Tarazona (Zaragoza)

17 06 2022

Tarazona, a los pies del Moncayo, ha sido frontera histórica entre los reinos de Castilla, Navarra y Aragón, en el paso natural entre la Meseta y el Valle del Ebro.

Catedral de Tarazona

En el escudo de la ciudad se lee la leyenda mitológica de la fundación de Tarazona que atribuye la edificación de la misma a Tubalcaín, y la reedificación a Hércules.

El río Queiles a su paso por Tarazona

Tarazona recibió el nombre de Turiaso en época romana, acuñando su propia moneda. En el siglo VI surge como una de las fortalezas visigodas más importantes conocida como Tirasona. 

Plaza de Toros Vieja

La diócesis de Tarazona está documentada desde el año 449, cuando el obispo León fue asesinado por las tropas bagaudas, siendo una de las más antiguas de España. 

Ocupada por los musulmanes en torno al año 714, la ciudad crece notablemente, mientras los judíos se instalan en la parte baja de la villa.

Catedral de Tarazona

La ciudad fue reconquistada en 1119 por el rey Alfonso I de Aragón «el Batallador». En 1170 se celebró en la iglesia de San Miguel la boda entre Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Inglaterra.  

Claustro mudéjar de la Catedral

El 6 de febrero de 1221 el rey Jaime I «el Conquistador», se casó en la vecina ciudad soriana de Ágreda con Leonor de Castilla a la edad de trece años. Tras el enlace, la comitiva nupcial se trasladó a Tarazona para que el rey fuese armado caballero en la Catedral y él mismo se ciñó la espada. 

Casas Colgadas de Tarazona

En la Guerra de los Dos Pedros, la ciudad fue ocupada por las tropas castellanas durante nueve años y sufrió enormes daños, recuperando los aragoneses la ciudad en 1366.

Iglesia de Santa María Magdalena

En 1483 y 1495 se celebraron Cortes en Tarazona con la presencia de los Reyes Católicos. La expulsión de los moriscos (1609-1610) supuso una importante pérdida para Tarazona.

Casa Consistorial

En la Guerra de Sucesión, Tarazona apoyó al que sería el futuro monarca, Felipe V, quien en 1707 recompensó su fidelidad con los títulos de «Fidelísima y vencedora ciudad» y la flor de lis borbónica del escudo.

Púlpito de la Catedral

Entre 1808 y 1813 fue ocupada por los franceses durante la Guerra de la Independencia, resurgiendo tras la contienda con la industria textil y posteriormente por la producción de fósforos.

Plaza de Toros Vieja

La Plaza de Toros Vieja fue construida con planta octogonal entre 1790 y 1792 en el antiguo prado de la ciudad, siendo un edificio de 32 viviendas cuyos dueños alquilaban los balcones cuando había festejos. 

Catedral de Tarazona

La Catedral de Nuestra Señora de la Huerta, de planta gótica, es una de las primeras catedrales edificadas en este estilo en España y es el mejor ejemplo de arquitectura gótica en Aragón, sin embargo, el claustro y el exterior del cimborrio son mudéjares.

Iglesia de Santa Maria Magdalena

La iglesia de Santa Maria Magdalena, en el barrio del Cinto, se caracteriza por su esbelta torre de estilo románico-mudéjar. Es el templo más antiguo conservado en la ciudad, ya que su cabecera sillar con tres ábsides, de estilo tardo-románico, data de fines del siglo XII.

Catedral de Tarazona

El Palacio Episcopal renacentista, fue construido sobre unos conglomerados que se alzan con gran altura sobre el Queiles, siendo en origen la antigua zuda musulmana.

Torre mudéjar de la Catedral

Las Casas Colgadas son un conjunto de viviendas que fue edificado aprovechando el adarve de la muralla del barrio del Cinto. Mientras el acceso a las casas se encuentra en la calle del Conde, sus fachadas posteriores quedan voladas sobre la Judería mediante saledizos. 

Puerta renacentista de la Catedral

La gastronomía de Tarazona destaca por las verduras de la Vega del Queiles, especialmente la borraja, el cardo y la achicoria, el ternasco de Aragón, las migas con uvas, los caracoles o el «rancho», cuya base es la carne de conejo, patatas y verduras de temporada.

Los vinos con D. O. Campo de Borja, especialmente los de la variedad Garnacha maridan con los platos locales de Tarazona.





Cariñena (Zaragoza)

15 02 2013

Sin lugar a dudas, la localidad zaragozana de Cariñena es conocida por sus vinos elaborados fundamentalmente a partir de la uva garnacha.

En la base de la Sierra de Algairén se encuentra Cariñena, de esplendor pasado que fue arrasada en el S. XIV en la Guerra de los Pedros, siendo Pedro I el Cruel quien destruyó la población.

01.cariñena

Viñedos de Cariñena

No obstante, la villa todavía conserva parte de su legado histórico, destacando por encima del caserío la silueta de la torre campanario de la Iglesia de Nª Sra. de la Asunción.

La antigua colegiata fue destruida en 1363 por las tropas castellanas, y sobre sus ruinas se levanto el templo barroco en el S. XVII. La planta es basilical con tres naves y ocho capillas entre los contrafuertes.

02.Cariñena

Iglesia de Nª Sra. de la Asunción

Adosada a la iglesia encontramos la torre campanario de estilo gótico levantino, edificada en el S. XIV, de planta octogonal y escalera de caracol en su interior.

03.Cariñena

Torre campanario

De las murallas de la villa sólo se conserva el Torreón de las Monjas, de planta rectangular rematado por una estructura octogonal.

04.Cariñena

Plaza de la Iglesia

En el centro de la población encontramos el edificio del Ayuntamiento de estilo renacentista, y frente a él la Fuente de la Mora por donde emana vino durante las fiestas patronales.

El Ayuntamiento fue construido en el S. XVI y preside la Plaza Mayor. El primer cuerpo apoya sobre columnas toscanas con arcos de medio punto. Sobre él una galería duplica el número de vanos, mientras un alero artesano remata la estructura. Más arriba encontramos una típica galería aragonesa.

05.cariñena

Ayuntamiento

La Fuente de la Mora tiene una estructura circular decorada con patos. En el centro una escultura femenina porta frutos y flores en su cabeza. La Fiesta de la Vendimia de Cariñena data de 1585, cuando Felipe II visitó la villa.

Entre viñedos encontramos la Ermita de la Virgen de la Laguna, de estilo barroco e influencia mudéjar, aunque se comenzó a construir en el S. XV.

06.Cariñena

Fuente de la Mora

En los aledaños de la Iglesia de Nª Sra. de la Asunción encontramos el Restaurante La Rebotica, donde el viajero puede degustar desde una fritada aragonesa con migas de bonito hasta un tronco de ternasco con arándanos, pasando por unas carrilleras.

07.Cariñena

Restaurante La Rebotica

Para acompañar los contundentes platos aragoneses, son apropiados los vinos con D.O. Cariñena hacen un maridaje perfecto, con la garnacha como principal protagonista.





Daroca (Zaragoza)

22 09 2011

Al sur de la capital de Aragón, camino de Sagunto, se encuentra la ciudad de Daroca, fuertemente protegida por sus murallas construidas entre los siglos XIII y XVI que encierran una de las villas más monumentales de Zaragoza.

Puerta Baja

Entre las numerosa puertas de las murallas destaca la Puerta Baja o Fondonera que se construyó en 1452, y está formada por dos grandes torreones cuadrangulares y un arco de entrada con bóveda estrellada. Un escudo de Carlos V preside la fachada de la puerta.

Muralla de Daroca

En plena Edad Media el perímetro de las murallas era de 4 Km. estando compuestas por argamasa mezclada con ladrillos y piedras, siendo reforzada por contrafuertes y torreones.

Puerta Alta

La Puerta Alta está construida en piedra sillar y un arco apuntado da acceso al interior del casco histórico, siendo reformada en el S. XVII.

Portal de Valencia 

El Portal de Valencia esta situado al sur de la Puerta Baja, protegido por dos torreones laterales, datándose su construcción en el S. XV. El Castillo Mayor alberga los restos del palacio musulmán del S. IX.

Colegio de Escolapios

Tras traspasar la Puerta Alta nos encontramos el Colegio de Escolapios ubicado en el antiguo convento fundado en 1731, destacando la amplia fachada de piedra de sillar. Un poco más adelante nos encontramos el Almudí o Casa de los Soportales, frente al cual nos encontramos con la Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales.

Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

La Iglesia Colegial de Santa María es de estilo gótico aunque su primitiva planta es románica, construida sobre la Mezquita Mayor de Daroca. Su cabecera se corresponde con la Capilla de los Corporales, mientras que en el lado opuesto se levanta la bella Puerta del Perdón, del S. XIV, con su tímpano anunciando el Apocalipsis.

Puerta del Perdón

La Iglesia de San Juan comenzo a construirse en el S. XII, siendo la base del ábside de piedra sillar, siendo terminada en ladrillo en epoca mudéjar. El templo de una sola nave fue terminado en el S.XV.

Ábside de la Iglesia de San Juan

La Iglesia de San Miguel está formada por tres naves, siendo construida fundamentamente en los S. XII y XIII. La portada destaca por sus cinco arquivoltas decoradas con motivos ajedrezados y en diente de sierra.

Portada de San Miguel

En su interior destaca el mural de la Coronación de la Virgen, mientras que el ábside tiene un aspecto muy esbelto con sus triples columnas adosadas con capiteles adornados con motivos vegetales, enlazados por un friso de arquillos ciegos de influencia árabe. 

Ábside de San Miguel

El Hospital de Santo Domingo, de finales del S. XV, es de estilo gótico, destacando sus ventanas ajimezadas del segundo piso, con doble arco de medio punto.

Hospital de Santo Domingo

Anexo al Hospital se levanta la Iglesia de Santo Domingo, donde destaca la torre mudéjar construida entre los Siglos XIII y XIV. El ábside es poligonal reforzado por contrafuertes, en una transición del románico al gótico.

Ábside y Torre mudéjar de la Iglesia de Santo Domingo 

Junto a la Puerta Baja, extramuros, se encuentra la Fuente de los Veinte Caños, de 1639, de estilo manierista. 

Fuente de los Veinte Caños

Tras realizar la Ruta Monumental, nada mejor como degustar las hortalizas del Valle del Jiloca, como las judías con oreja o las borrajas, para seguir con el ternasco de Aragón. De postre, podemos tomar las almojábanas y «la trenza de la mora». 

Tal degustación gastronómica debe acompañarse de los caldos de la vecina Cariñena, con su D.O. Cariñena.