La localidad se sitúa en un tómbolo que enlaza la tierra firme con el Monte de San Antón, que vista desde varios puntos de la costa, su silueta recuerda a la de un ratón.

Monte de San Antón

El Monte de San Antón es actualmente un Parque Natural, siendo una isla hasta el Siglo XVI.

En lo más alto, se levanta el Faro de Getaria, que orienta a los marineros de la villa, entre la frondosidad del bosque.

Faro de Getaria

La villa de Getaria fue fundada entre 1180 y 1194 por el rey Sancho VI de Navarra, por lo que es junto con San Sebastián una de las villas más antiguas de la provincia.

Durante la segunda mitad del siglo XII, el interés por aumentar y dominar los puertos cantábricos era para los reyes navarros cuestión prioritaria.

Getaria

El casco histórico estaba amurallado y torreado, aunque actualmente casi no se conserven estos elementos. Es llamativo y muy conocido un pasadizo que pasa bajo la iglesia de San Salvador y que une la Calle Mayor (Kale Nagusia) con las escaleras que llevan al puerto. Este pasadizo recibe el nombre de “Katrapona” y es un vestigio de las antiguas defensas.

Casas del puerto de Getaria

La Iglesia de San Salvador es gótica y fue declarada Monumento Nacional. La mayor parte de ella fue construida entre el siglo XVI y XVIII y tuvo que sufrir numerosas reparaciones durante el siglo XIX a causa de los daños que sufrió en las Guerras Carlistas.

En ella se celebraron las primeras Juntas Generales de Guipúzcoa en el año 1397. El templo consta de tres naves, divididas en tres tramos cada una. 

Puerto pesquero

Son dignas de visitar las casas góticas de la calle San Roque, así como las casas nobles de los Zarauz, Ibáñez de Olaso y Larrumbide, así como el Museo de Balenciaga, famoso modisto nacido en la localidad.

Viñedos de txacoli de Getaria

En Getaria se cultiva la uva del txacoli o vino “hecho en el caserío”, sobre todo la uva Hondarribi Zubi, que da un vino blanco, con su característico color entre amarillo pálido y pajizo con tonos verdosos, y que tiene un sabor fresco y ligeramente ácido en la boca.

Se cultiva sobre pendientes escarpadas, no siempre en terrazas, donde las vides son guiadas con alambres o “flotan” sobre pilares de tierra. La base del suelo es de arcilla sobre la que se asienta una capa de arenisca. La altitud oscila entre casi el nivel del mar hasta los 100 metros.

Hondarribi Zubi

La gastronomía de Getaria, se basa fundamentalmente en el pescado y el marisco, siendo famosos sus pescados a la brasa, destacando el rodaballo salvaje.

Los vinos blancos con D. O. Getariako Txacolina, acompañan perfectamente a los platos marineros.

Anuncios




Bermeo (Vizcaya)

11 10 2018

Bermeo posee una larga tradición pesquera y, durante siglos, los bermeotarras fueron famosos pescadores balleneros. Incluso a día de hoy la economía en Bermeo está fuertemente basada en la industria pesquera, lo que puede verse en el escudo de la localidad, el cual muestra un barco pescando una ballena.

Puerto de Bermeo

Bermeo se encuentra ubicado en el extremo oeste de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai, una zona protegida caracterizada por la belleza de sus paisajes naturales. La localidad de Mundaka está a tan solo 3 km al este y 8,5 km en la dirección opuesta se encuentra San Juan de Gaztelugatxe, lugar de visita obligada en el País Vasco.

Monumento a los pescadores

Es recomendable un paseo por su empinada parte antigua y, visitando el museo dedicado a las vidas de los arrantzales (pescadores vascos) situado en la Torre Ercilla.

Con el nombre de Badatoz! (ya vienen ! en euskera) encontramos el Monumento a los pescadores.

Torre Ercilla

La Torre Ercilla es una de las 30 torres que defendían Bermeo en la Edad Media y la única torre que queda en pie. Está situada estratégicamente sobre el puerto viejo y fue construida a finales del siglo XV. Es una casa-torre, el hogar de los Ercilla. De este linaje son famosos Fortún García de Ercilla y Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor de La Araucana. 

Puerta de San Juan

En el siglo XIV, época de mayor esplendor de Bermeo, la villa se amuralló para su defensa, contando con siete puertas de las que solo se conserva la de San Juan. 

Casco viejo

La exitosa carrera de la trainera de Urdaibai (en la que compiten habitantes de Elantxobe, Mundaka y Bermeo) o el ballenero Aita Guria forman parte de los espacios que atestiguan que Bermeo fue uno de los puertos más importantes de Euskadi.

Casas del puerto de Bermeo

Fundada en 1236, la villa ostentó el título de “Cabeza de Vizcaya” desde el año 1476 hasta 1602, siendo la principal población del Señorío de Vizcaya.

Es por ello por lo que Bermeo gozó de ciertos privilegios y por lo que gozaba de mayor relevancia frente al resto de villas en las Juntas Generales de Vizcaya. A esto cabe añadirle las juras que los reyes realizaban en la iglesia de Santa Eufemia cada vez que visitaban la provincia.

Paseo del Puerto

El Parque Lamera se encuentra situado al lado del agua, junto al Paseo del Puerto (“Kai Bidea” en euskera) y fue utilizado como zona de anclaje para barcos. Actualmente, se puede visitar un antiguo barco ballenero.

Casco viejo

Las luchas de los banderizos vizcaínos turbaron la vida de Bermeo durante el siglo XV y juntamente con los incendios que había sufrido en siglos anteriores arruinaron Bermeo e hicieron que su población disminuyera continuamente. Por otra parte, la fundación de la villa de Bilbao en el año 1300 contribuyó notablemente a la decadencia de Bermeo.

Más adelante, nuevos incendios, uno de ellos el del año 1504, afectando a toda la villa, asestaron buenos golpes de desdicha y desolación, haciendo peligrar incluso su propia supervivencia.

Iglesia de Santa María de la Asunción

A pesar de los padecimientos sufridos, Bermeo, durante el siglo XVI, mantuvo su prestigio, de lo que dan fe, por ejemplo, la ratificación de las Ordenanzas de la Cofradía de Pescadores el 7 de abril de 1527.

Casas del puerto bermeotarra

La Iglesia de Santa María de la Asunción fue terminada en 1858 por el arquitecto Silvestre Pérez. Sustituyó a la iglesia que se encontraba en ese mismo lugar con anterioridad, conocida como Iglesia de Santa María de la Tala.

La Iglesia de Santa María de la Asunción es uno de los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica en el País Vasco. La forma triangular de su fachada principal así como sus columnas hacen que esta iglesia sea única.

Panorámica del puerto de Bermeo

Frente a la Iglesia de Santa María de la Asunción, se encuentra  el Ayuntamiento, construido en 1732 en estilo neoclásico. El tercer piso fue añadido al edificio en 1928, siendo éste en estilo ecléctico, una mezcla de monumentalismo barroco y arquitectura rústica vasca.

Otro elemento a destacar del edificio es su interesante reloj solar situado en la esquina que une las fachadas este y sur.

Puerto Viejo

Entre los platos típicos de la gastronomía local destacan el cogote de merluza a la brasa, el bacalao a la vizcaína, la ventresca de bonito o marmitako.

Los vinos D. O. Bizkaiko Txacolina son ideales para estos platos típicos marineros de Bermeo.





Hondarribia (Guipúzcoa)

15 09 2018

Hondarribia está ubicada en la orilla oeste de la Bahía de Txingudi, formada por la desembocadura del río Bidasoa en el Cantábrico, y prolonga la frontera internacional entre España y Francia.

Apezpiku Plaza

Dentro del recinto amurallado de Hondarribia se encuentra el Casco Viejo. La Puerta de Santa María era la principal entrada a la localidad, dando acceso a la Calle Mayor (Kale Nagusia) que termina en la Plaza de Armas.

Plaza de Armas

En la Plaza de Armas encontramos el Castillo de Carlos V, actualmente Parador Nacional de Turismo. Antes en la calle Mayor podemos admirar dos edificios barrocos, el Palacio Zuloaga y la Casa Casadevante.

Castillo de Carlos V

Cerca de la Casa de Casadevante encontramos la Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano. El edificio comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XV, el 27 de julio de 1474.

El periodo de construcción del edificio coincidirá con un periodo muy convulso política y militarmente, ya que se estará gestando la conquista del Reino de Navarra por parte del de Castilla. Este hecho, afectara sobremanera a la construcción del edificio; además de un parón en las obras debido a que la altura del crucero obstaculizaba las labores militares del castillo.

Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano

El establecimiento del ejército inglés en la zona para presionar al Reino de Navarra, a principios del XVI y la toma de Hondarribia por el ejército navarro en 1522 agudizarán la ralentización de la construcción.

El edificio inicial será consagrado por el Obispo de Bayona P. Joanes de Gauna en el año 1549, considerándose finalizada la primera fase de la construcción para dicho año.

Puerta de Santa María

La iglesia comenzó a construirse por el ábside, avanzando posteriormente con la construcción de la nave central hacia el oeste y culminando con las naves y fachadas laterales. Cabe mencionar la existencia, anterior a la construcción del templo, de una casa torre situada al sur del edificio, que quedara integrada en la fábrica de la iglesia, llegando incluso a invadir la nave lateral sur del tramo de los pies de la iglesia.

Plaza Gipuzkoa

Custodiando la entrada de la Puerta de Santa María, encontramos la escultura del “Hatxero”, que representa al soldado que trabajaba en las fortificaciones.

Puerta de la Plaza Gipuzkoa

Otra de las calles más bonitas  es la de San Nicolás, plagada de  hermosas y coloridas casas entre las que destaca la Casa Mugarretenea del siglo XVI.

Barrio de La Marina

Junto a la orilla del río Bidasoa en su desembocadura, se encuentra el afamado Barrio de La Marina, con sus coloridas casas y templo de la mejor gastronomía vasca, en sus múltiples bares y restaurantes, a lo largo de la calle San Pedro.

Barrio de La Marina

La arquitectura popular de La Marina se caracteriza por las casas típicas vascas con contraventanas, muchísimas flores y con balcones pintados de colores que se asemejan mucho a los utilizados para pintar barcos.

Barrio de La Marina

Entre los platos típicos a degustar figuran las cocochas de bacalao, el bacalao al pil pil, la merluza a la koskera,  o el pastel de cabracho, además del marisco de la bahía.

Para acompañar los platos, el vono local, el Txacolí de Hondarribia.