Cañete (Cuenca)

24 06 2008

Entre la ciudad de Cuenca y las tierras valencianas del Rincón de Ademuz se encuentra la villa medieval de Cañete a los pies de su castillo musulmán, estando rodeada de murallas. En ella nació D. Álvaro de Luna, Condestable de Castilla y valido del Juan II de Castilla.

La población se adapta a la topografía en un laberinto de calles estrechas, pasadizos y plazuelas, destacando en el centro de la población la Plaza Mayor y el Arco de la Sinagoga. La arquitectura popular se caracteriza por el empleo de madera y piedra, siendo característico el entramado de los pisos superiores.

Casa típica serrana de Cañete

 En la Plaza Mayor encontramos la estatua de D. Álvaro de Luna y en ella recaen el Ayuntamiento y la Iglesia de San Julián del S. XVII.

Plaza Mayor

Adosada a las murallas se encuentra, en el sureste de la villa, la Iglesia de Santiago iniciada en los S. XII – XIII. Es la única parroquia medieval que se conserva tras la desaparición de las iglesias de Santa María y San Andrés.

Iglesia de Santiago

El Castillo de Cañete se levanta en un cerro sobre la villa a una altitud de 1.170 metros, siendo un ejemplar típico de castillo roquero. Sus dimensiones son colosales con más de 200 metros de longitud y 20 metros de anchura. El Castillo es de orígen islámico y se corresponde con la tipología de Alcazaba. En el S. XV, bajo los Hurtado de Mendoza, se reforzaron los muros y se abrieron troneras. Posteriormente sufrió modificaciones con las Guerras Carlistas.

Las murallas de Cañete datan del S. X, momento del apogeo del Califato de Córdoba. Parten del castillo bajando por el abrupto cerro de Cañete y rodean a la población. Su trazado en línea quebrada es característico e inusual en el mundo islámico. Al parecer se construyó bajo el dominio de Abderramán III al-Nasir tras sofocar las revueltas de los bereberes acaudillados por Banu Zennum.

Muralla de Cañete

 Cuenta con varias puertas de acceso a la villa destacando la Puerta de Las Eras (con magnífico arco en herradura), la Puerta de San Bartolomé, la Puerta del Rey y la Puerta de la Virgen, adosada a la ermita de la Virgen de la Zarza.

Puerta de la Virgen

Bajo las murallas del casco histórico encontramos un bello paraje natural denominado El Postigo cruzado por el río Tinte o río de la Virgen, afluente del río Mayor. Entre la frondosidad de sus árboles destaca la Cascada del Pozo de la Horca.

Cascada del Pozo de la Horca

La serranía de Cuenca circundante invita al senderismo por múltitud de rutas en los alrededores de Cañete.

En el Restaurante La Muralla se degusta la cocina autóctona conquense con las ricas carnes, el morteruelo, el ajo arriero o los zarajos, acompañados por los vinos de la tierra con D. O. Castilla La Mancha (Más información en la sección El Buen Yantar de este blog).

A principios del mes de agosto se celebran las Jornadas Medievales de la villa de Cañete con “La Alvarada” donde se recrea el ambiente medieval en el marco incomparable de su castillo y sus murallas.

Anuncios




Salas (Asturias)

4 06 2008

La Villa y el Concejo de Salas son la “Puerta del Occidente Asturiano”, conociéndose mucho menos que la zona oriental astur con los Picos de Europa. La villa medieval de Salas está situada en la vega del Narcea en su confluencia con el Nonaya.

Durante la dominación romana Salas tuvo numerosas explotaciones auríferas y fruto de ello surgió la villa romana de Doriga. Las primeras referencias documentadas de Salas corresponden a la edad media con una donación del príncipe Gonzalo al Obispado ovetense en el año 896, en la que se incluye la iglesia de San Martín.

Torre de los Valdés o Castillo de Salas

En el año 1024 la infanta Cristina, hija de Bermudo II, otorga la carta fundacional del Monasterio de San Salvador de Cornellana siendo concedido en al año 1122 a la Orden de Cluny por el conde Suero Bermúdez y su esposa Enderquina. Del periodo románico conserva la Puerta de la Osa, algunos arcos del claustro, la torre y el ábside de la iglesia. La fachada y el claustro actual son de estilo barroco.

 Monasterio de San Salvador de Cornellana

En el año 1277 Salas consigue la carta puebla por obra de Alfonso X y la población aumenta alrededor del castillo donado por Doña Urraca al conde Suero en 1120. Del poder feudal se conserva el Castillo de Salas o Torre de los Valdés, el Palacio de Doriga y la Torre del Coto de Soto de los Infantes.

La iglesia de San Martín fue fundada en el S. X y presenta elementos prerrománicos que se encuentran alojadas en el actual Museo del Prerrománico en la torre anexa del palacio de Valdés Salas.

Miradores típicos de la arquitectura popular

En el S. XVIII la población crece hacia el norte, edificándose viviendas de uno o dos pisos apaisadas con galerías acristaladas y balcones.

En el centro de la villa se encuentra la Colegiata de Santa María la Mayor, de la primera mitad del S. XVI. El monumento más representativo de la colegiata es el mausoleo en alabastro de Fernando Valdés Salas (Inquisidor general y fundador de la Universidad de Oviedo) realizado entre 1576 y 1582 por el escultor italiano Pompeyo Leoni.

Colegiata de Santa María la Mayor de Salas

En Doriga se encuentra la iglesia de Santa Eulalia consagrada por el obispo Pelayo en 1121 y en Godán la iglesia de San Juan Bautista de idéntico origen románico.

A la hora de descansar recomiendo el hotel Castillo Valdés Salas con su mágico encanto medieval. Dentro de la gastronomía local destacan platos como el pote de berzas, la fabada, la menestra, la carne asada o las truchas y salmones del Narcea.

Uno de los quesos típicos del Concejo es el de “afuega’l pitu” que se puede acompañar de vino de la Tierra de Cangas, el único vino de Asturias, y que se cultiva en una pequeña zona del suroeste asturiano.